martes, 18 de agosto de 2015

Miguel MARQUÉS CANO (1914 – 1963) España

MIGUEL MARQUÉS CANO – NOVEDADES VIEJAS



230515

amigos,

   Miguel Marqués Cano fue un piloto aficionado de motonáutica cuya muerte ocasionó general pesadumbre entre quienes le conocían.

hastaluego



Miguel  MARQUÉS  CANO   (1914 – 1963)          España     280597 actualizado 90615

para Eugenio López Santos


“Son como hitos en el curso de cada año.
Esperábamos primero Candelas
y cómo habíamos de ir con la velita rizada a misa,
después Carnavales con su estallido de grosería
bajo el lento orvallo y sobre el fango,
después Semana Santa con sus procesiones,
luego el Dos de Mayo, el Corpus luego,
la noche de San Juan con sus hogueras,
después el veraneo y las corridas,
luego la visita al cementerio por Difuntos,
las Navidades luego,  gabón,
y la Noche Vieja,  gabonzar,
y luego el primero de año
y el día de Reyes con sus aguinaldos.
Y de nuevo Candelas,
y así todos los años con sus novedades viejas.”

Miguel de Unamuno (1864-1936):
“Recuerdos de Niñez y de Mocedad” (1908)


   Piloto de motonáutica que murió el jueves 1 de Agosto de 1963, entrenando para el Gran Premio Motonáutico de La Coruña, en el que iba a participar en las mangas correspondientes al campeonato de España de la clase Sport DU. Tenía 49 años.

En la revista “·Velocidad”, la noticia de la muerte de MARQUÉS CANO se daba en primera página.
En un recordatorio del suceso en 1971 calificaban al piloto como  “inolvidable y gran corredor”
(portada del semanario “Velocidad” de 10 de Agosto de 1963)

   Nacido en 1914 y residente en Málaga, Miguel Marqués Cano era farmacéutico de profesión, además de un gran aficionado a la motonáutica, socio fundador del Real Club Mediterráneo de Málaga.

   Compitió en categoría Sport, clase CU y, posteriormente, DU. Sus embarcaciones las hizo construir en los Astilleros Heyba de Málaga, a los que presentó sus propios diseños. Según uno de sus cinco hijos, andaba constantemente manipulando su “zapatilla” para lograr más velocidad, más potencia en el motor de 700 cm3, incluso filtrando y purificando la gasolina que iba a utilizar.



No tenemos fotografías de MARQUÉS CANO al volante de su Sport DU.
Estas corresponden, respectivamente, a los campeonatos de España de clase ET y EU sobre el Pantano de San Juan (Madrid) en Junio de 1965,
al campeonato de España en clase DU, disputado en Agosto de 1965 en La Coruña,
y a los campeonatos de Europa de clase EU, dos semanas más tarde en San Feliú de Guixols (Costa Brava)
(en “Velocidad”; la última foto es de Jaime Alguersuari junior)

   Aquellas pequeñas embarcaciones de competición de fondo plano, como la de Marqués Cano, las manejaba el piloto arrodillado, con la mano derecha empuñando el volante del timón y la izquierda regulando el acelerador. Era una posición incómoda, que exigía una buena forma física del piloto. A pesar de haberse iniciado tardíamente (en la segunda mitad de los ’50), Marqués ganó su clase en la primera carrera motonáutica que se disputó sobre el Lago de la Casa de Campo de Madrid, siendo 2º en aquella ocasión su colega Eugenio López Santos (quien sería en lo sucesivo múltiple campeón y subcampeón de España).

Eugenio López Santos, recibiendo el trofeo de campeón de España 1967 en categoría Sport DU
(archivo López Santos)

   Marqués Cano se había desplazado a La Coruña con su esposa Charo de Torres y acompañado por López Santos, a quien se debe la siguiente descripción del accidente. La tarde del 1 de Agosto se hallaban entrenando el recorrido, pero sobre las 18:30 horas Marqués abandonó la trazada porque quería comprobar la velocidad punta en aguas tranquilas. En ese momento, una fragata de la Armada que acababa de recalar estaba realizando las maniobras de atraque, lanzando una gruesa codera para amarrar el buque, con tan mala fortuna que por centímetros interceptó la trayectoria de Marqués, que resultó golpeado en el rostro y lanzado al agua. Se había desnucado y murió en el acto. Su cuerpo fue rescatado y transportado en una lancha de la fragata a la Casa de Socorro de Cuatro Caminos, donde se certificó su fallecimiento.

   Naturalmente, López Santos renunció a la competición en señal de duelo y para confortar a Charo, acompañándola de regreso a Málaga después de testificar ante el juez de guardia. Según recuerda, miles de personas acogieron a la viuda en el aeropuerto de Málaga.

   Marqués Cano fue proclamado campeón de España de su categoría a título póstumo, como Fritz Hillebrand seis años antes, Jochen Rindt siete años más tarde o Nasif Estéfano en 1973

Miguel MARQUÉS CANO (1914–1963)


Velocidad: 10 de Agosto de 1963, pg. 1; 10 de Abril de 1971, pg. 4
Eugenio López Santos (220509)
Miguel Marqués de Torres (171109)


No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada