martes, 18 de agosto de 2015

Ernst LOOF (1907 – 1956) Alemania

ERNST LOOF  HACIA DELANTE



150307

amigos,

   este año es el centenario del nacimiento de Ernst Loof, otro ingeniero-piloto que se distinguió como motociclista y que construyó los más efectivos autos de carreras de la inmediata postguerra en Alemania.

hastaluego



Ernst  LOOF   (1907 – 1956)       Alemania            271197 actualizado 180815


"All goes onward and outward, nothing collapses,
And to die is different from what any one supposed, and luckier."

["Todo marcha hacia delante y hacia afuera, nada se desploma,
Y morir es diferente de lo que cualquiera supone, y más afortunado."

Walt Whitman (1819-1892)


   Ingeniero y piloto motociclista y automovilista que llegó a participar en un Grand Prix de fórmula l. Se trataba del de Alemania 1953, en el que se inscribió con uno de sus Veritas Meteor RS6. Nacido el 4 de Julio de 1907 en Neindorf (Wolfsburg), Ernst Loof murió a consecuencia de un tumor cerebral tres años más tarde de su única experiencia en el campeonato del mundo de pilotos FIA: el sábado 3 de Marzo de 1956 en Bonn, sin llegar a cumplir 49 años.

Ernst LOOF
(archivo Gabriel A. Engels)

   Era un ingeniero enriquecido por la experiencia de la competición cuando fue contratado por la BMW a finales de los ’30. En efecto, se había revelado como un excelente piloto con las motocicletas Imperia de motor JAP, MAG, Bark o Rudge Python, descollando entre sus compañeros de escudería Otto Kohfink, A. F. Dom (también diseñador), Gerd In Der Elst, Sebastian Roth o Wilhelm Schminke.

   Campeón de Alemania en 1931, Loof también hizo apariciones internacionales. Al vencer en la clase 350 cm3 del primer Tourist Trophy español, disputado sobre el circuito de Castrejana en 1932, 153,85 Km a 83,012 Km/h (con vuelta más rápida a 87,634 Km/h) y ante Nazzaro, Fernihough, Naudon y Ernesto Vidal, su estilo de corredor desató los elogios de un cronista de la villa de Bilbao, K-Toño Frade, para quien el  “colosal”  Loof  “hizo una carrera verdaderamente admirable.”  En la clase 500 cm3 también participó Loof, pero el podium lo conformaron Graham Walker, Fernando Arana y Joaquín Vidal.







El circuito de Castrejana (Basurto/Zorroza/Castrejana/Basurto), sobre el que LOOF realizó una demostración de su clase en el I Tourist Trophy Motociclista Español de 1932.
La línea de salida y meta se hallaba en Basurto, ante el modélico Santo Hospital Civil de Bilbao, construído entre 1898 y 1908 por el arquitecto Enrique Epalza con un costo de seis millones de pesetas, y cuya proximidad tranquilizaría a los corredores.
Este hospital civil venía a sustituir al de Achuri, un edificio del siglo XV destinado desde 1661 a hospital de beneficencia, reformado en 1831 y que tenía por lema en el frontispicio:
“Enfermos que gemís en la indigencia,
aquí hallaréis solícita asistencia.”
(archivos RPMV, Otero,
http://servicios.elcorreo.com/aniversario/hospital-basurto/historia.html,
file:///C:/Documents%20and%20Settings/Admin/Mis%20documentos/Downloads/pag08.pdf,
http://www.actasanitaria.com/el-hospital-universitario-de-basurto-cumple-105-anos/
y archivo Mikel Iturralde, en “El Correo”)







Programas y reglamentos de esta carrera, dentro de la Gran Quincena Motorista Internacional, del 14 al 31 de Agosto de 1932 (coincidiendo con la Semana Grande de Bilbao, en la que, por desgracia, ya no se celebran carreras del motor).
Este meeting comprendía asimismo la III Carrera Internacional Cuesta del Cristo (subida de 1,5 Km que partía del Ayuntamiento y llegaba hasta la basílica de Begoña, de la que vemos el plano y en la que LOOF no participó), una exposición del motor y pruebas de motonáutica, todas organizadas por la Peña Motorista Vizcaya.
La victoria de LOOF en la clase 350 cm3 del I Tourist Trophy Español le valieron elogios en la prensa local y nacional
(archivos RPMV –con un cartel de Pisarín–, Iván Montes Gálvez y RFME en el “Libro de Oro del Motociclismo Español”)

   Cabalgando sus Imperia, el año siguiente Loof fue 2º en el II Tourist Trophy Internacional Español 1933 de clase 500 cm3, que ganó Jimmy Guthrie. En 350 cm3 también había ganado Guthrie, mientras que Loof se vio obligado a abandonar en la 9ª vuelta.




LOOF fue 2º de la clase 500 cm3 en el II Tourist Trophy Español 1933 (medallón nº IV), tras el ganador Jimmy Guthrie (nº III).
En el medallón nº V vemos a Ernesto Vidal, que destacó con su Norton.
Y en la última fotografía vemos a los Vidal, hijo y padre: Joaquín (que se retiró en la manga de 500 cm3) y Ernesto, que fue el mejor piloto nacional (2º en 350 cm3 y 3º en 500 cm3), proclamándose campeón de España de 500 cm3.
Posteriormente, el 4 de Septiembre, Ernst LOOF fue 2º en la Subida a Castrejana 1933 en 350 cm3 (tras Aranda y ante Sandri) y la ganó en 500 cm3 (ante Aranda, Bejarano, Black, Palacios, Arteche y Gutiérrez), cubriendo los 1.800 metros en 1 mn 10,0 s, a 92,57 Km/h
(cartel de E. González, litografía Álvarez,
y fotos de Gil del Espinar, Amado y Sport, en “La Vanguardia”, archivo Iván Montes Gálvez)

   Loof volvió a triunfar en NürburgRing 1933 (categoría 350 cm3) y 1934 (sides). Entre 1930 y 1938 conquistaría 8 campeonatos nacionales. En 1935 había realizado un intento de ingreso en la Auto Union; y después de la II Guerra Mundial, junto al ingeniero Lorenz Dietrich, el ex piloto de BMW y Auto Union Georg  Schorsch  Meier y otros antiguos empleados de la BMW, Ernst Loof fundó la marca Veritas (1946-1953), radicada sucesivamente en Messkirsch, Rastatt y NürburgRing, para producir deportivos basados en el bastidor y el motor del modelo BMW 328 Brescia de 1940.


LOOF había adquirido el BMW 328 Coupé Kamm de 1940, utilizándolo como vehículo personal. Este modelo único le sirvió de base para su industria de postguerra. ConLurani/Cortese y el dorsal nº 73, el Coupé Kamm había participado en la Mille Miglia 1940, mostrándose muy rápido al principio; pero padeció fallos de alimentación y tuvo que retirarse. Sin embargo, los otros cuatro BMW 328 especiales que disputaban la prueba rutera dominaron la larga carrera.
Los socios de la Veritas, Schorsch Meyer, Lorenz Dietrich y Ernst LOOF, se muestran optimistas en Hausen 1948
(de www.netcarshow.com/bmw/1940-328_kamm_coupe/
y http://www.prova.de, vía Karino)

   Además del BMW de carrera larga (6 cilindros, 66 mm x 96 mm, 1.971 cm3, 80 HP a 4.500 R/mn), los Veritas llevaron también motores Heinkel (6 cilindros, 1.899 cm3, 100 HP) o Panhard Dyna (tracción delantera, 2 cilindros opuestos, 744 cm3, 45 HP) para animar los cabriolets, coupés y roadsters deportivos Skorpion, Saturn y Komet. El Komet S de carreras tenía la potencia subida a 150 HP –eso se dijo, aunque es dudoso con aquellas gasolinas de bajo octanaje, si bien era verosímil utilizando alcohol como carburante–. Karl Kling (1910-2003) conquistó el campeonato alemán 1947 para sports de menos de 2,0 litros con su Veritas.




Diversos Veritas 1950 de calle: coupé (Saturn), cabriolet (Skorpion)  y roadster.
La versión familiar era el Comet, siempre con el 6 cilindros de 2,0 litros, siete apoyos y unos 100 HP. También se presentó una versión más barata, con motor 1,5 l de origen BMW.
(de la Enciclopedia Burgess Wise, la Enciclopedia Georgano y www.totalcar.hu, vía Karino)

   En 1948 apareció un monoplaza Veritas Meteor de fórmula II (fórmula B entonces), con el viejo motor BMW convertido en cuadrado y muy reformado por Loof (75 mm x 75 mm, 1.988 cm3, 125 HP al principio, 140 HP a 6.500 R/mn más tarde, con 3 Solex y metanol), con el que Georg Meier ganó en Hockenheim, Köln y SchottenRing. En 1949 sería el turno de Toni Ulmen, quien se apuntó no menos de 7 victorias en Alemania Occidental. En el Salón de París de 1950 se vio otro monoplaza Veritas con eje trasero DeDion en vez de la suspensión independiente. Ulmen conquistó para la marca el título nacional de fórmula II 1950 y Karl Kling ganó la SolitudeRennen y la GrenzlandRingRennen de esa temporada.


Los Veritas-BMW 2,0 litros de sport suscitaban la admiración de la infancia en aquella Alemania empobrecida de la postguerra
(de la Enciclopedia del Auto y archivo Erwin Tragatsch)

Este Veritas sport 1950 nº 55 lo conduce Karl Kling
(archivo Erwin Tragatsch)

   Tanto para las pruebas de sport como para los Grands Prix corridos en fórmula II, los pilotos de Veritas fueron, además de  Meier, Kling y Ulmen, Kurt Adolff, Erwin Bauer, Eugène Chaboud, Émil Cornet, Helm Glöckler, J. Hackenberger, Willi Heeks, Theo Helfrich, Hans Herrmann, P. Hirt, Oswald Karch, Hans Klenk, Hermann Lang, Arthur Legat, Roger Loyer, Marcel Masuy, H. Niedermayr, Peters, Paul Pietsch, Fritz Riess, Ralph Roese, Hans Schuler, Wolfgang Seidel, Ernst Troeltsch y Wagner. El propio Loof no se prodigaba, aunque, indudablemente, era su primer piloto de pruebas.

El Veritas fue, seguramente, el mejor de los deportivos alemanes de postguerra basados en el BMW de preguerra, el que más éxitos logró. Tuvo que competir con otros  specials alemanes y franceses con motor BMW (Greifzu, Jicey, Monnier, R. G. Special o Reif), con el Orley Special (una variante del Veritas debida a Adolf Brudes) y con el Heck de motor trasero, y lo hizo con superioridad. Más tarde vendrían los Denzel y Porsche, derivados del VolksWagen, aunque eso es otra historia.
Aquí se ven varios Veritas llenando las primeras filas de parrilla en una prueba de sport
(de http://www.prova.de, vía Karino)

Paul Pietsch se presentó en el International Trophy de Silverstone 1952 con este Veritas fórmula II nº 38
(archivo Guy Griffiths, publicada por Mike Lawrence)

Y Arthur Legat también disputó el Grand Prix de Bélgica 1952 con un Veritas de dorsal nº 38
(archivo Gérard Crombac)

   Seguro que también Hans Stuck debió llevar alguno en alguna ocasión (aunque él tenía su propio deportivo derivado del BMW: el AFM –en cuya creación también intervino Loof–); y, como hemos visto, el propio Ernst Loof se presentó en la salida del Grand Prix de Alemania 1953 (31º de 34 en la parrilla con el nº 30) junto a otros cinco Veritas RS6; pero sólo tres consiguieron acabar, muy lejos tras el vencedor (Farina, con Ferrari), en los puestos 9º (Hans Herrmann, nº 31), 12º (Theo Helfrich, nº 24) y 16º (Wolfgang Seidel, nº 22). A Loof le falló la bomba de gasolina en la primera vuelta, a Willi Heeks, la transmisión en la 9ª, y a Oswald Karch, el motor en la 11ª. (El Heck-BMW de Ernst Klodwig se clasificó 15º.) Sin embargo, en la AVUSRennen que ganó Jacques Swaters con un Ferrari 500 los Veritas de Hans Klenk, Theo Helfrich y Hans Herrmann entraron 2º, 3º y 4º –pero se trataba de una prueba de segunda categoría–.


El Veritas fórmula II llevaba el mismo 6 cillindos BMW de 1.988 cm3 SOHC que, alimentado por 3 Solex, entregaba quizá hasta 147 HP, con lo que alcanzaba 230 Km/h.
En el último Veritas de sport de 1952 (en la foto, nº 6 pilotado por Niedermayr) se probó una versión del mismo motor 2,0 litros de origen BMW con DOHC, pero la empresa desapareció antes de que estuviera a punto
(archivo Erwin Tragatsch)

   Desgraciadamente, el final de la aventura Veritas se hallaba tan cercano como el de su creador, porque, a pesar del éxito a escala nacional, Loof se vio obligado a cerrar su fábrica en 1953, volviendo como ingeniero a la BMW, donde diseñó este roadster en 1954:



Otro roadster Veritas posterior, de 1954, más agraciado y mejor acabado, con el parabrisas curvo panorámico. LOOF ya había vuelto a la BMW, pero el auto lleva el escudo de la Veritas y sería el prototipo del BMW 507.
Se aprecian ligeras variantes en el ejemplar de las fotos, aunque tiene la misma matrícula
(archivos "Coches Clásicos", http://autohistory.blog.hu/2008/10/05/a_nemet_csoda_veritas,
©: BMW Group, en www.7-forum.com, vía Karino, y “Autopista”)



Aún se conservan bastantes Veritas bien restaurados o reconstruídos, como los de las fotos, y la marca ha recibido el homenaje de algún que otro concept car moderno  al estilo  de los antiguos deportivos de LOOF
(de www.mirbach.de y www.totalcar.hu, vía Karino)







Tras varios prototipos, el Veritas RS III de 2008 tenía previsto salir al mercado en 2009 con una producción limitada a 50 ejemplares de costo unitario estimado en 250.000 €.
Sus dos opciones de motor, BMW V8 (480 HP, de 0 a 100 Km/h en 3,6 s y 330 Km/h) y BMW V10 (5,0 l, 507 HP, 52 Kgm, de 0 a 100 Km/h en 3,2 s y 347 Km/h), mejoran ampliamente las prestaciones de los Veritas originales. En 2010 el precio de la versión más potente era de 414.000 €.
Un capricho muy bonito, con su aire de Batmobile contenido. A LOOF le habría gustado
(de RK en "AutoBild SportsCars", www.diseno-art.com y "Autopista")


Ernst LOOF (1907–1956)
(archivos RFME y www.totalcar.hu, vía Karino)


Mike Lawrence: pg. 264
[El Correo Español-El Pueblo Vasco: 2 de Septiembre de 1990 (K-Toño Frade)]
E. y F. Verplanken
Rainer Nyberg
Félix Muelas
Juan Paredes
The Nostalgia Forum: 3 de Octubre de 2001 (Richie Jenkins)


No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada