martes, 18 de agosto de 2015

Émile MAYADE (1853 – 1898) Francia

http://www.pilotos-muertos.com/home.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/Biografias%20publicadas.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/%C3%9Altimas%20biograf%C3%ADas.htmloterodesaavedra@gmail.com

ÉMILE MAYADE – LA MUERTE QUE CORRESPONDE



120312

amigos,

   recordemos a otro de los pioneros, ganador de un Grand Prix.

hastaluego



Émile  MAYADE   (1853 – 1898)          Francia      230397 actualizado 300615


   “Cuando sea demasiado viejo para masticar el pienso
no tendré que sufrir una agonía larga
para acabar por morirme de inanición.
¡Rogan me examinará y comprenderá
lo que debe hacer conmigo!
Le pedirá prestada al capitán
su antigua pistola de campaña y,
después de besarme para despedirse de mí,
me meterá el cañón en la oreja y me dará la muerte
que corresponde a un soldado.

   ¡Qué bueno es Rogan y cuánto le quiero!”

Peter B. Kyne (1880-1957): “They Also Serve…” (1927)
[traducción de Isabel Lacasa]


   Piloto automovilista de la época heroica, nacido como Émile-Louis Mayade el 21 de Agosto de 1853 en Clermont-Ferrand (Puy-de-Dôme), hijo de Jules-Henri Bonnet Mayade y de Marie-Geneviève Amable Dunème. Émile Mayade fue jefe de taller y piloto oficial del equipo Panhard & Levassor, que incluía, además, a Hippolyte Panhard, a Merkel, a D´Hostingue, a Boulanger y, entre otros, al propio Émile Levassor, ingeniero y co-propietario de la marca. También su socio Louis François René Panhard (1841-1908) era conductor de sus automóviles, aunque no en competición.

Émile MAYADE
(archivo Gilbert Mayade en http://gilbert.mayade.pagesperso-orange.fr/gene%20curiosi%20001.htm)



Este dog car de cuatro plazas espalda-contra-espalda  (dos-à-dos)  debió ser el primer automóvil Panhard & Levassor, o el segundo, concebido en 1890, después de que Levassor adquiriera, vía matrimonio, la concesión del uso de las patentes de los motores Daimler, su fabricación y comercialización. Llevaba el dog car un Daimler P2D de 2 cilindros y 2 HP refrigerado por aire, situado en el centro del automóvil y con transmisión por cadena al eje trasero.
Con un dog car como este –o con este mismo–, Adrien Hippolyte François Panhard, hijo de René Panhard, efectuó en Febrero de 1891 el recorrido Ivry/Boulogne/Ivry, de unos 14 Km, corroborando la validez del artefacto
(archivos "L'Automobile", The Nick Baldwin Collection en http://www.bmiht.co.uk/catalogue/bmiht_company.php?comp=PANLEV&n=0,
http://www.tipsimages.it/Search/Search_Editorial.asp?imid=3534713&rpid=32&chcr=cr&LAID=2&SRCV=Panhard&IMTP=5&
y http://www.distance2villes.com/distance-ivry-sur-seine-a-boulogne-billancourt)




Estas fotografias nos muestran, instalados en el asiento trasero de otro dog car similar, a Émile Levassor y su mujer; delante va René Panhard al mando del auto, con Émile MAYADE a su lado.
En la última foto, Émile Levassor con Hippolyte Panhard en 1893
(archivos "L'Automobile", agencia Delfos en “Velocidad”,
http://patrimoine-archives.psa-peugeot-citroen.com/page/index/hommes_femmes
http://www.panhard-club.nl/read-more-autos.php?id=216&title=Het-begin-(1891-1914)&h=20)

   MAYADE ya era jefe de taller de la marca, instalada en Ivry-sur-Seine. Había sido empleado de la Périn & Panhard y siguió en la empresa cuando ésta se transformó en la S te Ame des Anciens Établissements Panhard & Levassor en 1886. Su cualificación profesional figura como capataz mecánico  (contremaître mécanicien)  y también como ingeniero (ingénieur).  Habitaba en la Avenue d’Ivry de París, junto a la fábrica Panhard & Levassor.

   Mayade participó en la Paris/Rouen 1894, carrera en la que se clasificó 7º con el Panhard & Levassor nº 64 a 15,58 Km/h de media.La prueba la ganó el DeDion-Bouton nº 4 de Jules-Albert de Dion y Georges Bouton, al haber completado el recorrido de unos 125 Km en 5 horas y 48 minutos llevando seis plazas y logrando una ventaja de más de una hora al 2º, el Peugeot de Albert Lemaître. Pero como en el reglamento se establecían otros parámetros que la velocidad pura, el jurado consideró que llevar fogonero era inapropiado, y el vapor DeDion-Bouton fue desclasificado, concediendo la victoria a Lemaître. No obstante, en las tablas de resultados se sigue considerando ganador al DeDion-Bouton de DeDion y Bouton.





El Concours des Voitures sans Chevaux, la Paris/Rouen 1894, que tuvo lugar el 22 de Julio partiendo desde la Port Maillot a las 8:00 h de la mañana, fue patrocinada por “Le Petit Journal” y dotada con 10.000 francos oro para premios. La organización estableció que no se trataba de una carrera sino de un prueba de regularidad. En la práctica, se convirtió en una prueba de velocidad y suele considerarse la primera carrera de automóviles, aunque previamente hubo una Neully/Versailles 1887 y una Green Bay/Madison 1878.
En la París/Rouen MAYADE pilotaba este Panhard & Levassor nº 64, faetón (con toldo) de cuatro plazas ocupadas, que fue clasificado 7º (8º en otra fuente).
Su motor era un bicilíndrico Daimler Phénix. El que llevaba el Peugeot nº 65 de Albert Lemaître, 2º clasificado (tercera fotografía), era un Daimler V2 de 75 mm x 140 mm, 1.237 cm3 y 3,5 HP a 750 R/mn.
Los dibujos corresponden a un Daimler V2 de 1889 (V2, 60 mm x 100 mm, 565 cm3, 1,5 HP a 920 R/mn)
y al Daimler Phénix bicilíndrico vertical, más moderno, más potente y de más fácil reparación (2 cilindros, 80 mm x 120 mm, 1.206 cm3, 4 HP a 850 R/mn). Con este último, el Panhard & Levassor alcanzaba 25 Km/h, mientras que el Peugeot de Lemaître se quedaba en 22 Km/h. Remontando pendientes del 10 %, el Panhard podía ascender a 7 Km/h y el Peugeot se conformaba con 4 Km/h
(archivos http://en.wikipedia.org/wiki/1894_Paris%E2%80%93Rouen,
 http://commons.wikimedia.org/wiki/File:1894_Panhard_No_64_driven_by_Emile_Mayade_in_the_Paris-Rouen.jpg,
Guzzardi & Rizzo y Christian H. G. H. Tavard en “L’Automobile”)


La Paris/Rouen 1894, considerada como la primera prueba de regularidad para automóviles, convocó la inscripción de 102 vehículos. Entre ellos se hallaban cuatro Panhard & Levassor, que superaron las eliminatorias y de los cuales terminaron tres. La prueba la ganaron en tiempo Albert de Dion y Georges Bouton (con el DeDion-Bouton nº 4 y a 18,66 Km/h), seguidos de Albert Lemaître (Peugeot faetón nº 65) y de Auguste Doriot (Peugeot nº 28).
El mejor Panhard & Levassor fue el nº 13 de Hippolyte Panhard, que se clasificó 4º, seguido de Émile Levassor (5º con el nº 15, que era un biplaza), mientras que MAYADE se situaba 7º, habiendo tardado 1 hora y 21 minutos más que el auto ganador en velocidad.
La foto corresponde a una vista del paso urbano por Mantes-la-Ville de dos automóviles en la Paris/Rouen ante la aparente indiferencia de los viandantes, que no despejan la calzada adoquinada. El nº 30 del fondo es el faetón Peugeot 3 HP de Michaud, que se clasificó 9º
(de https://www.google.es/webhp?sourceid=chrome-instant&rlz=1C1NNVC_enES476ES515&ion=1&espv=2&ie=UTF-8#q=Par%C3%ADs+Rouen+distancia y archivo César Olivier)

   El jurado de “Le Petit Journal” repartió los premios de la Paris/Rouen de la siguiente manera: 5.000 francos exaequo a las marcas Panhard & Levassor y Les Fils de Peugeot Frères. 2.000 francos al DeDion-Bouton de seis plazas que había sido el más rápido. 1.500 francos al Serpollet nº 19 de Maurice LeBlant, que llevaba diez pasajeros, aunque no terminó la carrera por avería de motor. También se concedieron 500 francos a cada uno de los participantes Alfred Vacheron (Vacheron-Panhard nº 24, 12º), Albert LeBrun (LeBrun nº 42, 8º) y Émile Roger (Roger-Benz nº 85, 14º).

   En la Paris/Bordeaux/Paris 1895 (considerada retrospectivamente el I Grand Prix del Automobile Club de France), Mayade entró 3º en tiempos con un biplaza 2,5 HP, pero este puesto de honor le fue retirado al comprobarse que había recibido ayuda externa para cambiar una rueda; penalizado, fue reclasificado 6º, a 16,31 Km/h. El ganador sería su jefe Émile Levassor, quien, junto con D’Hostingue, completó el agotador recorrido de 1.178 Km a 24,14 Km/h –aunque también fue una victoria contestada–. El desquite llegaría para Mayade un año más tarde, cuando resultó vencedor del ll Grand Prix del A. C. de F., la prueba por carretera abierta Paris/Marseille/Paris.

   Iniciada el 24 de Septiembre con 32 participantes, la París/Marsella/París 1896, muy dura por su distancia de 1.711 Km, tendría como primer líder  a Léon Bollée sobre un motociclo Bollée Voiturette con el que cubrió la primera etapa, hasta Auxerre, a 32 Km/h. Pero en la segunda, bajo un furioso temporal Léon perdió mucho tiempo averiguando qué le había sucedido a su hermano Amédée, cuyo auto vio accidentado en la cuneta. Mayade había perdido dos horas en la primera etapa al tener que cambiar un árbol de transmisión agarrotado, mientras que los hermanos Bollée abandonaban en la segunda. Fue entonces Émile Levassor quien llegó en cabeza a Dijon, a 22,2 Km/h de media, superando los obstáculos con los que el vendaval había cubierto la ruta. En la siguiente jornada, Levassor se lesionó en un encontronazo con un perro, lo que le forzó a permanecer hospitalizado en Avignon; su co-équipier y mecánicoD’Hostingue, seguiría solo. A partir de entonces, y en duelo con el triciclo DeDion-Bouton de Viet, Mayade pasaría a encabezar la clasificación, posición que ya no perdió hasta Marsella, a donde llegaba al manubrio de su Panhard & Levassor 4 cilindros 8 HP nº 6 a 23,3 Km/h de velocidad media.



En la carrera Paris/Marseille/Paris 1896, que organizaba “La France Automobile”, tomaron la salida 32 automóviles de todo tipo el 24 de Septiembre, de los que 14 lograron regresar a París nueve días más tarde. El motociclo de Léon Bollée la dominó al principio, ganando la primera etapa a 32 Km/h de promedio. La asombrosa motocicleta o cyclecar de tres ruedas (que su autor, Léon-Auguste-Antoine Bollée, 1870-1913, denominó  Voiturette  en 1895, vendiéndola con mucho éxito por 1.200 francos franceses), llevaba un motor de explosión refrigerado por aire, de 650 cm3 y 3 HP, que, al parecer, le permitía alcanzar hasta 60 Km/h. Pero ninguno de los cuatro motociclos Bollée Voiturette que tomaron la salida lograría terminar la larga carrera por etapas.
En la segunda foto vemos a los hermanos Léon y Camille Bollée en el patio de su fábrica de fundición de campanas, situada en la calle L’Ormeau de Le Mans. Bollée vendió la licencia de fabricación del Voiturette a Harry J. Lawson en Gran Bretaña y a la Hurtu en Francia.
Por último, anuncio de la Hurtu que prometía que el Voiturette Léon Bollée era capaz de transportar a una pareja desde París al mar en 8 horas y por un costo de 5 francos. Para entonces, 1896, el precio del triciclo había ascendido a 2.600 francos más gastos de transporte
(modelo conservado en la Collection Schlumpf de Mulhouse, © Cité de l’Automobile en
http://citedelautomobile.com/fr/evenements/lancement-louvrage-musee-national-lautomobile-collection-schlumpf-mulhouse
y archivos del ACO y del Ayuntamiento de la Ville de Bordeaux, en la obra de Jean-Pierre Delaperrelle)




Después de una concentración en la plaza del Arc de Triomphe, la salida de la prueba se daría a las 11:00 h desde la Place d’Armes de Versailles (primera foto). El primero en partir fue Ferté con un Fisson-Benz –también sería el primero en abandonar, tras atropellar a un espectador–.
Luego vemos a otros de los grandes protagonistas de la carrera: Merkel (Panhard & Levassor nº 8),
Viet con su triciclo DeDion-Bouton
y el Panhard & Levassor nº 5 de Levassor y D’Hostingue, con éste al mando
(archivo Éric Favre en “Gazoline”)

   Tras un descanso de veinticuatro horas, se reemprendió el retorno a París, que no resultó tan accidentado como el recorrido de ida, y el sábado 3 de Octubre efectuaron entrada triunfal los 14 vehículos supervivientes. El vencedor definitivo fue Émile Mayade, quien recorrió los 1.711 kilómetros de la carrera en 67 h 42 mn 58 s, a 25,25 Km/h de promedio, habiendo sabido contener los ataques de su compañero de equipo Merkel (a quien aventajaba al final en casi media hora), y del valiente Viet, 3º; 4º sería D’Hostingue, completando el éxito de los Panhard & Levassor.





Collomb, el 5º clasificado en la París/Marsella/París 1896, efectúa el cruce de la meta con su endeble (pero no frágil) triciclo DeDion-Bouton nº 51.
Luego vemos a MAYADE y sus co-équipiers, posando tras el triunfo en el Panhard & Levassor 8 HP nº 6 de dos plazas. La carrera, de 1.710 Km y disputada entre el 24 de Septiembre y el 3 de Octubre, se consideró posteriormente como el II Grand Prix de l’Automobile Club de France. MAYADE, que la concluyó a 25,25 Km/h de promedio, logró su hazaña con el motor M4E, el primer 4 cilindros de la marca, de 2.412 cm3 y 8 HP, que ya había sido probado en la París/Burdeos/París del año anterior por Boulanger (que se clasificó 7º con el Panhard & Levassor nº 28) y que se había construído a base de ensamblar longitudinalmente dos bicilíndricos Phénix M2F de procedencia Daimler. El auto podía circular con sólo dos cilindros funcionando, y era el piloto quien conectaba los otros dos cuando requería más potencia.
El auto lo utilizó MAYADE en el Tour London/Brighton del siguiente 14 de Noviembre, tras de lo cual lo compró Charles S. Rolls para unirlo a su cuadra. Y en 1996 fue pilotado por Phil Hill, quien, además de campeón del mundo de fórmula I, era un buen coleccionista y restaurador de vehículos históricos
(archivos “Automundo”, Éric Favre, "CuatroRuedas", Christian Moity,
http://www.panhard.es/parahistoria/Historia/Pagnovahis2.htm,
y http://commons.wikimedia.org/wiki/File:1896_Panhard_Levassor_of_Emile_Mayade_-_Winner_of_Paris_Marseilles_Paris_-_GG.jpg)



Ya que ha salido a colación, recordemos al gran Phil Hill (1927-2008): en los ’60 con Taffy VonTrips (1928-1961),
en los ’70, divirtiéndose en Laguna Seca con un Mercedes-Benz de Grand Prix de los ’50,
y en los ’90, cuando condujo el Panhard & Levassor de Émile MAYADE
(archivo badoer.blogol.hu,
JP Caron en La Enciclopedia del Auto
y © R. W. Schlegelmilch)

   Desgraciadamente, las heridas de Émile Levassor no eran tan leves como aparentaban, su estado se deterioró y alguna insidiosa lesión interna ocasionaría su muerte siete meses más tarde. La desaparición de su patrón fue muy sentida por Mayade quien, además de piloto y director de taller de la fábrica, había colaborado con los ingenieros Émile Levassor y René Panhard desde la fundación de la firma en la década anterior. Y no le sobrevivió mucho tiempo, puesto que se mató en un accidente de tránsito el domingo 18 de Septiembre de 1898, sobre las 22:00 horas.

Émile MAYADE
(archivo Gilbert.Mayade en
http://gilbert.mayade.pagesperso-orange.fr/gene%20curiosi%20001.htm.)

   Acompañado por su mujer y otros amigos, se dirigía a Biarritz cuando, atravesando Chevanceaux (en la Charente Maritime) y al cruzarse con un carruaje, su automóvil espantó al caballo, que, haciendo un extraño, provocó la colisión de ambos vehículos. La caña del timón de dirección del Panhard, del tipo cola de vaca o barra franca, golpeó a Mayade, que cayó al suelo con la mala fortuna de que el automóvil, al volcar sobre él, le aplastó el tórax. Los demás pasajeros también salieron despedidos, pero resultaron ilesos.

   Prudentemente, Mayade, descendía a muy baja velocidad la estrecha Côte Chevanceaux cuando se presentó de frente una carreta cuyo caballo se asustó ante el auto a motor. El carretero descendió y, a pie, guió al animal por la brida; pero aún así, al cruzarse ambos vehículos el caballo se encabritó, lo que hizo desviarse a la carreta, que golpeó una rueda delantera del Panhard, haciendo girar bruscamente la dirección cuya barra golpeó a Mayade en el pecho violentamente al tiempo que el auto volcaba con el fatal resultado que hemos visto. Un relato pormenorizado de este accidente es el que Paul Méyan publicó en “La France Automobile” del 1 de Octubre de 1898 y que Gilbert Mayade, descendiente del piloto, reproduce en su página web “Émile Mayade Coureur Automobile” (http://gilbert.mayade.pagesperso-orange.fr/gene%20curiosi%20001.htm).

   En dicho artículo, Méyan califica a Mayade como  “…hombre excelente, tan amable y servicial…”  (“…l’excellent homme… si doux, si serviable…”)

No sabemos qué modelo de Panhard & Levassor conducía Émile MAYADE cuando tuvo ese desgraciado accidente. Pero podemos especular con que se trataba de uno similar al de la foto, un A1 landaulet con carrocería de Binder. Animado por un motor Panhard (ya no Daimler) con encendido por tubo de platino incandescente gracias a un mechero de petróleo, este ejemplar que vemos fue vendido al señor Bouhey de París el 5 de Septiembre de 1898, trece días antes de la muerte de nuestro hombre.
Sin duda, MAYADE había contribuído a ponerlo a punto y probarlo antes de su entrega, lo que hacía sistemáticamente. Por desgracia, estaba conduciendo otro con la dirección por cola de vaca  (queue de vache)  en lugar de volante cuando se mató
(modelo conservado en la Collection Schlumpf de Mulhouse, © Cité de l’Automobile en
http://citedelautomobile.com/fr/evenements/lancement-louvrage-musee-national-lautomobile-collection-schlumpf-mulhouse)

   [Es curioso constatar que las causas de los accidentes en estos años heroicos del automovilismo se repetían con frecuencia: incidentes con perros o caballos combinados con la brusquedad de las direcciones primitivas (duras, directas y reversibles), además de fallos en neumáticos y frenos. Contra los perros agresivos, que se arrojaban sobre los infernales artefactos, persiguiéndolos o lanzándose a interceptar su trayectoria, no se tomaron medidas; era algo que ya habían sufrido los velocipedistas; y para que éstos pudieran ahuyentar a los canes se había puesto de moda el uso de revólveres de pequeño calibre (6,35 mm), llamados genéricamente  vélo-dog.  Pero, con respecto a los caballos, en todas partes se tomó la iniciativa de intentar habituarlos, dado que se sospechaba que ambos, caballos y automóviles, deberían convivir durante décadas.

   A este efecto, en el castillo real de Windsor se efectuaba cotidianamente una ceremonia matutina consistente en sacar a los cuadrúpedos de sus reales establos y formarlos ante un auto cuyo motor se arrancaba, girando al ralenti;luego se aceleraba paulatinamente y después se ponía en marcha el vehículo, evolucionándolo con lentitud ante los pacientes corceles para que se fueran acostumbrando al ruido, al olor, al movimiento. Según sentencia de la corte municipal de Nueva York, se hacía responsable a los  chauffeurs  de los daños ocasionados por los caballos asustados, mientras que el RAC emitió un decreto conforme al cual sería expulsado del club el automovilista que no se hubiera detenido tras haber espantado a un caballo. Sin embargo, tanto la alcaldía de Nueva York como el Lord Mayor británico suavizaron estas normas, prometiendo que las recientes limitaciones de velocidad para autos serían revisadas cuando la raza equina se hubiera acostumbrado a convivir con los escandalosos automóviles.]

   Si su jefe Émile Levassor puede ser considerado el primer piloto automovilista muerto a consecuencia de un accidente de carrera, un año antes que Renaud de Montaignac, Émile Mayade sería el primer piloto de carreras muerto en un accidente de ruta ajeno a la competición; como, por poner sólo un ejemplo, Nino Farina 68 años más tarde


Émile Levassor y Émile MAYARD.
En la segunda foto, a bordo de un Panhard & Levassor 1892
(archivo http://www.marolles-en-hurepoix.fr/banque/file/1_Vie municipale/2013-03-04_Emile LEVASSOR-Livret.pdf,
publicada por Gilbert Mayade en http://gilbert.mayade.pagesperso-orange.fr/gene%20curiosi%20001.htm,
y http://www.tipsimages.it/Search/Search_Editorial.asp?imid=3534713&rpid=32&chcr=cr&LAID=2&SRCV=Panhard&IMTP=5&)

Émile MAYADE (1853–1898)
(archivo www.historicracing.com)


Auto Rétro: Noviembre de 1992 (J. C. Demory), pg. 64
Arritokieta (211198)
F. Verplanken (201201)
http://www.historicracing.com/drivers.cfm?driverID=2320&AlphaIndex=M
http://de.wikipedia.org/wiki/%C3%89mile_Mayade
“Émile Mayade Coureur Automobile” de Gilbert Mayade, en http://gilbert.mayade.pagesperso-orange.fr/gene%20curiosi%20001.htm
Gilbert Mayade (80613)


No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada