viernes, 9 de octubre de 2009

Sydney Herbert ALLARD (1910 - 1966) Gran Bretaña

Sydney Herbert ALLARD (1910 - 1966) Gran Bretaña actualizado 230607

Piloto automovilista y constructor; aunque es más conocido en esta segunda faceta. Nació el 19 de Junio de 1910, mostrando pronto un carácter independiente y una gran afición por los deportes mecánicos, practicando el motociclismo con una Francis-Barnett, con la Brough Superior de su hermano mayor y con una Douglas flat twin, antes de utilizar un Morgan-JAP triciclo con el que participará en el Dartmoor Trial.

A los 16 años comenzó a trabajar en un garaje, aunque sin abandonar los cursos nocturnos del Battersea Polytechnic, llegando a diplomarse como ingeniero. En 1929 es copropietario del taller Adlards Motors Limited y se hará concesionario de Ford en 1934.

Allard seguía compitiendo con el Morgan, un Austin Seven y un Ford A en los clásicos trials británicos cuando decidió construirse un auto idóneo, con mejor estabilidad en zonas de perfiles irregulares, buena tracción sobre terreno de escasa adherencia y gran par motor a bajo régimen. A un bastidor de Bugatti le colocó un barato Ford V8 Flathead 3,6 l y una suspensión delantera independiente de eje partido que Leslie Bellamy había diseñado para él.

Tuvo éxito en 1935 con su aparato (de matrícula CLK5) y, a petición, fue construyendo otros ejemplares de forma artesanal, algunos con motor Mercury V8 3,9 l y otro con motor Lincoln Zephyr V12 4,4 l, destinado a un amigo con el que constituyó la escudería Tail-Waggers. Durante tres años, Sydney participó en 75 pruebas y ganó 71...

En Febrero de 1945 funda la Allard Motor Company Limited y, una vez terminada la II Guerra Mundial, proseguirá con la fabricación de pequeñas series de autos artesanales, berlinas de lujo, turismos y sports, casi siempre con motores americanos Ford/Mercury, bastidores de sección en caja, carrocería de aluminio, eje delantero partido Bellamy y puente trasero DeDion. Todos tenían una relación final corta, primando la aceleración sobre la velocidad. El más famoso sería el J2, un peculiar roadster de aspecto agresivo y baja relación peso/potencia.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Un Allard J2 (foto de François Arséne en "Rétroviseur")

También realiza un monoplaza con motor Steyr V8 refrigerado por aire, con el que quedría campeón de Montaña 1949. Pero aún no se encontraba satisfecho con lo logrado.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Allard-Steyr de 1949 (foto de B. Lytle, publicada en community-2.webtv.net, vía Karino))

El J2, animado ahora por motores cada vez más potentes, Ford/Mercury, Cadillac, Dodge o Chrysler Hemi, tuvo gran éxito en competición en Gran Bretaña y Estados Unidos. Las 6 horas de Sebring 1950 fueron ganadas, a 107,7 Km/h, por el equipo Wacker/Burrell sobre un Allard-Cadillac de transmisión automática Hydra-Matic (una primicia en competición). La preparación habitual en el V8 Cadillac consistía en alimentarlo con 4 carburadores Stromberg vertiendo en un múltiple de admisión Edelbrock.

El ejemplar de Tom Carsten, de color rojo, dotado de un afinado motor Cadillac V8 y equipado como un GT de lujo (doble rueda de repuesto Borrani colgando de los flancos, neumáticos de banda blanca, parrilla porta-equipajes cromada), hacía el cuarto de milla con salida parada en 13 s y aceleraba de 0 a 100 Km/h en 5 s (tiempos conseguidos con neumáticos 6,25 x 16 de calle).Pero, a pesar del peso de semejante equipo extra, el piloto de Carsten, Bill Pollack, ganó la primera carrera de club en la que participaba con aquel J2 (Pebble Beach 1951), sacando dos vueltas de ventaja al 2º clasificado, otro Allard.

Pollack utilizaría también un Allard-Cadillac negro, con motor V8 de 6.572 cm3 y dorsal nº 14. [En 2004 aparecería el libro de Bill Pollack "Red Wheels and White Sidewalls: Confessions of an Allard Racer", rememorando aquellas hazañas de los '50, con testimonios de Carroll Shelby, Phil Hill, Bill Marriott, John Fitch...]

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Bien conservado, el Allard nº 14 es exhibido en una reunión de clásicos, con sus neumáticos de banda blanca, parrilla portaequipajes, parachoques cromados y demás aditamentos de un GT de calle, aunque, eso sí, con un buen roll-bar para correr en circuito como solía hace medio siglo (archivo Pat Slevin en community-2.webtv.net)

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

El Allard J2X-Cadillac de Bob Lytle antecede a un Jaguar C-type en una carrera de históricos sobre el circuito de MonteRey (California) (de www.tamsoldracecarsite.net)

Otros famosos pilotos de Allard fueron el ingeniero Zora Arkus-Duntov (2º en Watkins Glen con un Allard-Ford de culatas Ardun), Tom Cole (parece que la idea de utilizar motores Cadillac V8 de 180 HP y gran potencial de preparación fue suya) o John Fitch, vencedor del GP General Juan-Domingo Perón 1951 con un Allard-Cadillac, ante el Allard-Cadillac de Fred Wacker. Con su Allard-Mercury, Masten Gregory mantenía opciones a la victoria en su primera carrera (las 50 M de Caddo Mills 1952) hasta que tuvo problemas con el acelerador, y la victoria fue para el profesional Carroll Shelby, que llevaba un Allard-Cadillac.

No era extraño, porque Carroll Shelby ganó todas las carreras en las que participó durante 1952 y 1953 al volante de los Allard-Cadillac de Charles Brown y Roy Cherryhomes. Para Shelby (vencedor de las 24 Horas de Le Mans 1959 con Aston Martin y habitual corredor con Porsche, Maserati, Ferrari) el Cad-Allard era el coche más excitante que pudo conducir: “Un auténtico hot-rod…

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Carroll Shelby también ganó con este Allard nº 11 en Eagle Mountain Lake 1953 (archivo Carroll Shelby)

Excitante por su potencia pero también por sus escasos frenos y por su suspensión delantera, de tan poco ortodoxo comportamiento que le hacía subvirar al acelerar y sobrevirar al frenar. Para conducir en carrera un Allard J2 había que estar un poco loco; para ganar con él se debía ser un maestro. Naturalmente, el propio Allard pilotaría sus autos, y no sin éxito: en 1947 ganó las carreras en cuesta de Prescott y Craigantlet; en 1949, las de Bouley Bay, Craigantlet y Prescott (3 veces). En 1950 fue 3º en las 24 Horas de Le Mans con un Allard J2 compartido con Tom Cole, a 141,2 Km/h, no cediendo más que ante dos Talbot Lago T26 GS, autos de Grand Prix acondicionados como sports.

De hecho, Allard/Cole dominaban la carrera hasta que, mediada la misma, perdieron media hora intentando reparar la caja de cambios, teniendo que proseguir con la misma bloqueda en directa; y, a pesar de ello, conquistaron la victoria de clase y un lugar en el podio. En el Brighton Speed Trial 1951, tanto Sydney como su esposa ganaron en la categoría sport con sendos Allard-Cadillac; el tiempo de Sydney batió un récord de clase, quedando a sólo 1 s del de un AJB de carreras.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Un Allard J2X de 1952, entonces y ahora (de "The Encyclopedia of the Car" y de www.allardj2x.com)

En 1952 y ayudado por el navegante Guy Warburton, se adjudicó Sydney el Rallye de Monte-Carlo sobre la berlina Allard P1 nº 146 con motor Ford V8 de 4.375 cm3 y 100 HP. Había salido de Glasgow pero su victoria no fue fácil: la Mercedes-Benz reanudaba en el rally su participación en pruebas internacionales con pilotos como Rudi Caracciola, Karl Kling y Hermann Lang; y también Stirling Moss se encontraba entre los 328 admitidos. Un Allard J2-Cadillac con Godfrey Imhof al volante ganará esa misma temporada otra prueba emblemática, el rally RAC.

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

ALLARD/Warburton ganaron el Rallye de Monte-Carlo 1952 con este bonito sedán deportivo Allard P1-Ford V8, de matrícula MLX381 (de "Auto Rama")

En 1955 reincide Sydney en el Monte-Carlo, pero esta vez le acompaña su esposa a bordo de un aburguesado Ford Zodiac de 2.262 cm3 con el que ha salido desde Lisboa y con el que se clasifica 14º scratch. ¿Por qué no utilizó uno de sus autos, que siguieron fabricándose durante otro lustro? Se construyeron, en total, menos de 2.000 Allard (de los cuales, unos 180 J2 + J2X), pero, hacia 1960, Sydney Allard, siempre fascinado por la magia de la aceleración, más excitante que la velocidad pura, cambia la culata de hombro y ataca la introducción de los dragsters en Gran Bretaña.

Para ello, importa un motor Chrysler 345 ci al que alimenta con un compresor GMC 6-71 e inyección de metanol Hillborn. El resultado son 750 HP con los que logra un tiempo de 10,48 s sobre el cuarto de milla en los Brighton Speed Trials de 1962. En 1963 funda la British Drag Racing Association, de la que será presidente hasta su muerte (también era miembro del británico Institute of Automobile Engineers). El 14 de Septiembre se bate en Silverstone con el especialista norteamericano Dante Duce, que consigue un tiempo de 9,48 s y una velocidad de salida de 267,14 Km/h. Pero Allard gana otra manga con su slingshot. Ocho días más tarde, en el campo de la RAF Debden de Essex y ante 5.000 espectadores (clandestinos, porque la prueba estaba vedada al público), Allard es batido de nuevo por Duce, pero bate a su vez a Tony Densham, que lleva un dragster Worden.

La Allard seguirá experimentando, construyendo y promocionando los dragsters, pero Sydney se va retirando del pilotaje de los mismos, dejándolo en manos de su hijo Alan Allard. El 20 de Mayo de 1965 se halla presente, como presidente de la BDRA, en el Vickers Gala Day, donde Alan Allard y Gerry Belton exhiben los nuevos dragsters Allard Dragon. Otro slingshot Allard de motor Chrysler Hemi 354, con bastidor de acero inoxidable y alimentado al 100 % con metanol, logra un tiempo de 9,3 s con Alan al timón.

Pero menos de un año después, el martes 12 de Abril de 1966, Sydney Herbert Allard muere, a sus 55 años, mientras que esa misma tarde un incendio destruye gran parte de la factoría de Clapham High Street, en Londres, que construye y comercializa los equipos Allard de altas prestaciones.

La concesión Ford de Adlards Motor Limited la seguirá regentando Reg Canham, mientras que Alan Allard se especializará en compresores, fundando en 1975 la Allard Turbochargers en Ross-on-Wyne.

El nombre y el recuerdo de Sydney Allard seguirán vivos bastante tiempo, puesto que los Allard se han convertido en piezas de culto, apareciendo réplicas y mejoras de los mismos que se ven a menudo en las carreras de históricos

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Este fastuoso Allard K2-Ford V8 460, propiedad de Raymond Sellars, dispone de 550 HP (de community-2.webtv.net, vía Karino)

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

El Old Fella es un J2 de 1950 muy modificado, como se puede apreciar, con el que se han conseguido 317,5 Km/h en las Bonneville Salt Flats 2000 (de community-2.webtv.net, vía Karino))

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

El Allard K3 nº 13 lidera un grupo de bellos ejemplares del pasado durante otra carrera de históricos (de community-2.webtv.net, vía Karino))

Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket

Sydney Herbert ALLARD (1910-1966)

(de http://www.allardmotorcompany.com/pages/history/history.asp)

The Encyclopedia of the Car: pg. 35

http://www.ptinet.net/~jallard/allard4.html

www.trakbytes.com/hofsaaa.html

http://www.stowupland82.freeserve.co.uk/newpage1.htm

The Nostalgia Forum: 28 de Mayo de 2004 (xkssFrankOpaljka)

(http://forums.atlasf1.com/showthread.php?s=5d160310e67522e6fcd4ffab885ba6d8&threadid=69674)

Rétroviseur (François Arsène): Junio de 2005, pg. 24

http://www.ptinet.net/~jallard/allard2.html

No Mirando a Nuestro DaÑo

(Todos los Pilotos Muertos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada