lunes, 17 de marzo de 2014

Fermín MARTÍN (1912 – 1938) Argentina

FERMÍN MARTÍN – TRISTES TORMENTOS



180113

amigos,

   Fermín Martín fue uno de tantos pilotos amateurs  de la República Argentina, país donde la afición siempre ha subido a cotas muy altas.

   Podría haberse convertido en una figura, pero se mató con apenas tres años de ejecutoria.

hastaluego



Fermín  MARTÍN   (1912 – 1938)         Argentina           71098 actualizado 170314


para David de la Hera,
mi copiloto en 1997,
3º en el Campeonato del País Vasco 1997,
Copa de Clásicos Deportivos, clase Grandes Marcas


¡Oh! Vosotros que andáis tras mis escritos
gustando de leer tormentos tristes,
según que por amar son infinitos.

Juan Boscán Almogáver (1493-1542)


   Piloto automovilista que murió el domingo 13 de Noviembre de 1938 en la prueba 400 Kilómetros de Tres Arroyos.

   Martín llevaba de copiloto a Miguel Zatuszek a bordo de un Mercedes-Benz SSK. Era el coche con el que se había matado un año antes Carlos Zatuszek, hermano mayor de Miguel.

 (archivo Bocha Balboni en http://www.automovilsport.com/historia/tres_arroyos/nota.html)

   El firme pulverulento de la pista hacía muy difícil la conducción, puesto que las polvaredas levantadas por los autos impedían la visibilidad. Esta sería la causa de varias colisiones, que involucraron al Insignia de Oro  de Hugo Abramor (el Chrysler Golden Seal 5,0 litros nº 14 que Raúl Riganti había llevado en las 500 Millas Indy 1933, clasificándolo 14º), al Fiat de Humberto Soggetti, al Ford de José Canziani, al Reo-Royale de Plácido Ruiz y al SSK de Martín.

   Este último abordó en el costado de la zaga al Reo cuando Ruiz, desconcertado, aminoró la marcha y se desvió hacia la orilla, atendiendo a las imprecisas y desaforadas señales de los espectadores, que pretendían advertirle del obstáculo que representaban los tres autos previamente accidentados y que, situados en medio de la pista, no se podían ver debido a las nubes de polvo.

   El Reo, con el depósito desfondado, se inflamó súbitamente, mientras que el SSK iniciaba una serie de violentos loopings, expulsando a sus pilotos e incendiándose a su vez. Muy gravemente heridos al caer de cabeza sobre la pista, desnudados y despellejados al arrastrarse por la misma, dado lo abrasivo del terreno, Fermín Martín y Miguel Zatuszek fueron trasladados en una camioneta al hospital Pirovano, pero fallecieron enseguida, si es que no estaban ya muertos. ¿A qué velocidad circulaba Martín, en medio de aquella nube de polvo que le obligaba a conducir a ciegas, para provocar unas inercias de tanta magnitud? Desde luego, iba muy rápido, porque los testigos señalaron que llevaba el compresor activado. Muy rápido y a ciegas. También murieron abrasados Plácido Ruiz y un heroico espectador (Carlos-Ramón Tripaldi). Además, hubo tres heridos graves: un hermano de Tripaldi (Julio Tripaldi), Canziani (que se había clavado en el pecho la caña de dirección de su Ford al colisionar con el Fiat de Soggetti) y su copiloto Horus.




El Reo de Plácido Ruiz, con la popa reventada por el impacto (dos primeras fotografías). Y el SSK de MARTÍN/Zatuszek, devorado por las llamas
(archivos Alfredo Parga
y Bocha Balboni en http://www.automovilsport.com/historia/tres_arroyos/nota.html)

Miguel Zatuszek, acompañante de Fermín MARTÍN en Tres Arroyos 1938, encontró la muerte en el mismo Mercedes-Benz SSK con el que se había matado su hermano Carlos en 1937, llevando a Miguel de copiloto
(archivo Isbel Quiroz)

   Naturalmente, la carrera fue suspendida, dándose por vencedor al Alfa Romeo de Domingo Ochoteco, por delante de los Mercedes-Benz de Alfredo Olivari y Luis Brosutti, el Ford V8 de F. Aráuz, el Reo de Ernesto-H. Blanco, el Nash Hudson de M. Reibaldi y el Cadillac V16 de Eleuterio Donzino. Juan-Manuel Fangio ("Rivadavia"), para quien esta era su segunda prueba como piloto (a bordo de su Ford V8 baquet de categoría Mecánica Nacional) sería clasificado 8º scratch.

   A raíz de este trágico suceso, que tuvo amplia repercusión, se dispuso que ninguna prueba se autorizaría sin una revisión previa, “no debiendo permitirse si el club organizador no asegura la adherencia del polvo con algún producto adecuado”.  El asfalto ya se aplicaba en las aceras de París desde un siglo antes, pero había de pasar mucho tiempo hasta que semejantes tratamientos se extendieran a los firmes de carreteras y circuitos.

   Fermín Martín nació el 1 de Mayo de 1912 en Canals (Córdoba), donde su familia era propietaria de una hacienda. Fue primero motociclista, aunque como piloto automovilista era prácticamente desconocido hasta que se reveló en las 500 Millas Internacionales Argentinas de Rafaela (Santa Fe) que se disputaban el 8 de Septiembre de 1935 y para las que Martín disponía de un Fiat especial, preparado por Ricardo Carú: un 520 de chasis reforzado y equipado con un motor de 519 trucado por Carú con 3 carburadores (2 Winfield y 1 Fiat).

   El favorito de la prueba era el gran Carlos Zatuszek con uno de sus casi invencibles Mercedes-Benz SSK, con el que partía desde la pole position. Pero sufrió varios contratiempos (cambio de bujías, pérdida de agua, fallo de válvula) que le hicieron perder el liderato, sucediéndole en el mismo sucesivamente Donzino, Olivari, Riganti, Parmigiani, McCarthy… Zatuszek, desesperado, se había despojado del casco de tela y abandonado el stand, donde el mecánico Maczak se quemaba las manos intentando reparar las averías. Cuando lo logró, tuvo que buscar a Carlos y convencerle de que debía seguir en carrera, de que aún tenía posibilidades, siendo, como era, el más rápido. En la vuelta 26ª pasaba a ser Fermín Martín quien ocupaba la 1ª plaza; la perdió dos vueltas después pero volvió a recobrarla en el giro 30º hasta el 38º; y también en el último cuarto de carrera, desde la vuelta 42ª. Para su desgracia, un soberbio Zatuszek, recuperado de sus aprensiones y problemas, y a un ritmo infernal, se la arrebataría cuando faltaba poco más de una vuelta. El promedio del vencedor fue de 140,48 Km/h (con vuelta rápida record a 174,09 Km/h). Fermín, sorprendente 2º cuando menos, cedió al final minuto y medio, confundido, al parecer, por un error de cálculo de su equipo en el stand, porque no le avisaron de que se adentraba en el último giro, porque no dio importancia a que entonces le adelantara un auto que creía con vuelta perdida y al que no habría podido resistirse  “porque ese coche con compresor tiene mucha más velocidad que mi Fiat”.

Autódromo de Rafaela. El novato Fermín MARTÍN fue un espectacular 2º en las 500 Millas de 1935, pero había tenido la victoria en sus manos. En la vuelta 50ª, a siete para el final, acumulaba una ventaja de 4 mn 13,6 s sobre el segundo, que no era otro que el SSK de Carlos Zatuszek y su copiloto Evaristo Villa. Pero MARTÍN, mal señalado desde su stand, lo ignoraba; creía que su principal rival había abandonado, y que su ventaja sobre el siguiente era mucho mayor. Por lo que imprimió un ritmo más pausado para que el fatigado Fiat aguantara los últimos giros. “Caminar 800 kilómetros por arriba de los 150 Km/h destruye cualquier motor”,  explicaba después, ligeramente decepcionado. “Cuando el Mercedes me pasó, no creí que estaba perdiendo la carrera. El desaliento vino después.”
(de la obra de Alfredo Parga)


Fermín MARTÏN con el Fiat 520/519 nº 15 con el que tan brillantemente se estrenó en Rafaela 1935. Su acompañante fue Ángel Dalpastro
(en la obra de Alfredo Parga)

Juan Maczak y Carlos Zatuszek, dos de los máximos protagonistas de esta sensacional victoria en las 500 Millas Internacionales Argentinas de Rafaela 1935 (aunque la foto corresponde a una prueba anterior: el Gran Premio Nacional Luján/Ferreyra/Luján 1931, que ganaron con este Mercedes-Benz K/SSK)
(archivo Bonvivant en su obra “Fuerza Libre 1919-1942”)

   El Fiat 519/520 se lo alternaron Carú y Martín en las siguientes pruebas. Este último llegó a marchar 2º (tras Zatuszek) en las 200 Millas de Tucumán 1935, antes de abandonar. En Febrero de 1936 disputará con un Ford V8 el Gran Premio Internacional de Fuerza Libre Virginio F. Grego, una prueba por carretera con el recorrido Buenos Aires/Santiago de Chile/La Plata, en la que se destacará antes de verse forzado de nuevo al abandono. Luego, otra vez con el Fiat de Fuerza Libre es 2º en Tandil (tras el Ford V8 Especial de Aráuz) y 9º en las 500 Millas de Rafaela 1936.

   Carlos Zatuszek se mata en un tonto accidente el 8 de Octubre de 1937, cuando entrenaba para el Gran Premio Ciudad de Casilda. Su SSK no resulta apenas dañado y Fermín Martín se hará con él, así como con la asistencia del amigo, socio y cuñado de Zatuszek, Juan Maczak. Un mes después, Martín estrena el SSK en el Circuito de Tres Arroyos para la carrera a 400 Km (250 Millas), donde obtiene la pole position (a 151,9 Km/h), aunque, poco acostumbrado aún al pesado sport, lo pasa de vueltas, rompe quizá el compresor y abandona. La prueba la ganará Carlos Brosutti con otro SSK.

   El año siguiente se presenta con el SSK en el II Circuito de Mar del Plata 1938, donde queda 2º tras Chico Landi en una manga y abandona en la final. A finales de Marzo es 2º en Necochea, tras el Alfa Romeo 8c 35 de Carlos Arzani, habiendo ganado una manga previa. En Abril es pole position en el Circuito de Lobería  (Buenos Aires), pero la carrera se suspende por la lluvia. En Mayo, durante el III Campeonato Cordobés de Velocidad de San Francisco (Córdoba) logra una velocidad de 171,43 Km/h en el kilómetro lanzado. En Septiembre se presenta de nuevo en la prueba que le dio a conocer, las 500 Millas de Rafaela, pero esta vez se verá obligado al abandono, aunque no antes de lograr la vuelta más rápida (3 mn 51,4 s, a 183,21 Km/h; es decir, 9,12 Km/h más rápido que Zatuszek dos años antes, en la misma prueba y con un auto similar).


Una foto de Fermín MARTIN con el Mercedes-Benz SSK nº 2 negro (y con el volante a la izquierda) con el que fue 2º en Necochea 1938, el 27 de Marzo. Luego vemos otro SSK argentino muy bien restaurado, que probablemente fue uno de los que utilizó Carlos Zatuszek. El SSK de MARTÍN debía llevar el motor de 7.069 cm3 y 225 HP de potencia máxima (con el compresor soplando). En síntesis, la evolución del motor de los Mercedes-Benz SSK fue como sigue: el SSK de 4,0 litros era un 15/70/100 HP; el modelo de 6,2 litros era un 24/100/140 HP y, más tarde, 24/110/160 HP; en posteriores aumentos de clindrada hasta 6,8 l, fue un 26/120/180 HP, 27/160/200 HP; y con 7.069 cm3, 27/170/225 HP y 27/170/300 HP. A finales de 1937, Carlos Zatuszek había recibido de la Daimler Benz la versión más potente, la de 300 HP, que reservaba para las carreras, utilizando el motor viejo en los ensayos. Quizá ese motor de 300 HP acabara en el SSK que compró Fermín MARTÍN, dadas sus buenas relaciones con Juan Maczak y con Miguel Zatuszek, que se había convertido en su habitual acompañante
(archivo Bonvivant en su obra “Fuerza Libre 1919-1942”
y de http://www.autopasion18.com/FICHA-MERCEDES%20BENZ%20SSK%20(1928).htm)

   Sólo dos semanas después disputará Martín los II 500 Kilómetros de Olavarría, prueba (que era, en realidad, a sólo 217 Km de distancia en la manga final) en la que Fermín obtendrá la que seguramente se pueda considerar como su más brillante victoria. La pista se halla en muy malas condiciones, hasta el punto de que Domingo Ochoteco (Alfa Romeo 8c 2.900), que ha ganado la primera manga calificatoria, se negará a salir en la final. Menos escrupuloso, Martín ha ganado la segunda manga y se impondrá en la final a 135,99 Km/h, ante Garabato (Chrysler 8), Olivari (Mercedes-Benz SSK), Reibaldi (Nash-Hudson 6), Martini (Ford V8)… Su tiempo total, 1 h 35 mn 55,2 s, bate en casi 9 minutos el obtenido por Carlos Zatuszek en esta misma prueba y con el mismo auto la temporada anterior, que Carlos había ganado al promedio de 124,8 Km/h. Fermín Martín ya domina el SSK con tanta maestría como su anterior propietario, pero el 2 de Octubre no termina el II Gran Premio Ciudad de Casilda, y el 13 de Noviembre se mata en Tres Arroyos


Cuando Fermín MARTÍN triunfó en Olavarría 1938, su SSK nº 2 estaba pintado de blanco (volante a la derecha). El copiloto parece Miguel Zatuszek
(archivo Bonvivant en su obra “Fuerza Libre 1919-1942”)

Fermín MARTÍN (1912–1938)
(archivo Alfredo Parga, vía G. A. Engels)


La Nación: 14 de Noviembre de 1938
Fangio/Giambertone: pg. 26
Enciclopedia Salvat del Automóvil: tomo 5, pg. 273
Corsa: 10 de Noviembre de 1976, pg. 44
Fangio/Carozzo: "Fangio. Cuando el hombre es más que el mito", pg. 42-43
Sports Car International: Diciembre de 1991 (Tim Considine), pg.71
Alfredo Parga: "Más de 100 Años de Automovilismo Argentino. Historia de una Pasión", 1992, pg. 445-448
Alfredo Parga: "Historia Deportiva del Automovilismo Argentino", 1994, pg. 271-272
www.intervoz.com.ar/2001/0417/suplementos/ automotores/nota26874_1.htm
G. A. Engels (170602, 250602, 120104)
Juan Paredes (180602)
http://www.edicionuno.com.ar/noticias.php?idnota=8500
http://www.retrovisiones.com/2010/08/el-dia-que-un-omnibus-volvio-a-rafaela/
http://www.autopasion18.com/FICHA-MERCEDES%20BENZ%20SSK%20(1928).htm
http://www.driverdb.com/drivers/fermin-martin/
http://www.driverdb.com/drivers/fermin-martin/career/
Jimmy Piget (en http://www.docstoc.com/docs/92218836/Killed-drivers)
http://archivo.lavoz.com.ar/2005/1112/deportes/nota370979_1.htm
http://importados.testdelayer.com.ar/clasicos/mercedesssk.htm
Bonvivant: “Fuerza Libre 1919-1942”, pg. 27, 208, 319
http://www.automovilsport.com/historia/tres_arroyos/nota.html
http://www.edicionuno.com.ar/noticias.php?idnota=3190
Bocha Balboni: “Plácido Ruiz” (http://www.edicionuno.com.ar/noticias.php?idnota=8500)
Bocha Balboni: “Tres Arroyos, la Carrera Trágica” (http://www.automovilsport.com/historia/tres_arroyos/nota.html)


No Mirando a Nuestro Daño
(todos los pilotos muertos)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada