miércoles, 2 de abril de 2014

AMY Johnson (1903 – 1941) Gran Bretaña

AMY JOHNSON – NUNCA SERÁS VIEJA



50106

amigos,

   hace sesenta y cinco años murió Amy Johnson. No es una cifra de aniversario demasiado ortodoxa, pero nos servirá de pretexto para recordarla.

hastaluego



AMY  Johnson   (1903 – 1941)  Gran Bretaña     250104 actualizado 220314


para la Dorita de 1966


“Quand vous serez bien vieille, au soir, à la chandelle,
Assise auprès du feu, dévidant et filant,
Direz, chantant mes vers, en vous émerveillant:
`Ronsard me célébrait du temps que j’étais belle!´”

[Cuando seas muy vieja, de noche, con la vela,
Sentada junto al fuego, devanando e hilando,
Dirás, embelesada, recitando mi canto:
`¡Ronsard me celebraba cuando yo era muy bella!´]

Pierre de Ronsard (1524-1585)


   Famosa piloto aérea, aunque menos conocida en su faceta de automovilista, nacida en Kingston-upon-Hull el 1 de Julio de 1903. No concluyó sus estudios en la Universidad de Sheffield y desempeñó trabajos como secretaria y empleada de almacén, trabajos que no satisfacían sus inquietudes.

   A los 25 años quiso obtener la licencia de piloto de avión, para lo cual intentó seguir un curso en la Escuela de Pilotos DeHavilland de Stag Lane, pero no podía permitirse pagar la tarifa de 5 £ por hora. Sin embargo, luego recibió clases en el London Aeroplane Club del mismo aeródromo Stag Lane. Quizá existía un déficit entre sus dotes y su vocación, pero su voluntad cubriría el resto. En 1929 consiguió la ansiada licencia de piloto, a la que añadiría posteriormente las de mecánico y navegante. Entre 1935 y 1937 fue presidenta de la Women’s Engineering Society.

AMY Johnson –luego, Mollison–
(archivo Bernard Marck, en su obra “Héros et Héroïnes de l’Aviation”)

AMY Johnson (a la izquierda) con otras dos pilotos del London Aeroplane Club: Dorothy Spicer y Winifred Spooner
(de “Ases de la Aviación-Amy Johnson”)

   Cuando aún no acumulaba sino la experiencia de menos de 80 horas de vuelo ni había efectuado un recorrido de más de 237 Km, se especializó en largas travesías en solitario, como Croydon/Port Darwin en 1930 o Croydon/Peking en Enero de 1931 (raid que se frustró en Moscú por el mal tiempo). En Julio de 1931, con un DeHavilland Puss Moth de cabina cerrada y el copiloto Jack Humphreys, da el salto Lympne/Moscú sin escalas (2.830 Km en 21 horas), prosiguiendo luego hasta Tokio a través de Siberia. En este raid batió un record de velocidad para aviones ligeros al cubrir los 11.000 Km en 80 horas de vuelo efectivo en la ida, y en 78 horas en el retorno.




El 5 de Mayo de 1930, AMY se dispone a efectuar el vuelo entre Gran Bretaña y Australia. El “Daily Sketch” mantendría puntualmente informada a la expectante ciudadanía de la hazaña que suponía enlazar Croydon con Port Darwin; hazaña que realizó AMY en solitario y con un frágil DeHavilland Gipsy Moth de sólo 100 HP: 19.000 Km en 19 días y medio. En la última fotografía, acogida a la piloto durante una de sus escalas en Australia. AMY había pretendido batir el record en poder de Bert Hinkler (15 días en 1928). No lo logró, pero su popularidad creció hasta cotas muy altas. El “Daily Mail” le concedió un premio de 10.000 £, aunque a cambio de exigirle una molesta gira publicitaria que le hizo entrar en períodos de depresión
(archivos Bernard Marck, en su obra “Héros et Héroïnes de l’Aviation”, British Museum Newspaper Library, en la Enciclopedia Ilustrada de la Aviación, y de Ases de la Aviación-Amy Johnson)


El Jason  G-AAAH que AMY utilizó en el vuelo Inglaterra/Australia 1930, un DeHavilland DH 60G con motor Gipsy Moth I de 100 HP, se conserva en el Museo de la Ciencia de Londres. La heroína lo había comprado de segunda mano con la ayuda económica de su padre (600 £) y de lord Wakefield (500 £). La monstruosa travesía estuvo plagada de incidentes y accidentes (aterrizajes dificultosos en Bagdad, Bandar Abbas, Jhansi y Rangún), pero lo más duro resultó, quizá, el esfuerzo que tenía que desplegar para bombear manualmente la gasolina de los depósitos suplementarios, lo cual le provocaba náuseas y desfallecimientos. Entre numerosos premios y homenajes, AMY Johnson recibió el trofeo Harmon y fue condecorada con la enseña de Comendador de la Orden del Imperio Británico (CBE)
(de la Enciclopedia Ilustrada de la Aviación y archivo S. Howe en “Ases de la Aviación”)

   El 29 de Julio de 1932, la “heroína mecanógrafa”  se casó con otro volador solitario, James A. Mollison (Inglaterra/Australia en 1931, London/Cape Town en 1932). Amy batió a su marido en este último vuelo al efectuarlo en ida y vuelta, por lo que se le concedió el Trofeo Segrave. Juntos cruzaron el Atlántico en 1933 e intentaron ganar el Premio Macpherson Robertson en 1934 con un DeHavilland de diseño específico, el bello bimotor DH 88 Comet Black Magic,  aunque no lo consiguieron.

AMY y Jim Mollison
(archivo Bernard Marck, en su obra “Héros et Héroïnes de l’Aviation”)

La piloto en Stag Lane, con su De Havilland Puss Moth The Desert Cloud
(archivo Radio Times Hulton, en “Héroes de la Aviación”)


Propaganda de Castrol en un poster creado por Andrey que refleja la hazaña de AMY Johnson (Mollison) en su vuelo Londres/Ciudad de El Cabo 1932, en solitario y con su nuevo DeHavilland Puss Moth Desert Cloud.  El raid lo realizó entre el 15 y el 19 de Noviembre (en 4 días, 6 horas y 45 minutos); también regresó en vuelo, lo que le valió el Trofeo Segrave. En Mayo de 1936 repitió el raid con un Percival Gull Six. En la foto vemos la acogida que recibe en Croydon al regreso de este último viaje
(propaganda de Castrol y foto de Radio Times Hulton, publicada en "Ases de la Aviación")

continua

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada