sábado, 12 de abril de 2014

Ricardo ANTOLÍN BAIGORRI (1948 - 2008) España

RICARDO ANTOLÍN BAIGORRI EL HILO DE PLATA



310109

amigos,

   dentro de unos días se cumplirá el primer aniversario de la muerte de Ricardo Antolín. Una desaparición que no despertó demasiado eco a pesar de que Antolín, aparte de sus cualidades humanas, había sido campeón de España de copilotos de rallies.

hastaluego



Ricardo  ANTOLÍN  BAIGORRI   (1948 – 2008)   España     230908 actualizado 50414

dedicado a Boni,
que ha hecho posible este homenaje


"Antes de que se corte
el hilo de plata
y se quiebre
el cuenco de oro."

(Eclesiastés, 12-6)


   Copiloto de rallies que se coronó campeón de España en 1973. La afición al automovilismo y a la conducción deportiva no abandonó a Ricardo Antolín en ningún momento. Sin embargo, en competición prefirió reservarse el papel de copiloto-navegante.

   Un papel incómodo, sacrificado, de mucha responsabilidad y de escaso reconocimiento. Para un buen piloto no hay nada más penoso que ser conducido por otro piloto, en el que hay que confiar ciegamente. En los rallies, la parte correspondiente a la regularidad se encuentra casi enteramente a cargo del copiloto, mientras que en los tramos especiales de velocidad, si bien la habilidad del piloto cobra más importancia, su éxito depende de la información que le suministra el copiloto, que debe ser oportuna, veraz e inspirar confianza. La veracidad se trasluce a través de las notas informativas que el propio copiloto ha tomado en ensayos privados, y la responsabilidad de no cometer un error al leerlas es vital (mientras debe seguir ojeando el camino para confirmarlas). Sin olvidar que necesita haberse estudiado el reglamento de la prueba así como su desarrollo y recorrido, utilizar correctamente los cronógrafos y hacer los cálculos precisos para no penalizar en los controles horarios, o no equivocarse de carretera..., entre otras cosas.

   Ha habido pilotos de rallies, como Juha Kankkunen o Jorge Recalde, cuya idiosincrasia les movía a no fiarse de las indicaciones del copiloto, con lo que su conducción era "a vista", sin por ello dejar de ser muy rápidos. Otros, sin embargo, necesitan recibir abundante información, por lo que su cerebro debe trabajar a altas revoluciones para captarla, asimilarla, procesarla, contrastarla con su propia visión y decidir acatarla. Es el caso de Carlos Sáinz, que precisaba el torrente de datos que le suministraba el copiloto de turno; singularmente, el impagable Luis Moya.


Ejemplo de notas e indicaciones ideadas por el copiloto en colaboración con su piloto para los tramos especiales de velocidad de un rally, utilizando un código particular. En este caso se refieren al II Criterium de Rioja 1972, prueba que ANTOLÍN disputó con José Pavón, clasificándose 2º –aunque estas notas, cuyo autor era Víctor Monasterio, no fueron leídas por Ricardo sino por Javier Ispizua (1944-2009)–

   Lo peor de ese trabajo es que la gloria, cuando llega, suele ser para el piloto, que resulta mucho más conocido y aplaudido que el copiloto. Los corredores reconocen y aprecian la labor de este último, pero la masa de aficionados sólo recuerda al copiloto cuando quiere hacerle responsable del bajo rendimiento de su piloto favorito. Como dijo el propio Ricardo Antolín, "el trabajo del copiloto únicamente se destaca cuando falla."

   Ricardo Antolín Baigorri nació en Santiago de Compostela (La Coruña) el 27 de Febrero de 1948, pero su familia se desplazó a Madrid en 1959, y allí residía cuando un compañero del Instituto Ramiro de Maeztu, Fernando González Albertos, le contagió la afición al automovilismo. Ellos dos, más Manuel López Camacho, Javier Lafuente y Jaime Sornosa, fundaron el "Rally Club", escudería bajo la cual todos ellos competirían con mayor o menor intensidad; en rallies, principalmente.

   Antolín comenzó como copiloto de González Albertos, José García Sicilia, Manolo Fuertes y Jaime Sornosa, y ya en 1969 era un apreciado copiloto semiprofesional. Esa temporada compitió gritando las notas a Sornosa ("Correcaminos"),  Bernard Tramont y "Gregorio"  (Lucas Sáinz). Gregorio/Antolín lograron la victoria scratch y al índice en el I Rallye Nocturno Gibralfaro con un Renault 8 Gordini 1.300 grupo 1, ante J. Messía/Isabel M. (BMW 1.600 TI), J. Jouneaux/R. Montalvano (Alpine A110-Renault 1.300 ex Tramont), S. Maldonado/J.-E. Maldonado (Renault 8-Gordini 1.300 grupo 2) y R. Muñoz/J. Segovia (Renault 8 TS, 1º en nacionales).


En el Rally Costa del Sol 1969, ANTOLÍN era copiloto de Correcaminos  en este Seat 850 Sport Coupé 903 nº 52 (que sería reproducido a escala para slot racing), pero el XVII Rallye del RACE 1969 lo disputó Ricardo con el piloto oficial de FASA-Renault Bernard Tramont en un Alpine A110. Aquel Seat coupé nº 52
(archivo Jaime Sornosa y de www.automodelismoslot.es)

También con Tramont y el Alpine A110-Renault 1.440 nº 4, ANTOLÍN obtuvo otra victoria en el Rallye Torre del Oro 1969, ante José Lampreia (BMW 2002 TI Alpina) y Gerardo VanDulken (Renault Gordini de Renault Málaga). El copiloto no acompaña al piloto en la prueba de slalom, por lo que no se ve a ANTOLÍN en la foto; pero fue Tramont quien terminó redondeando la formación de Ricardo. Según conoce uno de sus amigos íntimos, Bernard Tramont (1938-1994) fue el mentor del joven Ricardo ANTOLÍN en los rallies y en la vida
(foto de P. R., en "Velocidad")

   En 1970 Antolín siguió en FASA-Renault, donde, en aquella temporada truncada por el servicio militar, fue copiloto de Gerardo VanDulken y de Tramont, con quien continuó el año siguiente, aunque también logró resultados con Marc Etchebers y José Pavón.




En el Rallye de España 1970, Gerardo VanDulken (1945-2003) fue secundado por Ricardo ANTOLÍN en el Renault 8 TS nº 28. Hicieron un rally sensacional, terminando en el 9º puesto scratch y en el 1º de los R8 TS, al superar en esta categoría a Rasilla/Javal, Villacieros/Poto, Rosende/Al Domo, Benlloch/Garrido, Alcor/Molero, Cerveto/Vidal y Andrés/Elorriaga; con lo que VanDulken se coronaba campeón de la II Copa Renault 8 TS.
Por su parte, también Correcaminos/Cortés (cuarta foto) marchaban muy bien colocados en esta categoría, pero tuvieron que retirarse al romper una bieleta del mando del embrague de su Renault 8 TS en la Subida a Navafría
(fotos de L. G. Canomanuel, en "Autopista", archivo www.forocompeticion.com
 y Chaves o Torcuato en "El Automóvil")

   Como copiloto de Bernard Tramont en los Alpine A110-Renault 1.600S de grupo 6 que inscribía FASA-Renault en 1971 aunque no estuvieran fabricados en España, Ricardo fue 1º en el XII Rallye Internacional Vasco-Navarro, 2º en los III 500 Kilómetros Nocturnos Bujías Bosch, 3º en el V Rallye Internacional Orense y 5º en el XIII Rallye Internacional 2.000 Virajes. El III Rallye Internacional del Sherry lo disputaron Tramont/Antolín con un Renault 8 Gordini, clasificándose 6os scratch y 2os en grupo 1. Al final de la temporada 1971, Bernard Tramont era 5º en el campeonato nacional de rallies.

Tramont/ANTOLÍN disputan en la noche del 1 al 2 de Mayo de 1971 el VIII Criterium Luis de Baviera , en el que no tuvieron suerte. Además de un pinchazo siempre inoportuno, la anulación del tramo de Navafría y la neutralización de otros tramos con hielo quitaron toda oportunidad de victoria a su Alpine A110-Renault 1.600 grupo 6 FIA, que se clasificó 4º, tras los Porsche 911 grupo 6 de Ruiz-Giménez/Bueno, Lencina/Vallejo y Reverter/Rodríguez
(Eloy Chaves en "El Automóvil")

ANTOLÍN en 1971, con Lucas Sáinz, Tramont ante una persona no identificada y Juan-Carlos Oñoro. El año anterior, Tramont había decidido la retirada después de un accidente en el que murió el copiloto Jaime Segovia. En palabras del propio Tramont, fue sólo "debido más a la constancia, al empuje de Ricardo Antolín (¡qué gran copiloto!) que a mi propia voluntad, que accedí a hacer la última temporada en 1971."
(entrevista Manuel Vega/Bernard Tramont en "Auto Hebdo Sport", foto archivo Tramont en "Auto Hebdo Sport")

   Para 1972 se instituye por la FEA el I Campeonato de España de Copilotos de Rallies. A pesar de su vinculación con FASA-Renault, Antolín no estaba fichado en firme por ningún equipo oficial, pero su reputación como copiloto era notoria y ningún primer piloto rehusaría correr con él en el asiento de la derecha. La ambición deportiva de Ricardo le impulsa entonces a intentar lograr este primer título, pero ello le obligará a cambiar de asiento varias veces a lo largo de la temporada, como él mismo explicará en un artículo escrito para el semanario "Autopista" y publicado el 13 de Enero de 1973.

ANTOLÍN relató para "Autopista" los avatares de su temporada 1972, tan azarosa que incluyó una ruptura, una reconciliación y un definitivo alejamiento del equipo FASA, y cuyos resultados pueden resumirse así: 4º en el VI Rallye Internacional Firestone (con José Pavón y un Alpine A110-Renault 1.440 de grupo 5), 2º en el III Rallye de Las Cavas (con Marc Etchebers y su BMW 2002 TI de grupo 1), 2º en el IV Rallye 500 Km Nocturnos Bujías Bosch (Pavón y un Renault 8 TS de grupo 5), 2º en el II Criterium de Rioja (Pavón y A110 grupo 5), 7º en el VI Rallye Internacional Bosch (Pavón y A110 grupo 5), 3º en el XX Rallye de España (Pavón y A110 grupo 5) y 1º en el IX Rallye Automovilista Internacional Costa del Sol (con Jorge Bäbler y un Seat 124 1.600 de grupo 5)

   Aparte de dos frustradas participaciones con los pilotos Eladio Doncel y Ricardo Rizos  Muñoz, nuestro hombre corrió con José Pavón, Marc Etchebers y Jorge Bäbler, logrando los notables resultados que ya conocemos. Pero, al sumar 110 puntos, sólo pudo ser 3º en el campeonato 1972, tras Daniel Ferrater (copiloto de Salvador Cañellas y de Eladio Doncel, 183,6 puntos) y de José Adell (primero copiloto oficial de FASA-Renault con José Pavón, y luego de Seat con Salvador Cañellas y con Jorge Bäbler, 127 puntos). Antolín quedaba por delante de Víctor Sabater (copiloto de Manuel Juncosa, 69,6 puntos) y de Ignacio Lewin (copiloto de José Pavón, Lucas Sáinz y otros, 68 puntos). Los demás rivales superados serían Antonio G. Mantecón (copiloto de Eladio Doncel), Jaime R. Guerrero (de Julio Gargallo), Federico Van der Hoeven (de Salvador Cañellas), Antonio Reverter (de Estanislao Reverter), Juan-Carlos Oñoro (de Juan García de la Rasilla) y muchos más; tantos como setecientos.


La avería del alternador del Alpine A110-Renault 1.600S nº 8 de Pavón/ANTOLÍN en el Rallye de España 1972 les costó una penalización y ceder la 2ª plaza a sus rivales Juncosa/Sabater
(fotos de Boutellier, Chaves o Medina, en "Autopista")

   Este tercer puesto en el campeonato nacional de copilotos constituye la frustración de sus aspiraciones, pero en el último rally ha encontrado Ricardo al piloto ideal, Jorge Bäbler, y la asociación con este virtuoso del volante dará mejores frutos la temporada siguiente, 1973, en la que ambos se coronarán campeones nacionales de pilotos y copilotos de rallies.


Bäbler/ANTOLÍN vencieron incontestablemente en el IX Rallye Automovilista Internacional Costa del Sol 1972 con el Seat 124 grupo 5 nº 9 privado de Jorge, hazaña que les valió para ser pilotos oficiales de Seat en 1973
(fotos de Canomanuel y Villacieros, en "Autopista")


El equipo oficial Seat para 1973: Cañellas, Ferrater, ANTOLÍN y Bäbler
(de "Autopísta")





La temporada 1973 de Bäbler/ANTOLíN con los Seat 124 1.800 prototipo fue sensacional. Aquí los vemos, sucesivamente, en el Rallye 500 Kilómetros Nocturnos Bosch-Alicante, el Criterium Luis de Baviera/I Rallye de la Asociación de Pilotos y en el III Criterium de Rioja.
En esta última prueba, Bäbler salía lesionado en un pie, por lo que en la foto se le ve ocupando el asiento habitual de ANTOLÍN, quien se hizo cargo del auto en algunos tramos de enlace. Pero ello no les impediría lograr la 5ª victoria de la temporada.
Con el dorsal nº 9 sobre la portezuela del Seat, en la última foto están disputando un tramo nocturno del Rallye Costa Brava
(fotos de Domenech, Canomanuel, Medina y Forcano, en "Autopista")

continua

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada