domingo, 23 de diciembre de 2012

LILIANE Laval (1942 – 1961) Francia

LILIANE LAVAL DIECIOCHO AÑOS



80109

amigos,

   Liliane Laval fue la primera víctima europea del karting.

hastaluego



LILIANE  Laval   (1942 – 1961)  Francia      261205 actualizado 231212

para Julia, Merche, Begoña,
Ani, Alessia, Ainhoa, Andrea,
Iratxe o Ainara,
que hicieron karting conmigo


"Un instante después, recreando el rostro,
pude observar una vívida reanimación
de la memoria plástica, aquella expresión
en la que un aire de bondad que le hacía
inclinar suavemente el cuello, como dando a entender
que era excesiva la responsabilidad de portar una mitra,
no conseguía, con una sonrisa localizable
únicamente en los ojos, ocultar el drama
que suponía la asunción de unas obligaciones
tan soberanas desde la certidumbre de ser,
antes que nada, un cuerpo de dieciocho años."

Miquel Àngel Riera (1986)
(traducción de Antón Castro)


   Joven piloto amateur  de karting, muerta en accidente el domingo 15 de Enero de 1961.

LILIANE, a la derecha, con su hermano y una amiga, el mismo día de su muerte
(de “Paris-Match”)

   El go-kart o karting nació a mediados de los '50. En este acontecimiento se encuentraron involucradas varias personas (Art Ingels, Duffy Livingston, Don Boberick, Jim Rathmann, Roy Desbrow...) así como la existencia de un excedente de motores de corta-césped McCulloch, fabricados por la West Bend Company de Wisconsin.

Don Boberick, uno de los creadores del go-kart
(¿de “Sports Cars Illustrated”?)

   Se trataba de hacer un automóvil de cuatro ruedas lo más simple y económico posible, pero con la suficiente prestación como para que sirviera de aprendizaje en la conducción deportiva y proporcionara la satisfacción inherente al pilotaje al límite.

Primer kart construído por Art Ingels en 1956
(de "Karting Magazine" en www.rearenginekarts.com)

   Un bastidor tubular semirrígido y sin suspensión de ningún tipo salvo su propia flexibilidad, una dirección directa, un motor monocilíndrico situado sobre el eje trasero con transmisión directa por cadena, frenos rudimentarios sobre las ruedas traseras, un asiento y nada más.


Duffy Livingston, piloto de sport, pionero del karting y cofundador de la IFK (International Karting Federation), con uno de sus karts
(de http://video.google.com/videoplay?docid=-7077513277061763216)

   De tratarse de un juguete para niños o para que se divirtieran los ociosos soldados de una base aérea (que los construían con material de desecho y ruedas de cola de avioneta), el kart pasó rápidamente a ser considerado como un excelente divertimento de fin de semana, así como la mejor escuela de pilotaje. Casi sin excepción, los pilotos de la fórmula I provienen del karting desde Ronnie Peterson (1944-1978) y los siguientes a su generación.

   Naturalmente, de estos microautos para niños o aprendices de pilotos se pueden encontrar diversos antecedentes, como el Browniekar 3 HP de 1908, el Auto-Bob 5 HP MBD (My Boy’s Delight) de 1914 o el Shaw 2,5 HP de 1924. El más emblemático podría ser el Bugatti Type 52, Baby Bugatti, Bebé o Bugattina, que Ettore Bugatti construyó para su hijo Roland, de 4 años y que apareció en el Salón de París de 1926.



Reproducción a escala 1/2 del Type 35 de Grand Prix, el Bugatti Type 52 Baby era claramente un microauto para niños menores de 8 años, y su motor eléctrico, que ni siquiera autorizaba alcanzar los 20 Km/h, resultaba inadecuado para convertir el juguete en un vehículo de aprendizaje. En la última foto vemos la comparación de un Type 52 con un monstruoso Type 44 limousine
(archivo Maurice Sauzay)



Se pueden encontrar múltiples casos en los que un piloto-mecánico ha construído un microcoche para su hijo. Perteneciente a una saga familiar fuertemente vinculada al automóvil, el dotado Moisés Solana Arciniega (1935-1969) tuvo la fortuna de disponer de pequeños racers desde la edad de 2 años. Aquí le vemos a los 3 años con su Solana nº 1, y a los 8, derrapando con un bonito monoplaza, lo que le serviría más adelante para conquistar varios campeonatos y para llegar a la fórmula I. Cuando apareció el kart ya existían los midgets infantiles de competición, pero se trataba de racers más sofisticados a los que el kart oponía la filosofìa mencionada de bajo coste, ligereza y simplicidad
(archivo de Joaquín Solana en "Moisés Solana: Biografía de un Campeón [http://www.jsolana.com.mx/moises/index.html]" y de "L'Automobile")

   Sorprendentemente, el karting obtuvo un éxito inusitado, fulgurante y universal. Hacia 1959 ya se contaban unos 300 fabricantes en Estados Unidos, reglamentados por la AKMA (American Kart Manufacturer's Association). La CIK (Commission Internationale de Karting, dependiente de la FIA) no se fundaría hasta 1962.


Anuncios de Fox Go-Boy Carts y Midget Car Headquarters en 1959
(en “Sports Cars Illustrated”)



La facilidad de diseño y construcción movió a muchos espontáneos a fabricar su propio kart. Después de unos rudimentarios karts (de 150 cm3, 60 Km/h) compitiendo en una prueba de aspecto poco serio en la Isla de Wight 1959, vemos un Tro-Kart construído ese mismo año por el británico que lo conduce en la foto con tanto entusiasmo, sacando el máximo rendimiento al monocilindro de 98 cm3 que le permite alcanzar los 60 Km/h. En la tercera foto, Bernard Ruanet, de 6 años, posa con el kart que le ha construído su padre en 1960
(de "L'Automobile")


El GKCA National Championship USA 1959 se disputó en Julio sobre un nuevo circuito situado en la proximidad de la fábrica Go Kart Manufacturing Company: el Go Kart Raceway, que había costado 15.000 $ y tenía 400 metros de recorrido. Entre los cientos de participantes se encontraba alguna rareza con motor Yamaha (que “It could go to 10.000 rpm without pain or strain –and sound like a Coventry Climax while doing it.”), varios bimotoreso un más insólito kart con motor marino Johnson refrigerado por agua de 15 ci (~ 246 cm3). Los campeones fueron Jimmy Yamane en clase A, Richard Geer en clase B y Al McDonald en clase C. En la primera foto, un kart Hovey Hawks con motor Mercury de sierra mecánica (de 10 ci ~ 164 cm3 y 10 HP), que también sonaba como un Coventry Climax de fórmula I. En la segunda foto vemos a Richard Geer por delante de Duffy Livingston. Geer ganó las tres mangas en las que participó
(OCee Ritch en “Sports Cars Illustrated”)

   Porque otra ventaja del go-kart era su alta seguridad activa, siempre que se practique sobre una superficie lisa. La mayor parte de los errores de conducción se pagan con una derrapada que frena el auto o con un inofensivo trompo que lo detiene. Sin embargo, toda actividad humana comporta riesgos, y aquí nos referimos a una de las primeras víctimas del karting.



Bob Allen fue la primera gran figura mundial del karting. Tenía 16 años cuando se proclamó, en Las Bahamas 1960 y ante 260 rivales, campeón del mundo de go-kart en clase 200 cm3 con un Jim Rathmann Xterminator de doble motor McCulloch
(de "L'Automobile" y archivo Rodrigo González en "D'Karting")







En 1961, Bobby Allen seguía en forma. En la primera foto se le ve en el match Italia/USA, sobre el circuito Pista Rossa de Milán. Con el kart nº 1, Allen ganó la manga de 100 cm3 y dio la vuelta más rápida en la de 200 cm3.
Unas semanas más tarde, en Las Bahamas, Allen (nº 1) ganó por segunda vez consecutiva el Trophy Sir Victor Sasson de Nassau, a pesar de que en la vuelta 3ª tuvo que detenerse para reglar los frenos. Retrasado hasta la plaza 20ª, remontó y remontó durante 60 vueltas hasta ganar la prueba. Poco después se imponía en el Grand Prix de Oak Fields, clase 200 cm3, y también con un retardo inicial y una remontada de 70 vueltas, tras de la cual adelantaba a su más correoso rival, Jerry Clark (nº 19), que ya se veía vencedor
(G. H. Cord en “L’Automobile”)

   A Europa entró el kart, vía Inglaterra y España (donde existían bases militares de aviadores norteamericanos), experimentando un auge súbito en 1960. La I Competición Oficial de Kartismo de España se celebró sobre el circuito de la avenida María-Cristina de Barcelona el 7 de Mayo de 1960. En Italia o Francia tampoco tardaron en promocionar el divertido juguete, que llegaría a convertirse en la mejor escuela de futuros campeones. En 1999, los SuperKarts carenados (250 cm3, ~ 90 HP, 150 Kg) podían alcanzar los 300 Km/h y, en circuitos apropiados a su configuración, su tiempo de vuelta rápida era similar al de un fórmula I.


Un kart KZ2 de 2010: su motor es un 125 cm3 de Grand Prix (50 HP), caja de cambios de 6 relaciones, 3 discos de freno y un peso en vacío que asciende a 90 Kg. Los SuperKarts son aún más impresionantes
(de “Autopista”)





Que figuras populares como la actriz Brigitte Bardot o el rey Hussein de Jordania practicaran el karting a principio de los ’60 contribuyó a ponerlo de moda
(de "París-Match" [una foto de Robert Blot] y "L'Automobile")


El piloto-periodista Bernard Cahier (1927-2008) ensaya un kart en el Go Kart Raceway a finales de 1960 para un reportaje sobre el karting USA
(de "L'Automobile")




Este kart francés se suministraba en kit con instrucciones de montaje. El de la tercera foto es un kart italiano, también de 1961, que llevaba un motor Mondial de 125 cm3, caja de cambios de 4 marchas y frenos Lockheed en las cuatro ruedas. Por último, vemos un kart Bug Scorpion de la misma época, animado por dos motores McCulloch de 100 cm3 cada uno y freno de disco en el eje trasero
(de "L'Automobile")

Entre el 30 de Septiembre de 1960 y el 14 de Marzo de 1962, Stan Mott dio la vuelta al mundo en un kart, partiendo de Los Angeles de California y rindiendo viaje en el Salón del Automóvil de Ginebra. En total, 42.000 Km. Su vehículo era un Italkart con motor Lambretta de 175 cm3 y 7 HP (motor que no le planteó ningún problema). Con 75 Kg de peso en seco, alcanzaba 106 Km/h. Cuando arrastraba un pequeño remolque para el equipaje, un depósito de combustible suplementario (34 litros en total) y cuatro ruedas de repuesto, le resultaba más difícil pasar de 100 Km/h. En la foto, Stan Mott en Varsovia, con su Italkart-Lambretta y su remolque
(de “L’Automobile”)

   Aunque en Francia la reglamentación oficial no aparecería hasta la temporada siguiente, ya en 1961 se contabilizaban 80 pistas de karting en aquella nación, 150 fabricantes construían los pequeños bólidos y se habían extendido 9.000 licencias. En 2004 existían en aquel país 277 asociaciones deportivas de karting (ASK), distribuídas en 17 comités regionales, se contaba con 25.000 licencias y se disponía de 150 circuitos permanentes sobre los que se disputaban 340 competiciones anuales.

En Francia, el reglamento para la competición de go-kart no entraría en vigor hasta 1962, creado por el Comité National de Karting y la Fédération Française des Sports Automobiles. Se establecían dos categorías (cadets 50 cm3 y seniors 50-100 cm3), así como la obligatoriedad de que todos los motores fueran de ciclo a dos tiempos
(de "L’Automobile")


Anuncios de dos fabricantes españoles de karts en 1967 y 1970
(en "Motociclismo")

   El moderno edificio de muros-cortina acristalados del Palais de la Défense de Paris inauguró el 23 de Noviembre de 1960 otro circuito de go-kart, trazado en la gran superficie de la primera planta y delimitado con balas de paja.


El circuito in-door del Palacio de la Defensa de París
(de "Paris-Match")

   Pero la aficionada Liliane cruzó esta barrera y siguió disparada durante 35 metros hasta la vidriera de la fachada, atravesándola y cayendo a la calle, 15 metros más abajo. Quizá experimentó un atasco en el acelerador y no acertó a frenar o hacer derrapar el kart.


El ventanal por donde se precipitó el kart de la desventurada LILIANE
(de “Paris-Match”)

   Con el casco destrozado, la primera víctima europea del karting murió en el acto. Tenía 18 años

   [El sábado 10 de Diciembre de 2005, otra joven de 21 años pereció en el circuito de karting de La Losilla (en Chinchilla de Montearagón, Albacete, España) cuando su bufanda se enrrolló en el eje trasero del kart y la estranguló, lo mismo que le había sucedido a la bailarina Isadora Duncan en la noche del miércoles 14 de Septiembre de 1927, a bordo de un Amilcar GS 1924 conducido por su amigo, el piloto-mecánico Benoît Falchetto. Y el miércoles 21 de Noviembre de 2012, a las 5:30 horas, otra joven falleció en el circuito MásQueKarting de Villarcayo (Burgos); Sara Barquilla, de 17 años, llevaba encerrado bajo la zamarra un largo foulard arrollado en torno al cuello. Pero una vez en el circuito se debió descorrer la cremallera, y una punta del foulard voló hasta el eje de una rueda

El bonito circuito MásQueKarting fue escenario de una prueba del rally II Getxo Classic 2006
(foto Arturo Lago)]

LILIANE Laval (1942–1961)


Hubert Herzog, Jean Lagache y André Lefebvre en "Paris-Match" de 21 de Enero de 1961, pg. 26 y 27
El País: 11 de Diciembre de 2005, pg. 27
El Correo: 23 de Noviembre de 2012 (Erlantz Gude)

No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada