martes, 19 de noviembre de 2013

Arthur DURAY (1882 – 1954) Bélgica/USA/Francia

http://www.pilotos-muertos.com/home.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/Biografias%20publicadas.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/%C3%9Altimas%20biograf%C3%ADas.htmloterodesaavedra@gmail.com
ARTHUR DURAY – ¿CUÁNDO DEBO IRME?
220307

amigos,

   hace 125 años que nació Arthur Duray, otro de los primeros ases profesionales del automovilismo, que se mantuvo en la competición durante tres décadas y que no veía nunca el momento de tomar la retirada.

hastaluego



Arthur  DURAY   (1882 – 1954)           Bélgica/USA/Francia           31107 actualizado 191113

dedicado a
Miguel Martín Zurimendi


“Dígame a qué hora debo ser
transportado a bordo.”

últimas palabras de Rimbaud
(martes 10 de Noviembre de 1891)


   Arthur Duray nació en Nueva York el 9 de Febrero de 1882 de padres belgas, parece ser; pero Arthur terminaría asentándose en Francia, donde llegó a ser uno de los primeros pilotos profesionales de autos a partir de 1902, aunque también fue aviador (obteniendo la licencia belga nº 3).

   En 1903 corría para Gobron-Brillié, marca establecida desde 1898 en Boulogne-sur-Seine, que utilizaba unos motores propios bastante heterodoxos, puesto que llevaban dos pistones opuestos por cada cilindro. La Gobron acababa de sacar un modelo de carrera con motor de 4 cilindros, 8 pistones, 13,5 litros de capacidad (140 mm x 220 mm ~ 13.547 cm3), 100 ó 110 HP y 995 Kg, con el que Arthur Duray y su team-mateLouis Rigolly disputaron la multitudinaria París/Madrid el 24 de Mayo. Rigolly terminó 29º en Burdeos con el nº 219, mientras que Duray fue 64º con el nº 225; un tercer Gobron-Brillié, el nº 82 que conducía Koechlin, se clasificó 75º.

   No eran resultados demasiado brillantes, pero poco más tarde, el 17 de Julio, Duray batiría con el mismo modelo el record absoluto de velocidad sobre tierra (LSR) en una carretera recta de Ostende (Bélgica): 134,328 Km/h. Y el siguiente 5 de Noviembre subió la marca a 136,363 Km/h en Dourdan (Francia). Era el 7º recordman oficial, después de DeChasseloup-Laubat en 1898, Jenatzy, Serpollet, Vanderbilt, Fournier y Augières. Además de esta plusmarca, que le proporcionó una cierta fama mundial, Duray quedó 2º en la Subida del Gaillon, tras su compañero de equipo Rigolly y ante el vapor Gardner-Serpollet de Pelzer.

El Gobron-Brillié de records
(archivo http://www.uniquecarsandparts.com.au/world_land_speed_record_07.htm)

   Parece que el 31 de Marzo del año siguiente logró una velocidad de 142,84 Km/h en Niza. Era una marca con la que se superaba a sí mismo pero no mejoraba las obtenidas por Henry Ford y por William Kissam Vanderbilt II dos meses antes (147,04 y 148,51 Km/h, respectivamente); aunque la cosa se complica, porque en Europa se acostumbraba a ignorar los records obtenidos en Estados Unidos y porque en otra fuente se lee que era Louis Rigolly quien conducía el Gobron-Brillié en Niza, y que obtuvo 152,53 Km/h, lo cual sí constituiría un nuevo record –record que, sin embargo, no figura en las numerosas listas que los reseñan–.

Arthur DURAY en la época en la que fue recordman mundial
(archivo http://www.gracesguide.co.uk/Arthur_Duray)

   Lo que es cierto es que, a pesar de los éxitos logrados en 1903, Duray abandonó la marca y se fue a la Darracq, para la que terminó 5º en la Targa Florio 1904. Rigolly logró un nuevo record absoluto en Ostende el 21 de Julio con el Gobron-Brillié (166,66 Km/h), mientras que la Darracq batió a su vez el LSR a finales de 1904, el 13 de Noviembre, con un V8 de 200 HP (168,208 Km/h); pero era Paul Baras el que empuñaba su volante en Mongeron (Francia) y no Duray, quien, tal vez molesto por ello, buscó acogida en la DeDietrich (Lorraine-Dietrich a partir de 1906).

Parece seguro que es Arthur DURAY quien se halla sentado ante el volante de este pequeño Darracq en 1904
(de Internet)

   En 1905 quedó 6º en la Copa Gordon Bennett y 2º en la Coppa Florio de Brescia, y el año siguiente ganó el Circuit des Ardennes Belges. Era su primera gran victoria en la arena de los Grands Prix, conseguida a 105,9 Km/h ante el Darracq de Hanriot y el DeDietrich de Rougier.


Con el imponente DeDietrich CR2 1905 nº 27 de Grand Prix (17,0 l,130 HP), Arthur DURAY y su mecánico se clasificaron 6os al término de la Copa Gordon Bennett 1905 en Auvergne.
(foto del piloto amateur  y fotógrafo profesional Jacques-Henri Lartigue [1894-1986], en “Los Grandes Fotógrafos – J. H. Lartigue”
y en http://thephotographersgallery.org.uk/jacques-henrilartigue,
y dibujo de Poyes en la obra de Boddy & Ward)

"Duray le Gagnant". Esta litografía de Ernest Montaut (1879-1936) inmortaliza, con su característico estilo ingenuo y colorista, la primera victoria de Arthur DURAY en un Grand Prix, el Circuito de las Ardenas 1906 a 105,87 Km/h
(de www.donaldheald.com, vía Karino)

   En el Grand Prix del ACF 1906 (la carrera que ganó Ferenc Szisz para Renault en Le Mans, que algunos historiadores consideran el I Grand Prix del ACF mientras que para otros es el IX), Duray se clasificó 8º. A finales de año participó en la Copa W. K. Vanderbilt, disputada en Long Island, siendo allí 3º con su Lorraine-Dietrich 17,0 l 130 HP, tras el Darracq de Louis Wagner y el FIAT de Vincenzo Lancia.

El equipo Lorraine-Dietrich en el Grand Prix del ACF 1906. DURAY es quien se encuentra al volante
(archivo Serge Bellu)

En esta sensacional fotografía podemos comprobar cómo se le amontona el trabajo a Arthur DURAY. Su mecánico se ha hecho con uno de los neumáticos de repuesto, quizá para ganar tiempo ante el inmediato cambio de gomas, que debían efectuar los miembros de a bordo sin ayuda ajena. Pero la centrífuga en la curva a derechas está a punto de expulsarlo del auto, a él y al neumático. Arthur, mientras mantiene la pesada dirección, atento a corregir el habitual sobreviraje en cuanto aparezca, echa una mano para no quedarse sin copiloto o, al menos, sin neumático. A pesar de tantas fatiguillas, piloto y mecánico terminaron 3os en esta Vanderbilt Cup 1906
(archivo Edita SA)

   La temporada 1907 fue 4º en la Targa Florio y en una manga del Premio Imperial del Taunus, en tanto que en el Grand Prix del ACF, en Dieppe, lideró la carrera desde la 4ª vuelta tras la retirada de Louis Wagner, y posteriormente logró la vuelta más rápida (121,38 Km/h) mientras le disputaba la victoria a Lancia, aunque finalmente se vio obligado a abandonar. Por entonces, Duray, de 25 años, seguía siendo un profesional prestigioso y eficiente, con aquellos autos tan pesados, no muy potentes, demasiado altos, con escasos frenos, suspensiones ineficaces y estabilidad terrorífica. Sin embargo, su declive ya se vislumbraba. En la Copa Brescia también abandonó cuando marchaba en primera posición, aunque aquella temporada triunfaría en la Moscú/San Petersburgo 1907.

DURAY y su mecánico posan en los preliminares del Grand Prix del ACF 1907. Su Lorraine-Dietrich no tenía rotulado aún el dorsal nº LD1. En carrera se mostraría de los más rápidos
(archivo Serge Bellu)

Como explica Alberto Mallo, aquí se ve un soberbio contravolante de DURAY, que se ha pasado un poco en su duelo con Vincenzo Lancia en Dieppe 1907, duelo en el que Arthur marcó la vuelta más rápida. Ambos abandonaron y ganó Felice Nazzaro
(archivo Alberto Mallo)


DURAY durante la Moscú/San Petersburgo 1907, que ganó con el Lorraine-Dietrich 60 HP (el de turismo, no el de Grand Prix), en otra litografía de Montaut. Parece que la nieve rusa le ha blanqueado el mostacho. La Cruz de Lorena de su jersey era el emblema de la Lorraine-Dietrich
(de www.donaldheald.com, vía Karino, y archivo Mark Hughes)

En 1908, con traje de calle y botas de montar a caballo. Esta temporada tampoco pudo terminar el Grand Prix del ACF, donde llevaba el dorsal nº 5 en su Lorraine-Dietrich. En el American Grand Prize de ese año se clasificará 10º
(archivo Mark Hughes)

   Entretanto, también ejercía de piloto aviador, participando en pruebas como la Grand Semaine de l'Aviation de Rouen 1910. En 1911 llevaba un Excelsior en la Coupe de "L'Auto" para voiturettes cuando se accidentó. El año siguiente corre para una marca secundaria creada por Edmond Gentil, la Alcyon, que ha sacado este año un modelo de 4 cilindros 3,0 litros y 4 válvulas por cilindro, con el que Arthur es 10º en el Grand Prix del ACF 1912 y 6º en la Coupe de "L'Auto".


Arthur DURAY en el Meeting d'Aviateurs de Bruxelles asi como en la Grand Semaine d'Aviation en Rouen 1910, al timón de un biplano Henry Farman. Obsérvese que pilotaba con traje y corbata, despreciando los atuendos especiales con los que se disfrazaban otros aviadores. Arthur tenía aquí 28 años pero parece mayor
(archivo Jean-Pierre Lauwers, publicada en www.earlyaviatyors.com y www-baha.be, vía Karino)

DURAY y su mecánico en el Grand Prix del Automóvil Club de Francia 1912 con el Alcyon nº 40
(archivo Mark Hughes)

   Con un Delage Type Y, en 1913 queda 5º en el III Grand Prix de France (no de l’ACF) y es 1º con un Métallurgique en el Tour de France Automobile. Después se dedica a intentar de nuevo el LSR con el monstruoso FIAT S.76 del príncipe Boris Soukhanoff. Soukhanoff era propietario reciente del S.76, un aparato creado por la FIAT en 1911 para batir al Blitzen-Benz. En su día fue pilotado por intrépidos de la talla de Felice Nazzaro, Jack Scales o Pietro Bordino, que alcanzaron con él los 200 Km/h, lo cual se quedaba por debajo del potencial del auto.

La respuesta de FIAT al Blitzen-Benz fue este S.76, un tosco monstruo de 300 HP nominales
(archivo Guzzardi & Rizzo)


Del FIAT S.76 se dijo que había logrado casi 180 M/h (~ 288 Km/h) en Long Island 1912, pero no resulta verosímil. Su velocidad máxima en un momento puntual debía quedarse algo por debajo de los 250 Km/h. Su tripulación en la segunda foto parece compuesta por Nazzaro y Scales; en la tercera, el monstruo lleva un escape exterior con un amago de silenciador, así como un protector de la cadena
(de la Enciclopedia Burgess Wise, recopilación de John Tennant y Edita SA)

   Pero ahora se trataba de batir a Bob Burman, quien había obtenido con un Blitzen-Benz 227,6 Km/h en Daytona Beach el 23 de Abril de 1911, marca que permanecía en vigor (aunque no fue reconocida en Europa oficialmente). O, al menos, si la de Burman no era válida, superar la anterior plusmarca, la que había logrado Barney Oldfield en 1910, también con un Blitzen y en Daytona, que era de 211,27 Km/h.

   El príncipe tenía la intención de lograr el record por sí mismo, pero pronto se dio cuenta de que no era capaz de sacar al FIAT todo su rendimiento y contrató al antiguo recordman Arthur Duray. El motor de la bestia era un 4 cilindros en dos bloques, 190 mm x 250 mm, 28.353 cm3, 290 ó 300 HP a 1.900 R/mn. Para hacerse idea de su tamaño, remarquemos que cada cilindro tenía más de 7,0 litros de capacidad y que necesitaba triple encendido para garantizar el quemado completo de la mezcla que llenaba semejantes calderas. El conjunto pesaba 1.900 Kg.

FIAT S.76 de 1911, conocido como La Fiera de Turín  (4 cilindros, 28.353 cm3, 290/300 HP a 1.900 R/mn)
(dibujo de Maurizio Riccioni para la obra de Piero Casucci)


Arthur DURAY, su bravo copiloto y el monstruoso FIAT S.76
(de www.forum-auto.com y archivo "Auto Rama")

   Duray lo probó en Brooklands hasta comprobar que el ángulo del peralte era insuficiente para exprimir el motor a fondo, convenciendo a Soukhanoff de la imposibilidad del intento en semejante escenario por el procedimiento de acomodarlo en el asiento de la izquierda y darle un paseo. El aterrado príncipe admitió entonces que había que encontrar otro lugar más apto y, tras buscar en Salon y en Italia, se decidió que fuera la recta de Ostende, que Arthur ya conocía a esos efectos (desde hacía una década). Los intentos fueron repetidos y laboriosos, y aunque se logró una velocidad de unos 225 Km/h, la marca no fue reconocida. Dejemos que el propio Arthur Duray explique sus fatigas.

   "¿Mis impresiones? Andar en primera, segunda o tercera no era difícil, pero cuando llegaba el momento de colocar la cuarta, a 190 Km/h, las cosas se complicaban. Había que afirmarse bien, empujar la palanca hacia delante para hacer entrar la cuarta y tener buen cuidado de no salir despedido. Al volver a acelerar, se experimentaba un violento tirón que nos destrozaba los riñones. Para los paseantes, un kilómetro es una distancia relativamente larga, pero a esas velocidades no se había borrado aún de mis ojos la imagen de la primera señal cuando ya veía aparecer la que indicaba el final del recorrido. ¡Apenas si tenía tiempo de contar hasta 17!  [Un kilómetro en 17 segundos equivale a una velocidad de ~ 212 Km/h.]

   Fue con gran contrariedad como comprobé que en Ostende el recorrido no es lo suficientemente largo, y recién se puede alcanzar la velocidad máxima (230-240 Km/h) algunos metros antes de finalizar el kilómetro. Es precisamente entonces cuando se inicia la parte más difícil del proceso: al levantar el pie del acelerador, el auto tiende a atravesarse en el camino, y sólo se dispone de 1.500 metros para detenerlo."

Secuencia fotográfica del intento de record de Arthur DURAY y el FIAT S.76 en Ostende 1913. Se aprecia que al FIAT le han montado el carenado de radiador con um abocinado más cerrado, más aerodinámico. Y que Duray, que ha perdido el pelo, sin gorra recuerda a Lenin. Se ve al FIAT cruzando la meta a todo gas, a los comisarios midiendo la distancia exacta desde otro auto con una rueda calibrada, los jueces en la línea de llegada y el equipo de cronometraje eléctrico. Reconocido o no el record, el caso es que Arthur DURAY dominó al inconducible monstruo de 290/300 HP y 240/250 Km/h, extrayéndole todo su potencial en una estrecha carretera –cosa que no nos atreveríamos a intentar algunos de nosotros–
(archivo Alberto Mallo)

   Este semifracaso confirma a Arthur Duray, que tiene entonces 31 años, como un profesional devaluado, una vieja celebridad venida a menos. Esa misma temporada de 1913, Arthur ha participado con un Métallurgique en el V Tour de France Automobile, como ya sabemos, terminando sin penalizar, al igual que otros nueve pilotos, siendo todos clasificados en 1ª posición exaequo. Se trataba de una prueba de regularidad y fiabilidad, algo menor para un piloto de Grand Prix y de record; pero quien puede lo más, puede lo menos. Además, Arthur aún tendrá un destello de gloria porque en 1914 se presenta en las 500 Millas de Indianápolis con el Peugeot 3,0 litros de Jacques Munier en lo que parece una apuesta imposible, dado que tendrá que competir contra autos de hasta 7,4 litros. Pero Duray llegará a meta 2º, tras el Delage 6,2 litros de René Thomas y ante el de Albert Guyot. Es una hazaña considerable en su única participación sobre el brickyard, que reverdece sus laureles y su billetera.

DURAY con el Peugeot con el que obtuvo tan brillante resultado en la Indy 500 1914. La foto se ha coloreado a mano, por lo que no es seguro que el auto estuviera pintado de rojo
(archivo Douglas Odgen, en http://theoldmotor.com/?p=62241)

   Para el Grand Prix del ACF 1914, el siguiente 4 de Julio, se le confía un Delage Type S con el que termina 8º. Luego viene la I Guerra Mundial, que dura cuatro largos años sin carreras en Europa. Ocasión apropiada para retirarse, pero Arthur decide seguir en activo, bien por vocación, bien por razones económicas (lo mismo que otras figuras señeras como Férnand Gabriel, Louis Wagner, Victor Hémery, Otto Hieronymus o Jules Goux). Duray correrá entonces para Voisin y entrará 2º en el Gran Premio Touring Car francés de 1922, emparedado entre sus compañeros de equipo Rougier, el ganador, y Gaudermann, 3º.



En el Grand Prix de l’ACF 1914, DURAY logró clasificar 8º el Delage Type S nº 35. A sus 32 años, sería su último Grand Prix. En la primera foto, el equipo Delage poniendo a punto el auto antes de la carrera: Arthur Michelat (ingeniero), Arthur DURAY (piloto) y Louis Delage (propietario). Sus compañeros de marca, Guyot (nº 23) y Bablot (nº 9), no terminaron la prueba
(de Bibliothèque Nationale de France, archivo http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Arthur_Duray_at_the_1914_French_Grand_Prix.jpg,
y archivos Christian Moity y en.wikipedia.org)

Durante la I Guerra Mundial, DURAY sirvió, por supuesto, como automovilista (no sabemos si también como aviador)
(de “Le Miroir”, archivo http://commons.wikimedia.org/wiki/File:M_72_15_Arthur_Duray_automobiliste.jpg)

   En 1924 dispone de otro monstruo con motor de avión para carreras de fórmula Libre, el D'Aoust-Hispano Suiza con el que es 2º en el Gran Premio de Marsella, tras Macoco de Alzaga (Sunbeam) y ante el Guyot Spéciale-McCallum de Albert Guyot. El 12 de Octubre de 1924 es 3º en el I Match des Champions, en Montlhéry, tras el FIAT Mephistopheles de Eldridge y el Thomas Special-Leyland Eight de Parry-Thomas. Pero estas carreras circenses, aunque de mucho mérito para los pilotos de semejantes artefactos, no ofrecen la competencia ni otorgan el prestigio de los Grands Prix. Posteriormente, la actividad de Duray se limitará a competir con marcas secundarias y de clase 1.100 cm3 o en pruebas de Turismo. Marcas como Excelsior, Ariès o Amilcar, con las que conseguirá algún otro éxito relevante.


La Excelsior era una marca belga cuya calidad no le impidió desaparecer en 1932, arrastrada por la crisis económica mundial. La francesa Ariès duró un poco más: hasta 1938
(archivos Enciclopedia Georgano y Enciclopedia Burgess Wise)

   El 20 de Septiembre de 1925 corre Arthur el II Gran Premio de Turismos sobre el duro circuito de Lasarte (Guipúzcoa), una prueba de resistencia de 12 horas, con Charles Martin como piloto de relevo en un Excelsior 5,0 litros (clase B). André Boillot fuerza su Peugeot desde el principio para distanciar a los rivales, pero el viejo Arthur Duray sabrá seguirle el ritmo, siendo 2º hasta que se funden dos bielas del Excelsior. En las 24 Horas de Spa ha sido 38º. En 1926 corre las 24 Horas de Le Mans, donde el Ariès 3,0 l nº 11 que comparte con Charles Flohot se incendia en la vuelta 31ª. Pero logra terminar 2º en las 200 Millas del JCC, clase hasta 1.100 cm3, tras Charles Martin y ante André Morel (todos con Amilcar). Luego será de nuevo 2º (de André Morel esta vez) en el IV Gran Premio de Italia de Vetturettes, yendo ambos con Amilcar C6. Eso fue el 27 de Junio, pero cuatro meses después, el 17 de Octubre, Arthur logrará su última gran victoria: en el I Grand Prix du Salon, en Montlhéry, queda 2º en la primera manga con el Amilcar C6 (tras Charles Martin) y gana la 2ª y la 3ª, siendo proclamado vencedor absoluto.

DURAY llevaba el Excelsior nº 3, compartido con Charles Martin, en el II Gran Premio de Turismos de San Sebastián/Prueba de las Doce Horas, el 20 de Septiembre de 1925. Arthur hizo una carrera valiente persiguiendo a Boillot, aunque quien se halla al volante en el momento de la instantánea parece Martin. Desgraciadamente, el motor del Excelsior no aguantó
(archivo Ángel Elberdin en su obra “Circuito de Lasarte”)


El Amilcar C6 era una pequeña joya de aspecto racer y alto rendimiento, última versión del modelo CC que había aparecido en 1921. Se encontraba animado por un 6 cilindros de 56 mm x 74 mm, 1.094 cm3, DOHC, un Solex + un compresor Roots, con potencias máximas que oscilaban entre los 62 HP y los 108 HP, según el grado de deportividad que deseara el cliente. En la versión más potente, con un rendimiento de 100 HP/l (que no sería habitual en los deportivos de serie hasta finales del siglo), el Amilcar alcanzaba los 200 Km/h
(de The Encyclopedia of Classic Cars" y archivo David Burgess-Wise)

   En 1927 se verá a Duray en las 24 Horas de Le Mans, compartiendo el Ariès 1.088 cm3 nº 28 con Roger Delano; no logrará terminar la carrera, al igual que el año siguiente, en el que el mismo equipo (el Ariès lleva el dorsal nº 40 esta vez) tiene que retirarse después de sólo 380 kilómetros. Un mes después y en el V Gran Premio de España para Vehículos Sport/Prueba de las Doce Horas, que se disputa en Lasarte el 29 de Julio de 1928, el veterano Arthur Duray compite con el Ariès nº 16 de categoría C y termina 9º (con el handicap acumulado), a 107,0 Km/h (el vencedor, Louis Chiron, con un Bugatti de categoría D, ha terminado a 126,9 Km/h).

   En el Grand Prix Touring Car belga 1930, Arthur Duray es 4º con el Ariès; pero después de esta última hazaña apenas se volverá a oir hablar del antiguo as, que muere olvidado el jueves 11 de Febrero de 1954, recién cumplidos los 72 años




Arthur DURAY (1882–1954)
(foto de Lartigue, dibujo en "Velocidad", archivo www.historicracing.com
y de "Le Mois Automobile", archivo Christian Moity)


Auto Rama: tomo 3, pg. 505
Alberto Mallo: Diccionario, pg. 108
Enciclopedia Salvat del Automóvil
http://www.earlyaviators.com/eduray.htm
http://www.f1empire.com/ad.htm
Richie Jenkins: The Indy 500 drivers – Where are they now?
http://www.historicracing.com/drivers.cfm?driverID=1959&AlphaIndex=D
http://www.donaldheald.com/s7685.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Arthur_Duray


No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada