jueves, 1 de enero de 2015

Ramón TORRAS (1943 – 1965) España

http://www.pilotos-muertos.com/home.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/Biografias%20publicadas.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/%C3%9Altimas%20biograf%C3%ADas.htmloterodesaavedra@gmail.com 


RAMÓN TORRAS – ¿IRREPARABLEMENTE?


181114

amigos,

   hace unos meses se cumplió el 70º aniversario del nacimiento de Ramón Torras; y dentro de unos meses llegará el 50º aniversario de su muerte. Parecía que estaba llamado a ser el primer titulado español en el campeonato del mundo de los Grands Prix de la FIM, pero no fue así.

   Sin embargo, algo de su ejemplo fructificó; y ahora hay dieciocho pilotos motociclistas españoles que han acumulado 44 títulos entre todos.

hastaluego



Ramón  TORRAS   (1943 – 1965)       España    70496 actualizado 201214

para Ramón Torras


"Ce choc, ce choc, l'a-t-il tué?
Ses os ont-ils été brisés
contre l'arbre... irréparablement?"

Isidore Ducasse, compte de Lautrémont (1846-1870)



   Joven piloto motociclista de gran calidad, ya una realidad más que una promesa, que vio truncado su brillante futuro en una prueba secundaria. El domingo 30 de Mayo de 1965, cuando iba en cabeza de la manga correspondiente a la categoría de 125 cm3 disputada sobre el circuito urbano Brisamar, junto a la playa de Comarruga (o Coma Ruga, en el Bajo Panadés, provincia de Tarragona), su Bultaco nº 7 derrapó y se estrelló contra un árbol. Sólo le quedaban por recorrer 800 metros para cruzar la meta y lograr la victoria en esta carrera poco relevante, en la que participaba para probar las máquinas con las que iba a correr en el Tourist Trophy de la Isla de Man.

Ramón TORRAS, en Brisamar 1965
(archivo Santi Prat, en la obra de Javier del Arco)

   Torras había partido retrasado de la única fila que constituía la pobre parrilla de salida (además de Ramón, Salvador Cañellas, José Medrano, Enrique Escuder y Mauricio Aschl) y, al adelantar al concursante que iba en 2ª posición, sufrió una primera caída sin más consecuencias que la rotura de la cúpula parabrisas. Furioso consigo mismo, emprendió una feroz remontada desde la última plaza que le llevó a liderar de nuevo la prueba ante Medrano, a quien, en la última vuelta antes de una larga curva a izquierdas, muy rápida y deslizante, adelantó de una forma que el propio Medrano recuerda así:  “Ramón me alcanzó en la frenada anterior a ese tramo, y aunque sus adelantamientos me impresionaron muchas veces, allí me asustó. ¡Era imposible rodar así sobre aquel asfalto...! ¡Es que me dejó clavado!"




Salida de la escuálida parrilla de la prueba de Brisamar. TORRAS lleva la Bultaco nº 7. El nº 2 es Salvador Cañellas, el nº 8, Medrano, el nº 10, Enrique Escuder, y el nº 5, Mauricio Aschl.
Esta tercera fotografía no corresponde a la fatal carrera sino a la de Riccione 1965, pero reproduce una situación similar: TORRAS, nº 18, efectúa un arriesgado adelantamiento en curva a un rival sobre el asfalto encharcado.
En la cuarta foto vemos a TORRAS tras rebasar a Medrano en Brisamar, con la tragedia muy próxima
 (archivos “Motor Clásico”, “Motociclismo” y Carlos Domínguez en “Fórmula Moto”)

   En efecto, era imposible; y de inmediato llegaría la segunda y fatal caída. Negociando el curvón grasiento, la Bultaco serpenteaba en constantes pérdidas de adherencia hasta que, inevitablemente, se cruzó, descabalgando violentamente a Ramón, cuyo cuerpo proyectado topó con un árbol delgado y un arbusto antes de estrellarse contra otro árbol algo más grueso. Trasladado a la Clínica Monegal de Tarragona después de una primera asistencia a cargo del doctor Ignacio Ribas en un dispensario local, murió poco después, a las 13:20 horas. El fundador de la Bultaco, don Paco Bultó, que consideraba a Ramón como a un hijo, decidió abandonar la competición de velocidad, presa de un profundo pesar, y ese mismo día disolvió la escudería oficial de la marca. Aunque casi inmediatamente suavizó la drástica decisión, esta se haría más firme con la pérdida, cuatro años más tarde, de otro joven valor, Pedrito Álvarez.


Otra de las últimas fotos de Ramón TORRAS vivo
y su Bultaco accidentada
(archivos “Motociclismo” y “Motocicleta Clásica” en
file:///N:/Im%C3%A1genes%20N%20(160514)%2016,2%20GB/NMAND%20fotos%20160514/T0/Ram%C3%B3n%20TORRAS/138-ramon-torras-figuerasla-corta-vida-del-mas-grande.html)







Francisco-Xavier Bultó Marqués,  “don Paco”  (1912-1998), motociclista (desde 1930) y automovilista, campeón catalán  amateur  (en 1935) y nacional (en 1948), ingeniero, diseñador y constructor de las motocicletas Montesa y Bultaco, fabricante de segmentos de pistón, industrial en el textil, en la industria química y en la de maquinaria pesada… Un personaje inolvidable.
En las fotos: motociclista en Montjuich,
con su equipo Montesa en el Tourist Trophy de la Isla de Man 1951,
ganando una medalla de bronce en los Seis Días Internacionales de Trial (ISDT) de Varese 1951 con una Montesa D51 nº 33,
con el Porsche 356 nº 310 en el Rallye des Alpes 1953,
con Barry Sheene y Frank Sheene en 1969,
con Niki Lauda, un nieto y Clay Regazzoni en 1973
y paseando, imperturbable, con su Montesa Brío 125 cm3 modelo 1947 y su boquilla
(foto Claret en la obra de Javier del Arco “40 Años de Montjuich”,
archivo Mick Walker en su obra “Motos Españolas”,
archivos http://www.forum-auto.com, “El País”
y http://www.rtve.es/alacarta/videos/paisajes-de-la-historia/paisajes-historia-creadores-velocidad-motociclismo/1149637/)



Juan-Antonio Samaranch, periodista deportivo y político vinculado a la Delegación Nacional de Educación Física y Deportes, prende en el féretro de TORRAS la  Medalla al Mérito Deportivo  que le ha sido concedida a título póstumo.
Los reporteros de la revista “Motociclismo” fueron a reconocer el lugar del siniestro y a colocar una corona de flores al pie del árbol contra el que se mató Ramón TORRAS
(archivo “Motociclismo”)


La revista “Motociclismo” publicó un extenso artículo necrológico y biográfico de Ramón TORRAS en su edición especial de Julio de 1965, con texto de Ángel Gómez Escortal, proemio de Francisco X. Bultó (“Cuando Marchaba en Cabeza”) y numerosas fotografías procedentes del álbum de la familia Torras y de los archivos de “Motociclismo”, Motor Press, Jaime Alguersuari senior y junior, Torremocha, Agencia Cifra y Álex J. Botines, muchas de las cuales se reproducen en esta reseña.
Y en el obituario de la revista “L’Automobile” se destaca que TORRAS estaba extraordinariamente dotado, que nunca echaba la culpa a sus motos cuando no tenía éxito y que, a pesar de ser el número uno, jamás exigía la mejor máquina. Por otra parte,  “desde hacía tiempo había adquirido cierta moderación de su natural ímpetu, habiendo llegado a ser un piloto muy seguro.”  En Francia era muy apreciado, así como en Italia

   Ramón Torras Figueras tenía 21 años, puesto que había nacido en Barcelona el 22 de Diciembre de 1943 (aunque, según otras fuentes, fue el mismo día de 1942. Quizá el precoz Ramón falsificara su edad para poder correr antes de tiempo). Trasladado en la infancia a Sabadell, a los 3 años quedó huérfano de padre, a los 11 ingresaba en un seminario, a los 14 dejó los estudios de bachillerato y, algún tiempo después, entró a trabajar en un taller de motocicletas perteneciente a Juan Sobrepera  “Tiger"  (1936-1966), representante oficial de Bultaco, mecánico y corredor (vencedor de clase en las 24 Horas de Montjuich 1960 y campeón de España de Resistencia), quien trocó pronto su condición de patrón para pasar a ser maestro, compañero de carreras y amigo; su mentor, en definitiva.





Ramón TORRAS a los cuatro años, en un auto de tiovivo. Pero lo suyo serían las motos.
A los seis años, con su hermana Mercedes en el Colegio Divina Pastora.
A los ocho años, en su primera comunión.
A los diez años, en el Colegio de los Hermanos Maristas.
A los catorce años, primero por la izquierda, con su cuadrilla de compañeros
(archivo familia Torras, en "Motociclismo")

Ramón TORRAS hace de pasajero en el side-car Bultaco nº 51 pilotado por Sobrepera, para quien Ramón trabajaba desde los quince años
(archivo Sobrepera o familia Torras, en "Motociclismo")

   Allí se le despierta la vocación a Ramón y diez meses más tarde (el 29 de Junio de 1960) participa en su primera prueba como piloto, el II Moto-Cross Ciudad de Sabadell, que gana con una inapropiada Ducson Repris 50 cm3, frente a los pilotos oficiales de Derbi. Ramón Soley, presidente del Moto Club Sabadell, vaticinó que  “El  nen  iba a ser un auténtico fenómeno”.  Pues sí, porque gana a continuación otras 7 pruebas para Ducson (en clases 50 cm3 y 75 cm3) entre Julio de 1960 y Marzo de 1961. En Mayo de 1961, además de 1º de clase queda 3º absoluto en la lll Subida a Santa Cruz de Olorde con una modesta Ducson de 75 cm3, tras Juan Sobrepera  Tiger  y Ramón Costa (Bultaco 125 cm3). Tiger  llevaba una Bultaco 175 cm3 de competición y Torras sólo le había cedido 1 segundo. Ese año, Sobrepera le facilitará su bautismo de fuego en el ambiente internacional al llevarlo como co-équipier a Warsage (Bélgica), donde el 10 de Junio se celebra una prueba de resistencia FIM, en la que Tiger/Torras quedan 1os de clase 125 cm3. Y posteriormente le cederá una Bultaco Tralla 101 con la que Ramón se fogueará en carreras regionales de categoría Sport. Juan Sobrepera recordará:  “Era un auténtico crío. Sin embargo, ya corría mejor que yo y que muchos.”


Su primera carrera, en Sabadell, con la Ducson nº 50 (el primero por la izquierda en la primera fotografía, en el centro en la segunda) fue también su primera victoria, con la Ducson 50 cm3 preparada por él mismo, ante los oficiales de Derbi Asensi y Torrens, que disponían de máquinas especiales de moto-cross de 65 cm3
(de “Motociclismo”)





En otra prueba de moto-cross con su Ducson
y con una Bultaco Tralla nº 48 de Tiger, antes de ser piloto oficial (segunda foto: carrera en cuesta a Montserrat).
Tiger incluso le prestaba su casco a rayas (tercera foto, en la que Ramón hace el  salto de la cremallera  en la Subida a Montserrat).
Posteriormente seguiría haciendo moto-cross y trial por placer y para mantener la forma física y los reflejos de reacción ante los derrapajes
(archivos “Motociclismo”, “Motor Clásico” y Carlos Domínguez en “Fórmula Moto”)

En la III Subida a Santa Cruz de Olorde 1961, con su Ducson 75 cm3 subió a 72,151 Km/h de media, cediendo únicamente un segundo a la Bultaco 175 cm3 de competición de Tiger (72,365 Km/h) y dos décimas al 2º, Ramón Costa
(archivo familia Torras y “Motociclismo”)

   En Septiembre de 1961, con 17 años y despedido y avalado por Tiger (que cierra su taller de Sabadell), pasa Ramón al departamento de competición de Bultaco, donde el veterano piloto  "John Grace"  (Juan-Manuel Gracia Yome) se encarga de transmitirle su experiencia para que, en unos meses, se convierta en la máxima figura del motociclismo español. También Mauricio Aschl lo quería como compañero en Bultaco, pero Aschl era un  amateur  y abandonó pronto la marca y a Ramón, que aspiraba a ser un profesional.

Ramón TORRAS, ya piloto oficial en la Bultaco
(archivo “MotoCiclismo Clásico”)

   En 1962, su primera temporada completa con máquinas oficiales, Torras logra dos campeonatos de España. En los entrenamientos del XII Grand Prix de España, manga de 125 cm3, Ramón se codeó con Mike Hailwood, que llevaba una EMC nº 28 y que en carrera se clasificó 4º. Ramón se retiraba pronto del Grand Prix con su Bultaco nº 1, pero habiendo sido más rápido que los otros pilotos de Bultaco John Grace y Marcelo Cama, y esa temporada sumaría 3 victorias internacionales más 5 nacionales.


Johnny Grace (5º en el Grand Prix de Alemania Occidental 1962 y en el Grand Prix de Italia 1963), fue maestro de Ramón TORRAS, pero no tardaría en ser batido por él.
El 6 de Mayo de 1962, TORRAS (segunda foto) impone su Bultaco 125 cm3 nº 8 en el Premio Sport del RMCC, ante las de los más experimentados Ramiro Blanco, Valentín Checa, José Medrano y Francisco González junior (todos con Bultaco), y la Montesa de Juan-Antonio Bilbao.
Esta temporada se proclamaría campeón nacional RFME en 125 cm3 y 175 cm3 Sport, mientras que el título de 125 cm3 Competición fue para Bruno Spaggiari con una Ducati inscrita por Mototrans (no hubo campeonato de 250 cm3 ese año)
(archivos “Motociclismo” y Eduardo Monsalve en la obra de Javier del Arco)


En el circuito Carlos III de Barcelona, nueva victoria de TORRAS, ante José-María Busquets y Manuel Gracia
(archivos “Motociclismo” y Carlos Domínguez en “Fórmula Moto”)

   Para 1963, la Bultaco TSS 125 aumenta la relación de compresión (14:1), sube la potencia hasta 24 HP a 10.300 R/mn y alcanza más de 190 Km/h. Y funciona, porque el 19 de Marzo Torras vence en Módena en esa categoría de 125 cm3, ante la Honda del campeón Jim Redman. Pero en Pau, con la TSS 175 cm3 (¿o la nueva 196 cm3 de 30 HP a 9.500 R/mn?) en la manga de 250 cm3 se cae y se fractura el cráneo, su primer siniestro grave, que le vale permanecer veinte días en coma, aunque no tendrá consecuencias negativas en su motivación, puesto que en 1964 conquistará los 4 campeonatos de España de velocidad, añadiendo a su palmarés 22 victorias nacionales y 14 internacionales.


Paco Mesa era su mecánico de confianza, quien le acompañaba siempre en las carreras. Aquí se encuentran en Módena.
Pero Ramón no había olvidado lo aprendido en su tiempo de pinche en el taller de Tiger, y también sabía efectuar su autoasistencia y diagnosticar los fallos mecánicos
(archivo “Motociclismo”)


En Modena 1963, TORRAS se cayó durante los entrenamientos,
pero luego ganó la manga de 125 cm3 ante el campeón Jim Redman y su Honda oficial
(archivos “Motociclismo” y Mick Walker en su obra “Spanish Post-war Road and Racing Motorcycles”)

En Pau la cosa será más grave. TORRAS ha estado a punto de matarse. Era el piloto más rápido, tanto en 125 cm3 como en 250 cm3. Con un promedio de 94,214 Km/h batió el record del circuito, que databa de diez años antes.
Sin embargo, la jornada no fue propicia para el joven prodigio. En la manga de 125 cm3 aventajaba al resto en 150 metros al término de la primera vuelta, ventaja que acrecentaba cada vez más sobre sus team-mates González y Grace. Pero a media carrera se le rompe la cadena a la Bultaco de TORRAS, dejando la victoria en las manos de Francisco González junior; y, como John Grace ha sufrido un bloqueo de caja de cambios, también Santiago Herrero (Lube) subirá al podio.
La manga de 250 cm3 la inicia TORRAS de igual forma, tomando una ventaja insolente sobre los demás, de forma que a media carrera es seguido de muy lejos por Beltoise, Paba, Herranz y, ya doblados, Barone, Schneider, Bertorello… En la vuelta 22ª, TORRAS acaba de doblar a Robin Fitton cuando patina al abordar demasiado rápidamente la curva ante las tribunas y es atropellado por la máquina de Fitton. Con fractura de cráneo, es evacuado inconsciente al Hôpital de Bordeaux. La desgracia se ha cebado en Ramón, pero nadie de los presentes duda de que ha sido la figura del meeting, un piloto de facultades portentosas
(de “L’Automobile”)

Hace tiempo que el novato Ramón TORRAS es habitualmente más veloz que su maestro John Grace. En la primera fotografía, correspondiente al IV Premio de Otoño 1962 en El Retiro de Madrid, TORRAS fue 1º, ante John Grace y Jorge Sirera, el cual lanza a Johnny una expresiva mueca que quiere decir  “Vaya con el chaval ¿Qué habrá desayunado esta mañana?”.
En Monza 1963, Ramón se permitirá el lujo de marchar tres vueltas en cabeza, tras escalofriantes adelantamientos en Lesmo y la Parabolica a los pilotos oficiales de Honda Taveri y Redman; y eso con muchos menos caballos en su Bultaco. Este año ganó en Snetterton
(archivos “Motociclismo” y “Motor Clásico”)

   Como se ha adelantado, 1964 será una temporada triunfal para Torras, adornada con decenas de victorias y cuatro títulos nacionales. Disputó muchas carreras ese año, en las que, cuando no se caía o averiaba, acababa siempre delante. De las 38 pruebas de categoría nacional e internacional disputadas en España que consiguió terminar ganó 34 y fue 2º en 4. Hubo semanas en las que compitió en tres carreras, al tiempo que se afirmaba en los circuitos europeos. Así, en Monza 125 cm3 es 2º, tras Bruno Spaggiari y su Ducati Desmo (Ramón ha salido el último, pero en su informe asegura que si la carrera dura dos vueltas más, la gana). En el Pau de los malos recuerdos acaba 2º en 125 cm3 y gana en 250 cm3; en Imola (Coppa d'Oro Shell) es 3º en 250 cm3, mientras que en Albi gana en esa misma clase, siendo 2º en 125 cm3.

En 1964, Ramón acapara los cuatro títulos nacionales en juego: 125 cm3 y 175 cm3 Sport más 125 cm3 y 250 cm3 Competición
(archivo “Motor Clásico”)


   A Torras se le otorga esta temporada gloriosa el  Premio del Ayuntamiento de Sabadell  y el de la  Festa de l'Esport,  del mismo municipio barcelonés.



Su madre, doña María, atesoraba con orgullo las copas, trofeos y diplomas logrados por Ramón, aunque al final le faltaba sitio en el domicilio familiar, nº 10 de la calle Lepanto.
A Ramón no le gustaba el vino, por lo que para él representaba un “mal trago” ganar en Jerez.
Anécdotas aparte, es de notar que, a pesar de su escasa instrucción, los concisos partes e informes que debía redactar tras cada carrera para Paco Bultó, Juan Soler Bultó y Johnny Grace eran un modelo de precisión, sinceridad, laconismo y humildad
(archivo familia Torras, en "Motociclismo")



Su auto particular era este Seat 1.500 break, con el que viajaba a los circuitos nacionales y extranjeros remolcando las motocicletas y en compañía de Paco Mesa,
pero él prefería utilizar esta Bultaco Tralla 101 de calle en el día a día, para acudir a la fábrica Bultaco (en la que también trabajaba como delineante proyectista),
aunque no le habría disgustado poder disponer de este helicóptero
(archivo familia Torras, en "Motociclismo")

   En 1965 recibe una oferta de la Kreidler, para quien, con permiso de don Paco, prueba una de sus máquinas de doce velocidades en Hockenheim (mejorando los tiempos del piloto oficial Anscheidt). En el Grand Prix de España correrá la manga de 50 cm3 con una Kreidler, pero sigue en la Bultaco y, con las anticuadas 125 cm3 y 250 cm3 (que ceden en potencia ante las japonesas, aunque no en estabilidad), queda 2º en 5 pruebas internacionales: en Alicante (en 125 cm3); en Riccione y Cervia 250 cm3, tras Tarquino Provini en ambos casos; en Imola 250 cm3, tras Perris. En el Grand Prix de Alemania Occidental 125 cm3, sobre el NürburgRing, se coloca 3º, ante Ernst Degner (Suzuki) y Derek Woodman (MZ), tras  “una carrera electrizante”  que ganó el gran dominador de la temporada Hugh Anderson con Suzuki; Torras también fue 3º en 250 cm3.

En la manga de 250 cm3 de Cervia 1965, TORRAS (Bultaco nº 18) persigue a Grasetti (Morini nº 23) y a Provini (Benelli nº 1). Entró 2º, tras la cuatro cilindros de Provini
(archivo “Motor Clásico”)

   Y en el XV Grand Prix de España 250 cm3, puntuable para el campeonato del mundo FIM, sólo cederá ante la Yamaha RD oficial del gran Phil Read, a pesar de numerosos problemas en su Bultaco y de encontrarse magullado por una caída del viernes anterior. Fue una de sus más meritorios resultados de alto nivel, el mejor en un Grand Prix puntuable.




En el XV Grand Prix de España 1965 sobre el selectivo Montjuich, había sido inscrito en clase 50 cm3 con la Kreidler nº 18 (sustituyendo a Rudolf Kunz, herido en los ensayos), pero en la carrera, ganada por Hugh Anderson con Suzuki, TORRAS se retiró en la vuelta 4ª (primera fotografía).
Tampoco pudo acabar la manga de 125 cm3 con la Bultaco nº 1 (segunda y tercera fotos).
Sin embargo, en la de 250 cm3 se clasificó 2º. Fue una carrera bastante movida. De 35 inscritos, únicamente tomaron la salida 24 máquinas y sólo se clasificaron seis. La carrera por la victoria fue cosa de Tarquinio Provini (Benelli nº 26) y Phil Read (Yamaha nº 27). Ganó este último cuando Provini se cayó en una frenada al límite a falta de dos vueltas. Pero la animación corrió a cargo del bonito duelo entre Mike Duff (Yamaha nº 28) y Ramón TORRAS (Bultaco nº 3), duelo (tercera foto) que se saldó a favor de TORRAS, quien terminó a 2 mn 6,27 s de Read
(archivos “Motor Clásico”, Hermanos Galí y RMCC, en la obra de Javier del Arco)

   Además de este meritorio 2º puesto el 9 de Mayo, en cuanto a las victorias, todas en clase 250 cm3, Ramón se adjudica el l Trofeo Internacional de Invierno en Alicante, el XXI Premio Internacional de Madrid y el XV Gran Trofeo Motociclistico Internazionale di Sanremo. Todo ello antes del maldito 30 de Mayo.

En el XV Gran Trofeo Internazionale di Sanremo 1965, TORRAS ha quedado 3º en 125 cm3, aunque habría podido ganar de no haber experimentado una disfunción en el cambio de marchas.
Y en 250 cm3 gana ante Renzo Pasolini y Gilberto Milani, a pesar de que el cuentarrevoluciones se le ha roto desde la 2ª vuelta. Sería su última victoria, adornada con el record de vuelta, en poder hasta entonces del campeón Tarquinio Provini.
Una semana después decidió correr en Comarruga una prueba secundaria
(archivo “Motociclismo”)

   Modesto, afable, disciplinado, muy tímido, al manillar de las Bultaco y apoyado en sus enormes facultades el piloto Torras se convertía en un diablillo imprudente y temerario que no cejaba hasta encontrar el límite, hasta sobrepasarlo en demasiadas ocasiones. Quizá incapaz de sentir miedo, el menudo escolar se había transformado en un corredor extremadamente arriesgado en busca de sensaciones fuertes, a la manera de un Gilles Villeneuve o un Ray Amm, no vacilando en actuar de pasajero en el side-car de Tiger (como en su día había hecho Denis Jenkinson, paquete de Eric Oliver o copiloto de Stirling Moss), en un intento de experimentar alguna emoción de alto grado. Su gusto por el riesgo ya se había puesto de manifiesto cuando en la adolescencia fue portero del equipo de hockey sobre patines del Club Barrahona (con el que quedó subcampeón de su categoría): era el único jugador que no se colocaba la máscara protectora.

   Por otra parte, su ambición en carrera iba mucho más allá de la victoria; no sabía dosificarse, arriesgando al límite en pruebas que ya tenía ganadas, una actitud poco inteligente pero que subraya el carácter del tímido Ramón.  "No se conformaba con ganar, le gustaba dejar al segundo muy atrás, y si podía cogerte una vuelta, lo hacía.",  recuerda el gran Salvador Cañellas cuarenta años después.

(archivo “MotoCiclismo Clásico”)

   Para Ángel Nieto, Torras habría sido campeón del mundo con total seguridad. Mauricio Aschl, que lo admiraba como piloto y como persona, coincide con otros que lo conocían bien en que se transformaba al vestirse el mono de cuero, y en que en las carreras demostraba una superioridad insolente e imprudente que le movía a adelantar a sus rivales en lugares imposibles, en vez de aguardar a un sitio más propicio y de menor riesgo. También dice que se caía demasiado a menudo, aunque con la suerte de no dañarse apenas, salvo en Pau 1963 (y en Comarruga, claro).



Con algunos de sus compañeros y rivales: Francisco González junior,
Mendívil II
y Jean-Pierre Beltoise
(archivos familia Torras y "Motociclismo")

   Don Paco Bultó, tenía muy precisada su valoración acerca del piloto caído, aún con la emoción propia de su reciente desaparición, pero sus rotundas expresiones no fueron desmentidas ni matizadas más tarde. Entrevistado por el redactor de “Motociclismo” en Junio de 1965, no dudó en afirmar que Ramón Torras  “Ha sido el más grande corredor que ha tenido España. No se le puede comparar con nadie. Tal vez con Aranda, salvando las distancias del tiempo. Su arrojo, su entrega deportiva, era admirable.”  Para añadir:  “La pérdida ha sido enorme. Irreparable.”

   Sus espectaculares remontadas eran obligadas porque Ramón acostumbraba a salir retrasado (debido a que su escasa talla no proporcionaba impulso suficiente en aquella época en que las salidas se hacían arrancando el motor al empujón), y su obsesión por encontrar los límites de la física le llevó muchas veces al asfalto; pero en esto había mejorado, aprendiendo, a sus 21 años, el sutil matiz entre ambos lados del límite: el accidente y el tiempo record. El Ramón Torras piloto de 1965 había madurado bastante con respecto al de 1960. Aunque en Brisamar, en su ansia de una victoria innecesaria volvió a olvidar la sensatez.

La verdad es que en España no tenía rival, como admitiría Paco Bultó. En la foto vemos a TORRAS haciendo un interior a Marcelo Cama Marqués (nº 21), otro excelente piloto de Bultaco (y, antes, de Montesa: 2º en el TT IoM 125 cm3 1956)
(archivo “Motor Clásico”)







Lo más característico del TORRAS piloto motociclista era la expresión serena de su rostro, tanto en curva como en recta, frenando o acelerando. Ninguna muestra de tensión deformaba sus rasgos, con la concentración expresada en la mirada, extremadamente aguda y atenta pero sosegada.
En curva, TORRAS se descolgaba tenuemente por el costado interior, como se aprecia en la tercera y cuarta fotografías, así como en la quinta (en la que persigue a John Grace en Montjuich 1962). Era todo el desplazamiento de masas que permitían aquellos neumáticos; pero a Paco Bultó, muy clásico, le molestaban estas maneras heterodoxas. Aunque como vivió hasta el fin de siglo, suponemos que cambiaría de juicio retrospectivamente al ver el estilo de Kenny Roberts, Wayne Rainey, Randy Mamola o… –saltando etapas– Marc Márquez.
En color: Marc Márquez en Brno 2013 y en Brno 2014
(de “Motociclismo”, archivos “Motor Clásico” y Carlos Domínguez en “Fórmula Moto”,
agencia Efe en “El Correo” y de
http://www.libertaddigital.com/deportes/motogp/2014-08-18/marc-marquez-evita-una-caida-imposible-1276526207/?utm_source=10&utm_medium=masleido&utm_campaign=masleido, vía E. Uriarte)

   José Medrano heredó las máquinas de Ramón y se proclamó campeón nacional 1965 de 125 cm3 y 250 cm3; pero, como él mismo dice:  “La verdad es que, al no estar Ramón, cambió todo, porque él no daba opción: siempre que acababa una carrera era primero, ¡seguro!”

   No nos consta que se haya editado una biografía exhaustiva sobre este coloso inacabado del motociclismo, pero se han publicado varios artículos excelentes acerca de Ramón Torras –además del ya citado de Ángel Gómez Escortal–, como “Y Ya Nada Fue Igual”, de Andrés Ruiz (en “Motor Clásico”), y “Ramón Torras (1943/1965) – La Corta Vida del Más Grande”, a cargo de Carlos Domínguez y aparecido en “Fórmula Moto”. Y también los de Carlos Polo en “MotoCiclismo Clásico”.

   En el lugar donde tuvo lugar su última carrera, Comarruga, se instalaría a finales de 2005 un sencillo monolito con la inscripción  Circuit Brisamar / Ramón Torras / i / Figueras /,  cuando habían transcurrido cuarenta años del siniestro fatal. Pero ya inmediatamente después de su muerte la revista "Motociclismo" había patrocinado una suscripción pública para recibir donativos destinados a erigir un monumento como  "(...) homenaje póstumo a quien nos proporcionó tantas emociones y tanta gloria al motociclismo español."  En Agosto de 1966, el monto recaudado ascendía a la cantidad de 13.383 pesetas. El monumento, dedicado  "a Ramón Torras y a todos aquellos que como él lo dieron todo por el deporte del motor",  puede contemplarse en Sabadell, la ciudad que aplaudió a Ramón en su primera carrera, su primera victoria.



Por iniciativa de la revista “Motociclismo”, se inició en 1966 una suscripción popular para erigir un monumento al llorado Ramón TORRAS.
En Agosto de aquel año ya se habían recaudado 13.383 pesetas.
El monumento se instaló en Sabadell, junto al Pabellón de Deportes
(de “Motociclismo” y archivo Carlos Domínguez en “Fórmula Moto”)



El monumento de Comarruga, situado cerca de donde se mató Ramón TORRAS.
Entre los pilotos presentes en la ceremonia memorial de su inauguración aparecen en la segunda fotografía: José Sánchez, Ricardo Quintanilla, Francisco González junior, Juan Bordons, Enrique Escuder, José-María Busquets, Escuder junior, Ricardo Fargas, Romero, Domingo Gris, Jorge Sirera y uno de los mellizos Galí.
Y en la tercera foto, de pie: Busquets, Escuder, Cañellas y Aschl. Como sabemos, los tres últimos acompañaban a Ramón TORRAS en la parrilla de Brisamar 1965
(archivos “Motocicleta Clásica” en
file:///N:/Im%C3%A1genes%20N%20(160514)%2016,2%20GB/NMAND%20fotos%20160514/T0/Ram%C3%B3n%20TORRAS/138-ramon-torras-figuerasla-corta-vida-del-mas-grande.html)
y Carlos Domínguez en “Fórmula Moto”)

   Ramón Torras era un piloto de casta que iba disparado para campeón del mundo FIM, pero no llegó. Tampoco Santiago Herrero. Tendría que ser Ángel Nieto quien inaugurara los títulos de pilotos españoles en 1969. Actualmente, a los 49 años de la muerte de Torras, otro joven valor, Álex Márquez, de 18 años, se corona campeón del mundo FIM en clase Moto3, constituyendo el 18º campeón mundial español de Grand Prix FIM y obteniendo el 44º título mundial de motociclistas españoles.

En 1989 ya hubo tres campeones españoles de Grand Prix FIM: Champi Herreros, Sito Pons y Álex Crivillé



El 9 de Noviembre de 2014, sobre el circuito Ricardo Tormo de Cheste Álex Márquez se proclamaba campeón mundial FIM de Moto3, siendo felicitado por Tito Rabat (campeón de Moto2) y por su hermano Marc Márquez (campeón de MotoGP).
Era el 44º título español
(agencia Efe en “El Correo” y de “Mundo Deportivo”)









Ramón TORRAS (1943–1965)
(archivos “Velocidad”, “Motociclismo”, “Motor Clásico” y Carlos Domínguez en “Fórmula Moto”)


Motociclismo : Julio de 1965 (Ángel Gómez Escortal: “Ramón Torras, el Campeón que No Debió Morir”), pg. 1, 7, 11 y 23-24; 3 ; Agosto de 1966, pg. 3 (Marco-Gardoqui), pg. 4 (Ferris) y pg. 9; 12 de Junio de 1976, pg. 43 y 45 (P. T.); especial 40 Aniversario (Marzo de 1993), pg. 96-98 (Juan M. Muñoz)
L’Automobile: Julio de 1965, pg. 75; Agosto de 1970, pg. 123; Noviembre de 1971, pg. 131
La Moto: Julio de 1990 (Andrés Ruiz), pg. 86
Motor Clásico: Octubre de 1992 (Andrés Ruiz/Ramiro Blanco), pg. 70 y 71; Noviembre de 1992 (Andrés Ruiz/José Medrano), pg. 51; Diciembre de 1992 (Andrés Ruiz: “Y Ya Nada Fue Igual”), pg. 56 y 63; Septiembre de 1998 (Andrés Ruiz), pg. 36; Noviembre de 1998 (Pablo de Villanueva), pg. 48
Javier del Arco: Motociclismo en Montjuïc, pg. 301-302
http://www.chez.com/racingmemo/motorsport/moto-gp-1965.htm
MotoCiclismo Clásico: Febrero de 2003 (Carlos Polo), pg. 58; Marzo de 2003 (Carlos Polo), pg. 62; Enero de 2006 (Carlos Polo), pg. 44-45
Fórmula Moto: Junio de 2005 (Carlos Domínguez: “Ramón Torras, la Corta Vida del Más Grande”), pg. 68, 83; Enero de 2006 (Carlos Domínguez), pg. 142
http://www.sabadell.net/Cat/FestaEsport/paginesCat/RamonTorras_cat.asp
Motos de Ayer: nº 111 (Julio de 2010), pg. 48 (David Román y M. G./Mauricio Aschl)
A. Torija: "Ramón Torras" (http://www.formulamoto.es/reportajes-carreras/ramon-torras)
Motocicleta Clásica (file:///N:/Im%C3%A1genes%20N%20(160514)%2016,2%20GB/NMAND%20fotos%20160514/T0/Ram%C3%B3n%20TORRAS/138-ramon-torras-figuerasla-corta-vida-del-mas-grande.html)


No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada