sábado, 24 de enero de 2015

Sam HANKS (1914 - 1994) USA

http://www.pilotos-muertos.com/home.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/Biografias%20publicadas.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/%C3%9Altimas%20biograf%C3%ADas.htmloterodesaavedra@gmail.com


SAM HANKS EL HONOR Y LA VIDA



270609

amigos,

   a pesar de su historial envidiable, Sam Hanks no ha sido un ídolo popular salvo para los muy entendidos, y su memoria se ha medio eclipsado por el relumbrón de otros pilotos más brillantes en su época, como Rodger Ward, Troy Ruttman, Jimmy Bryan o Jim Herk  Hurtubise.

   Quizá la culpa la tenga su vida sobria y sensata, aburrida y poco populachera. Pero el caso es que es de justicia recordar a Hanks, un piloto superior, a los 15 años de su muerte y a 5 años de su centenario.

hastaluego



Sam  HANKS   (1914 1994)     USA          280606 actualizado 240115

para Ricardo Argáiz Bretón,
que nació en 1941


   "Señora, todo se ha perdido,
menos el honor y la vida,
que se han salvado."

(Francisco I, rey de Francia, a su madre,,
tras la batalla de Pavía en 1525)


   Piloto automovilista ahora poco recordado, a pesar de poseer un excelente palmarés y de haber sido incluído con toda justicia en varios Salones de la Fama. Samuel Dwight Hanks Nació en Columbus (Ohio) el 13 de Julio de 1914, muriendo en Pacific Palisades (Los Angeles, California) el lunes 27 de Junio de 1994.

Sam HANKS.
Su padre era contratista y constructor, y se mudó con su familia al Sur de California en 1920, cuando Sam tenía 6. El hermano mayor de Sam no tenía interés en los deportes mecánicos, pero Sam ya fabricaba motores de aviones de juguete a los 14. Empezó a competir cuando estaba en el Instituto (High School)
(archivo rumbledrome.com)

   Empezó a competir en el Muroc Dey Lake, próximo a Los Angeles, con roadsters y hot rods que preparaba él mismo cuando aún era estudiante en la Alhambra High School (que es cuando hay que empezar). Desde 1936 era profesional y en 1938 ya se pudo comprar su propio midget con las ganancias, así como un trailer. Hanks era un piloto vocacional, puesto que nadie puede llegar a ser un campeón si no está motivado suficientemente; pero, al mismo tiempo, quería ganarse la vida con su vocación, y ganársela lo mejor posible. Tenía por lema “Racing is a Business”.

   En 1937 conquistó el campeonato AMA Pacific Coast Midget, así como el del Chicago Board Track, el de Michigan and Ohio State, el de Flint City y el Pennsylvania Bank Track Championship. Y posteriormente, además de otros numerosas triunfos, se adjudicó dos victorias y un record sobre el famoso Soldier Field de Chicago, dentro de la serie de carreras que determinaban el World's Championship Midget Auto Races (el 18, 20 y 22 de Junio de 1939, sucesivamente). El record de vuelta, 11,85 segundos ~ 122,22 Km/h, lo obtuvo en las calificatorias para la carrera a 50 vueltas del día 22. Logró asimismo la victoria en el VFM Motor City Speedway 1940, el National Midget Championship 1941, así como (tras el intervalo de la guerra, en la que sirvió en la aviación) el campeonato URA Blue Circuit 1946 y el Campeonato Nacional de Midgets AAA 1949. ¡Buf!.



HANKS corria con midgets en 1936 (nº 19) y seguía haciéndolo en 1946 (nº 5), pero había comenzado a alternarlos con los big cars en 1939, siendo su primera participación en las 500 Millas de Indianáplis en 1940 (13º). El año siguiente,  The Alhambra Kid  sería Campeón Nacional de Midgets AAA
 (de www.rumbledrome.com y de thebsreport.wordpress.com)

   También lograba éxitos en sprint cars (big cars) hasta que se pasó definitivamente a los champ cars y conquistó el campeonato nacional AAA 1953 en esta categoría superior, con victorias en las 100 Millas de Springfield y en las 100 Millas de DuQuoin (o Ted Horn Trophy). En 1954 volvió a ganar las 100 Millas de DuQuoin utilizando un Kurtis Kraft-Offenhauser de Ed Walsh, pero las 500 Millas de Indianápolis, la perla de la corona, se hicieron esperar algo más.

En la Indy 500 1946, HANKS llevaba este rechoncho Spike Jones/Schroeder Special, un bastidor Stevens con motor Sampson V16 183 ci (formado por dos Miller 8 cilindros en línea ensamblados, sumando 183 ci ~ 3,0 l). Pero no le fue bien. Aunque se calificó 3º y salió desde la primera fila (junto con Cliff Bergere y Paul Russo), Sam no cubrió sino 16 de las 200 vueltas programadas y fue clasificado 31º
(archivo Indianapolis Motor Speedway en la obra de H.-G. Isenberg)

En 1949 se repetía la historia, más o menos. Sam intentó calificarse con este Maserati 8 cilindros 180 ci de R. A. Colt, inscrito con el nº 35 por Federal Engineering Detroit, pero no pudo. Aunque sí lo consiguió con un Kurtis KK2000-Offy 4 cilindros 270 ci nº 18, patrocinado por Love Machine & Tool/Marion. Lo hizo en el puesto 23º y se clasificó 30º por una fuga de aceite que le forzó al abandono en la vuelta 20ª
(foto Oates, en el album Picasa de Walter Zoomie, publicado en Internet)

Octubre de 1953: vemos a Sam HANKS, que sigue haciendo dirt-track (a pesar de su peligrosidad), sobre el de Sacramento, con el Bardahl Special de Ed Walsh, en pugna con el duro Jimmy Cowboy  Bryan, a quien parece hacerle señal de rendición. Bryan (1926-1960) lleva el auto nº 16 de Bessie Paoli y terminó 1º, mientras que Sam fue 3º.
Antaño, HANKS había conseguido un record al ganar cinco carreras principales seguidas sobre el Gilmore Field de Los Angeles, y otro cuando ganó siete consecutivas sobre el Sportman’s Park de Bedford (Ohio)
(foto de Russ Reed en “Sacramento, Dirt Track Capital of the West” y en http://www.coastal181.com/cool_photos.htm)

   De hecho, las Indy 500 se hicieron esperar mucho, porque Hanks había debutado sobre el brickyard en 1940, como ya se ha dicho. En la primera de sus trece participaciones fue 14º en la salida con un Weil-Duray de Leon Duray y se clasificó en la esperanzadora 13ª posición que sabemos. Posteriormente, consiguió acabar 12º en 1951, 3º en 1952 y 1953 (secundado por Duane Carter en esta última ocasión) y 2º en 1956, a sólo 20 segundos del ganador, Pat Flaherty. Además, en 1953 fue Campeón Nacional AAA de Champ Car y en 1954 lograría el record americano de circuito cerrrado, a 182,554 M/h ~ 293,78 Km/h sobre el Chrysler Proving Grounds. Y, al fin, en 1957, diecisiete años después de su debut sobre el brickyard, consiguió la victoria en la Indy 500 al décimotercer intento.




Saludos a dos brazos para celebrar la victoria en la Indy 500 1957 desde el llamativamente amarillo Belond Exhaust/Salih-Offy nº 9 de George Salih. HANKS cubrió las 200 vueltas a 135,602 M/h ~ 218,22 Km/h, mientras que la pole position la había obtenido Pat O'Connor a 225,5 Km/h, y la vuelta más rápida en carrera la efectuó Jim Rathmann a 230,8 Km/h
(de Wide World en “Sports Cars Illustrated”, archivo Rich Taylor, ilustración en la obra de Denis Sire & William Pac
y archivo Indianapolis Motor Speedway, publicada por John Atlas en http://racingindiana.net/tony-kanaan-matches-the-1957-performance-of-sam-hanks/)



¡Oh, qué gran honor! Ganar la Indy 500 y que te felicite Cyd.
Un modesto homenaje a la imperial Cyd Charisse (1922-2008), buena actriz y sublime bailarina
(de Wide World en “Sports Cars Illustrated”,
archivos http://projects.latimes.com/hollywood/star-walk/cyd-charisse/
y http://www.listal.com/viewimage/4931763h

   Tras esta deseada victoria y luego de haber alcanzado con amplitud los logros razonablemente esperados, Hanks, que ya tenía 42, llevaba 25 compitiendo y había ganado cuanto se puede ganar, recibió su cheque de vencedor (103.844 $) , y como además había sido un hombre prudente que había invertido bien sus ganancias, anunció su retirada de las competiciones, aunque siguió apareciendo en el brickyard a menudo, porque se encargó de conducir el pace car de las 500 Millas entre 1958 y 1963.

Sam HANKS era hombre de costumbres morigeradas. En lugar de celebrar una victoria con champagne, prefería leche. Después de una carrera, todos los pilotos se encontraban en el bar más cercano excepto HANKS, que cargaba su midget en el trailer y se iba a casa (o al siguiente circuito), para ingresar en el banco la mañana siguiente lo ganado. No era un tipo aburrido sino sensato, un auténtico profesional. Además, seguía un sistemático programa para fortalecer los músculos de los brazos, los hombros y el cuello, porque un piloto de Indy car no tiene que desembragar, cambiar de marcha y embragar miles de veces, pero tiene que hacer ochocientos kilómetros girando siempre a izquierdas y con unas fuerzas centrífugas demoledoras.
Por otra parte, piloto extremadamente seguro, la única herida que recibio HANKS en su carrera fue un rasguño que le provocó una piedra proyectada en una pista de dirt track.
Sam decía que el secreto para no accidentarse, como para ganar carreras, era mantener siempre una concentración al mil por cien –esa concentración que se desvanece cuando se va despacio–
(archivos Sam Hanks/Hannibal Coons/Wide World)

   Sam se había merecido pertenecer al Champion Spark Plug 100 Mile An Hour Club al haber terminado las 500 Millas Indy a más de 100 M/h y sin piloto de relevo en 1952 y en 1956. Sin embargo, en 1957 era el único piloto de los 33 que no llevaba en su Offenhauser bujías Champion sino Lodge. A última hora, Hanks quiso cambiar a Champion pero no hubo acuerdo económico con Dick McGeorge, el public relations  de la firma. Aunque, como ganó la carrera sin relevar y a más de 100 M/h con las bujías Lodge, tuvo que ser nominado por tercera vez en el Club 100 Millas a la Hora de Bujías Champion y felicitado por un atribulado Dick McGeorge.


El bonito Belond Exhaust Special Salih-Offy nº 9 de HANKS se conserva, como muchos otros Indy cars, y goza de las correspondientes reproducciones a escala, como esta de Carousel 1
(© Carousel 1, en www.legacydiecast.com)


Paladeando la dulce victoria que constituía la cima de su carrera con Alice (su esposa) y Cyd Charisse.
No hay que olvidar que, en los años '50, las 500 Millas de Indianápolis eran una prueba más del campeonato mundial de pilotos de fórmula I FIA (el US Grand Prix), por lo que HANKS se encuentra en la lista de privilegiados ganadores de un Grand Prix, honor que sumaba a los campeonatos conquistados precedentemente.
Es raro que un piloto se retire después de haber ganado las 500 Millas de Indianápolis, con todo el dinero de primas que puede cobrar en las siguientes pruebas del calendario. Pero, aunque Sam HANKS se hallaba en plena forma, no dejaba de tener ya 42 años. Es cierto que terminaba la carrera de 800 Km sin relevo más descansado que otros más jóvenes, gracias a su preparación física, pero ya llevaba veinticinco años de carreras y trece Indy 500. Así que se limitó a cumpir su compromiso con la Pontiac en stock car. HANKS podía lograr el Campeonato Nacional USAC de Stock Car 1957, con lo que habría batido otro record, una oficiosa Triple Corona, al haber sido ya Campeón Nacional de Midgets y Campeón Nacional de Champ Cars. Pero no lo consiguió (el campeón fue Buck Baker, con Chevrolet); Sam terminó 3º, aunque sí venció en las 300 Millas de Trenton (New Jersey)
(de la obra de Denis Sire & William Pac)


En la primera foto podemos ver a Sam HANKS en 1958, disponiéndose a dar un simbólico banderazo de partida al Cadillac 1907 que conduce su propietario, Faye Ellis, llevando de pasajero a Tony Hulman, chairman del Indianapolis Motor Speedway.
En la Indy 500 1961, Sam llevaba este Ford Thunderbird como pace car
(de www2.industar.com y archivo Rich Taylor)

   También fue comentarista de TV e hizo de piloto de pruebas para revistas como "Popular Mechanics Magazine".

l


Piloto de ensayos en 1964. Aquí se encuentra en plena prueba comparativa entre un Chevrolet Impala V8 6,70 l 406 HP, un Dodge Polara V8 6,98 l 370 HP, un Ford Galaxie V8 6,99 l 415 HP, un Plymouth Sport Fury V8 6,98 l 370 HP y un Pontiac Grand Prix V8 6,89 l 343 HP a 4.600 R/mn.
Eran autos de calle, no de carreras, y la mayor parte de ellos disponían de versiones optativas más potentes (425 HP para el Chevy, 415 y 425 HP para el Dodge y el Plymouth, 430 HP para el Ford...).
En la segunda foto, el Dodge Polara 50 en trance de frenar desde 100 Km/h a 0 Km/h, lo que efectuó  “sólo con un ligerio desplazamiento del auto”.
El que mejor frenó fue el Chevrolet (tercera foto), mientras que en aceleración de 0 a 400 m resultó más vivaz el Ford. Y el Dodge ganó en aceleración de 0 a 100 Km/h, de 65 a 100 Km/h y de 100 a 130 Km/h. Pero todos eran veloces, a pesar de su peso excesivo: de 1.555 Kg (Plymouth) a 1.870 Kg (Pontiac).
La vuelta más rápida en el circuito de 4,0 Km de Willow Springs (en Rosamond, California) corrió a cargo del Plymouth, seguido del Pontiac, el Dodge, el Ford y el Chevrolet (que estaba provisto de una  "pequeña y vieja transmisión automática",  una Powerglide que lo penalizaba en el sinuoso trazado).
En la última foto vemos al Ford (sin servoasistencia en la dirección, lo que duplicaba el trabajo de Sam) balanceándose entre la Curva Tres y la Cuatro de Willow Springs.
Sam HANKS, a quien la edad había vuelto aún más sensato, concluía su ensayo con esta frase:  "La verdad es que todos los coches probados son capaces de desarrollar velocidades que atemorizarían a cualquier conductor prudente."
(de "Mecánica Popular")


Sam se concentra al rodar sobre el circuito de Willow Springs
(de "Mecánica Popular")

Los boletos para la primera carrera NASCAR/Winston Cup disputada sobre el Indianapolis Motor Speedway en 1994 (la Brickyard 400) llevaban recuerdos y efigies de antiguos ganadores de la Indy 500, Sam HANKS entre ellos
(de la obra de Mark McCarter)

   Entre otros honores y reconocimientos, Sam Hanks pertenece al National Midget Auto Racing Hall of Fame desde 1984, al Hall of Honor del AARWBA desde 1989, al National Sprint Car Hall of Fame desde 1998 y al Motorsports Hall of Fame of America desde 2000




Sam HANKS (19141994)
(de homepage.lank.net, thebsreport.wordpress.com
“Sports Cars Illustrated” y www.joost.com)


[Hannibal Coons: ”To Sam Racing is Business”]
www.worthyofhonor.org/pages/hanks.htm
Richie Jenkins: Where are they now?
www.indy500.com/stats/pdf/former_winners.pdf
http://www.aarwba.org/legends.htm
http://thebsreport.wordpress.com/2009/07/13/todays-birthdays-july-13th/
Herb Rhodes: "The Star" (en  http://www2.indystar.com/multimedia/flashback/2005/0514.html)


No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada