lunes, 16 de diciembre de 2013

Patrick DEPAILLER (1944 – 1980) Francia

PATRICK DEPAILLER – EL ENEMIGO DE SÍ MISMO


151113

amigos,

   Patrick Depailler era un piloto de fórmula I que se accidentaba bastante.

hastaluego



Patrick  DEPAILLER   (1944 – 1980)           Francia      300897 actualizado 161213

para
Álvaro Iturraspe


“Les morts m’écoutent seuls, j’habite les tombeaux,
je serai jusqu’au bout l’ennemi de moi même.
Ma gloire est aux ingrats, mon grain est aux corbeaux;
sans recolter jamais, je laboure et je sème.”

Jean Moréas (1856-1910): “Stances”


   Piloto motociclista y automovilista de alta clase, muerto el viernes 1 de Agosto de 1980 sobre un Alfa Romeo 179 de fórmula l en el circuito de Hockenheim, cuando efectuaba entrenamientos privados de cara al Grand Prix de Alemania a celebrar el siguiente día 10. Al parecer, se salió del circuito al abordar la OstKurve a más de 200 Km/h, sufriendo múltiples fracturas y hemorragias. El piloto ingresó con serias lesiones cerebrales en la clínica universitaria de Heidelberg (Bade-Würtemberg), a donde fue trasladado en helicóptero, clínicamente muerto.


Circuito de Hockenheim en 1979. El Alfa Romeo destrozado sobre el guard-rail de la OstKurve
(de “El Año Automóvil 1979/80” y de Internet, vía Karino)

   Según su compañero Alan Jones, dicha curva se tomaba casi a fondo en quinta velocidad. "Si el auto patina, el corredor necesitará suerte para salir intacto."  Antes de estrellarse contra las protecciones, Depailler no frenó ni dejó de acelerar, lo que lleva a Marco-Gardoqui, especulando sobre las causas del accidente, a pensar que se trató de un fallo mecánico, o a que la faldilla derecha del monoplaza se desintegrara al ceñirse el ploto demasiado contra el reborde de cemento que señala el ápice de la pista, con lo que el Alfa Romeo habría perdido su efecto-suelo, efectuando varias vueltas de campana.

   Como muchos de sus colegas, Patrick Depailler odiaba ese efecto-suelo, aunque aumentara la velocidad de paso por curva, puesto que era algo ajeno al propio piloto. “Cuanto más fácil de conducir, más peligroso”,  llegó a afirmar.


Patrick DEPAILLER, piloto de Alfa Romeo en 1980
(archivos Bruce Jones y “L’Automobile”)

   Nacido el 9 de Agosto de 1944 en Clermont-Ferrand y bautizado Patrick-André-Eugéne-Joseph, de niño y con la complicidad de su abuela se hizo con una Mobylette para imitar a su admirado Jean Behra en el vecino Charade (Montagne d’Auvergne); y poco después, siguiendo sus pasos, comenzaría a competir. En 1963 disponía de una Benelli 50 cm3 a la que siguieron una Norton 500 cm3 y una Bultaco 250 cm3  con la que ganó en Montlhéry 1966 y quedó sub-campeón de Francia esa temporada. Sus máquinas eran de ocasión, pero Patrick siempre asombraba a los entendidos por su bravura y su facilidad para marchar rápido.

   Hacía tiempo que alternaba las motos con los coches: apoyado por Jean-Pierre Beltoise, que tenía mucha fe en él, Patrick participó primero en la Operation Ford Jeunesse (con Lotus Seven-Ford; victoria en Montlhéry 1964, 4º en la clasificación final de la Coupe des Provinces) y se inscribió en la escuela de pilotaje Windfield de Magny-Cours (2º en el Volant Shell 1966, tras François Cevert). Corrió para Alpine (rallies con la berlinette A110-Renault 1.300 y circuito con el prototipo 3,0 litros y el fórmula lll A310-Renault) y para Pygmée y Tecno (en fórmula ll). También hizo el mundial de marcas (con Matra 650 y 660, Alpine-Renault A441 y A442), así como fórmula 5.000 (Shadow).


En la Operation Ford Jeunesse, un torneo por regiones, Patrick DEPAILLER representaba al A. C. d’Auvergne y fue uno de los más brillantes principiantes. Con el nº 12, victoria en Montlhéry 1964. En 1965 decía de él J.-B. B. en “L’Automobile”:  “Aquí, al volante, Patrick Depailler, uno de los más dotados de nuestras actuales esperanzas.”  [“Ici au volant, Patrick Depailler, l’un des plus doués de nos espoirs actuels”]
(de “L’Automobile”)


En 1966 quedó 2º en el Volant Shell de Magny-Cours, tras François Cevert. Ese día llovía. Jean-Pierre Beltoise, que lo admiraba desde los tiempos de la Benelli 50 cm3 y era jurado aquel día en Magny-Cours, lo recomendará en 1967 para que pudiera entrar en la Alpine con un contrato de “mécanicien-pilote”
(archivo “Sport-Auto” y de “L’Automobile”)


En 1967 hacía fórmula III con Alpine-Renault. Muestra de uno de sus éxitos (su primera victoria en fórmula III), el Grand Prix de Paris, que dominó, con neumáticos Dunlop en la pista anegada por la lluvia, ante Williams (Brabham), Cassegrain (Brabham), Guénard (Matra) y Walter (Merlyn). Este año participa por primera vez en las 24 Horas de Le Mans y queda 5º en el campeonato de Francia de fórmula III, la Challenge Raymond Sommer. Siguió en fórmula III en 1968 y se clasificó 6º en el campeonato francés, tras el campeón François Cevert (Tecno) y Jean-Pierre Jabouille (Matra), Jean-Pierre Jaussaud (Tecno), Patrick DalBo (Pygmée) y François Mazet (Tecno). En 1969 es 4º en el mismo campeonato
(de “Autopista” y "L'Auto-Journal")

   A Patrick le perjudicó dispersar sus esfuerzos. Hacía gala de ostensibles facultades, afición y ganas de victoria; pero practicaba diferentes especialidades al mismo tiempo, y además se distraía en otras actividades. En 1964, 1965 y 1966 seguía haciendo motociclismo, simultaneándolo con la Operation Ford Jeunesse y el curso del Volant Shell. En 1967 se iniciaba en fórmula III, pero seguiría en esta categoría hasta 1972, aunque compaginándola con la fórmula II y la fórmula I esta última temporada. Y también hacía rallies y circuito con sports y GTs.

   Con tanta actividad, las victorias comenzarían a apelotonarse en su ecléctico palmarés: fórmula lll Montlhéry 1967, Criterium des Cévennes 1968 (categoría GT, con Alpine-Renault), Coupes de l’ACIF 1969 (exaequo con Jean-Pierre Jabouille, en Montlhéry), Tour de France Automobile 1970 (compartiendo el Matra-Simca 650 con Jean-Pierre Beltoise y el navegante Jean Todt), Rallye de Forez 1971 (Alpine A110-Renault 1.600), campeón de Francia de fórmula lll 1971 (6 victorias con Alpine)... En 1972 ganó la prueba de fórmula lll de Mónaco (con Alpine), lo que conducía, casi automáticamente, a la fórmula l. Y, en efecto, recomendado por John Coombs ante Ken Tyrrell, ese mismo año debuta en el Gran Circo con un Tyrrell (7º en Watkins Glen). Aquella temporada también hacía fórmula II con un March 722 de John Coombs, quedando 3º en el Campeonato de Europa, tras Hailwood y Jaussaud.

En 1970 se inicia en fórmula II con Pygmée. El año siguiente gana seis carreras de fórmula III (entre ellas, la de su pueblo, Clermont-Ferrand) y se corona campeón de Francia 1971. En Le Mans corre con un Ligier JS3, y también ha hecho fórmula II con Tecno esa temporada
(de “L’Automobile”)



En el Campeonato de Europa de fórmula II FIA 1972, DEPAILLER ganó en Pergusa, fue 2º en Pau y Albi, 4º en Zeltweg, 5º en Crystal Palace y 7º en SalzburgRing (pero cosechando un punto de 6ª plaza, al descontar a Graham Hill, piloto de notoriedad que terminó 4º). En la foto lo vemos en Albi (en acción y en el podio, con Jaussaud y Wollek), y probando un frontal nuevo para su March en SalzburgRing. En la tabla final del campeonato fue 3º, tras Hailwood y Jaussaud. También ha disputado la prueba de fórmula III de Mónaco y la ha ganado, por lo que Ken Tyrrell le dará la oportunidad de estrenarse en fórmula I
(de “Sport-Auto”)


En cuanto a la fórmula I, tras los ensayos con el Tyrrell 004 (primera foto), en su debut en el Grand Prix de Francia 1972 sobre el circuito Charade de Clermont-Ferrand, su patria chica, se calificó 18º de 27 con el Tyrrell 004-Ford Cosworth DFV V8 nº 8, aunque terminaba en una decepcionante 19ª plaza, a 5 vueltas del vencedor Jackie Stewart. Pero a fin de temporada se clasificaría 7º en Watkins Glen, como sabemos, tras una limpia bagarre  con Mario Andretti en disputa del punto de la 6ª plaza
(de “L’Automobile” y archivo “Sport-Auto”)

   En 1973 vuelve a quedar 3º en el campeonato europeo de fórmula II (tras Jarier y Mass), aunque un accidente de moto-cross en el que se rompe una pierna aplaza su continuación en la fórmula l. Pero 1974 se iniciaría bien: fichado en firme por Tyrrell para sustituir al llorado Cevert, Patrick hace un 6º en el primer Grand Prix, el de Argentina. El mismo año triunfa en fórmula ll, campaña que hace con un March-BMW oficial con el que consigue 5 victorias y el título europeo, contra la fuerte oposición de Hans-Joachim Stuck. También fue el mejor francés en fórmula I, ante Beltoise y Jarier, por lo que logró los Championnats de France de F I y F II.




Patrick volvió a ser 3º en el Campeonato de Europa de fórmula II 1973 con este Elf 2-Ford BDA Hart nº 14 (un Alpine rebautizado con el nombre del patrocinador), aunque también había utilizado un March 732 mientras el Elf no estuvo listo, trabajo de puesta a punto que corría a cargo de André DeCortanze y de Jean-Pierre Jabouille. Los Elf 2 se mostraron difíciles de reglar, y su motor Ford Hart no era tan potente como el BMW de sus rivales. En la segunda foto vemos a DEPAILLER (nº 9) ante su team-mate François Cevert en Pau. Patrick no pudo puntuar esta vez (y François, que se mataría a fin de temporada, tampoco puntuaba porque era piloto de notoriedad). De todas formas, DEPAILLER pudo terminar 3º el campeonato con una victoria en NürburgRing y 38 puntos, tras un insolente Jarier (8 victorias y 78 puntos) y un más modesto Mass (2 victorias y 41 puntos). A Patrick le perjudicó su accidente practicando moto-cross, sin el cual habría podido terminar 2º el campeonato de fórmula II, indudablemente. En cuanto a la fórmula I, fue un año en blanco para él
(de "Moteurs et Courses" y “El Año Automóvil 1973/74”)

Por la zona de boxes a principio de 1974 con su team-mate en el equipo Tyrrell de fórmula I, Jody Scheckter, DEPAILLER aún no se ha repuesto del todo de su fractura de pierna debida al accidente en moto, lo que no le impediría cosechar un punto al entrar 6º en el primer Grand Prix de la temporada, el de la República Argentina
(de “El Año Automóvil 1974/75”)




En la primera fotografía, Patrick DEPAILLER acaba de lograr su primera victoria de la temporada 1974 en fórmula II, el I Mémorial François Cevert en Pau (como para homenajear a quien había sido más rápido que él en el Volant Shell 1966, en el campeonato francés de fórmula III 1968 y en el acceso a la fórmula I). Flanqueándole, Jacques Laffitte, que ha sido 2º, y Andy Sutcliffe. Los tres llevaban March-BMW, pero, bajo los chubascos intermitentes, Patrick ha sacado una vuelta de ventaja a todos. En su tercera temporada en la especialidad Patrick se coronaba, al fin, campeón de Europa de fórmula II. Pero, aunque era titular de un competitivo March 742-BMW, las cosas no fueron tan fáciles. Primero tuvo que luchar con su competente team-mate Hans-Joachim Stuck (segunda foto, nº10), que llevaba un March 742-BMW Jägermeister también oficial. Además, Patrick sufrió dos muy graves accidentes en SalzburgRing y Enna, que podían haber trastocado todo. Pero, al final, con cinco victorias y 54 puntos se impuso a Stuck (tres victorias y 43 puntos), a quien seguían en la tabla Laffite, Jabouille, Purley, Leclere, Tambay, Serblin, Pryce, y así hasta 24 pilotos con puntos
(de "L'Automobile" y “El Año Automóvil 1974/75”)

   En cuanto a la fórmula I, Patrick alternó lo mejor con lo no tan bueno. Fue 6º en Buenos Aires, 8º en Interlagos, 4º en Kyalami, 8º en El Jarama, 9º en Mónaco, 2º en Anderstorp, 8º en Dijon, 11º en Monza, 5º en Mosport y 6º en Watkins Glen, la última carrera de la temporada, en cuyos entrenamientos se había matado François Cevert, el príncipe encantador  del automovilismo francés y el piloto que había hecho sombra a Patrick cuando ambos comenzaban. Patrick Depailler estaba destinado a sustituir a François Cevert en el corazón de los aficionados; pero quizá no tenía el mismo carisma –o, como diría Stewart, “alquimia”–. Esa alquimia que, siempre según Stewart, sí tenía Jody Scheckter, el team-mate de Depailler esa temporada en Tyrrell. Scheckter terminó 3º el campeonato de fórmula I FIA 1974, con 2 victorias y 45 puntos, mientras que Depailler, disponiendo, teóricamente, de las mismas armas, fue 9º con 14 puntos y sin victorias.



DEPAILLER y Scheckter. En Suecia 1974 hicieron un 1º-2º para papá  Ken Tyrrell, pero el resto de la temporada Jody tuvo más destreza que Patrick. No obstante las ambiciones de ambos, entre ellos no hubo rivalidad malsana.  “Jody reveló ser un compañero leal y alegre”  [“Jody s’avérait être un compagnon loyal et joyeux”]  manifestó al respecto Johnny Rives. Y el propio DEPAILLER: “Scheckter es un co-équiper que he adorado.”  [“Scheckter est un équipier que j’ai adoré.”]  Patrick tuvo otros compañeros en Tyrrell. Peterson, con fama de número uno que obligaba a DEPAILLER a esforzarse para estar a su altura, o por delante, lo que consiguió a veces. Y después Pironi, “superdotado, super fuerte físicamente, pero evidentemente sin experiencia para compensar los defectos que comportan estas cualidades.”  [“super doué, super fort physiquement, mais évidemment sans l’expérience pour compenser les défauts qu’entraînent ces qualités.”]  Didier Pironi se convirtió en su amigo: “Ça a été dans le monde de la course mon premier véritable ami.”  Pero eso será más adelante, en 1978, y todavía estamos en 1974
(de “El Año Automóvil 1974/75” y archivo José Rosinski)


En Austria 1974, DEPAILLER comete un ligero error, se cruza y se sale de la pista, llevándose consigo a Jacky Ickx, lo que acarrea el abandono de ambos
(de “El Año Automóvil 1974/75”)

   Tyrrell siguió cobijando a Depailler, quien, con 12 puntos volvió a terminar 9º el campeonato del mundo de conductores de fórmula I FIA 1975. Pero la rapìdez de Patrick no se ponía en duda: en Mónaco había logrado el record de vuelta. También hizo algunas carreras de fórmula II, aunque sin mucha convicción. En 1976 las cosas fueron mejorando: con los Tyrrell 007 y P34 (el de seis ruedas) obtendrá cinco 2os puestos, record de vuelta en Canadá, 39 puntos y el 4º rango al final (tras Hunt, Lauda y Scheckter), siendo nombrado de nuevo campeón de Francia de fórmula I FFSA, ante Laffite y Jarier.


DEPAILLER (nº 4) ante Scheckter con los Tyrrell de cuatro y de seis ruedas. En la meta solía ser al revés: Scheckter ante DEPAILLER
(de “L’Automobile” y “Sport-Auto”)

   Pero en 1977 vuelve a retroceder: un 2º puesto, dos 3os y un 4º, 20 puntos y la plaza 8ª en la tabla final de fórmula I FIA, exaequo con Gunnar Nilsson. Por fin, en 1978 le llegará la primera victoria, y sobre el legendario circuito urbano de Monte-Carlo, nada menos. Con 34 puntos, terminará 5º el campeonato. Sigue sin tener suerte en las 24 Horas de Le Mans, en las que ha compartido un Renault Alpine A443 nº 1 con Jabouille. Para el año siguiente se pasa a la Ligier, y logrará en El Jarama su segunda victoria en Grand Prix.


Otro accidente de DEPAILLER en el Grand Prix de Brasil 1977, una demoledora carrera en la que hubo nueve abandonos por accidente. Los Tyrrell P34-Ford Cosworth patinaban demasiado sobre el asfalto de Interlagos: primera foto con DEPAILLER (nº 4) y su nuevo compañero de equipo Peterson (nº 3). Peterson se accidentará en la vuelta 14º, mientras que Patrick aguantará hasta la 25ª, en la que se estrellará con gran violencia en la Curva 3, donde yacían otros pecios, perdiendo la movilidad de las piernas durante una hora
(de “El Año Automóvil 1977/78”)



Tras la primera victoria en el Grand Prix de Mónaco 1978 con el Tyrrell 008-Ford Cosworth DFV V8 nº 4, el piloto se muestra decontraté  durante la rueda de prensa posterior. En la siguiente foto, en el Grand Prix de Bélgica 1978
(archivo “Sport-Auto”, © R. W. Schlegelmilch y de Internet)


Patrick fue acogido por Ken Tyrrell durante siete años, era casi como un hijo. En cambio, con Guy Ligier sólo estuvo media temporada, y no fue lo mismo
(archivo “L’Automobile”)





DEPAILLER, ensayando el Ligier JS11 Gitanes a finales de 1978. Su team-mate iba a ser Jacques Laffite, que mantendría con Patrick una vivaz rivalidad
(de “Autopista”, Johnny Rives en “Sport-Auto” y archivo José Rosinski)

Entrevistado por Nigel Roebuck, el campeón Jackie Stewart dijo de Patrick DEPAILLER: “Je suis un peu inquiet a son propos.”  Patrick ya se había coronado campeón de fórmula II, y ganado un Grand Prix de fórmula I; sin embargo, a Stewart le parecía que le faltaba algo, “alquimia”. En 1979, cuando ya estaba en Ligier con Jacques Laffite como co-équipier, Jackie Stewart emitió un juicio negativo sobre Patrick. Para Stewart, Laffitte era algo superior a DEPAILLER, como lo había sido Scheckter en el pasado. Patrick no poseía la alquimia de Jody. “Algunos pilotos no poseen la llave que abre las puertas del éxito, eso es todo.”
(de “Sport-Auto”)




En El Jarama 1979, los dos Ligier ocupaban la primera fila de la parrilla, con Laffite 3 décimas de segundo mejor que DEPAILLER. Pero éste salió antes, gracias a haber efectuado previamente una modificación en su embrague para que fuera más directo. También Andretti salió muy bien, para retroceder enseguida con el limitador de régimen bloqueado (aún así, terminará 3º). En cabeza, DEPAILLER (Ligier JS11/3-Ford Cosworth V8 nº 25) sufrió un fuerte acoso de su team-mate durante quince vueltas, hasta que Laffite (nº 26) cometió un error al cambiar de 3ª marcha a 2ª en lugar de de 3ª a 4ª, y el Ford Cosworth no resistió el sobrerrégimen que hizo que pasara de 12.000 R/mn. De no haber sido por ello, los Ligier podrían haber hecho un 1º-2º fácilmente. Y quizá esto explique la expresión malhumorada de Guy Ligier al recibir el trofeo de manos del rey de España. Pero el hecho era que sobre El Jarama DEPAILLER había batido imperialmente a sus antiguos fantasmas y a los demás ases de la fórmula I: Reutemann, Andretti, Scheckter, Jarier, Pironi, Villeneuve, Mass, Arnoux, Patrese, Fittipaldi… ¡además de haber forzado a Laffite a cometer un error!
(de “El Año Automóvil 1979/80”, Gérard Crombac en “Sport-Auto” y “L’Automobile”)




En el siguiente Grand Prix, el de Bélgica en Zolder, el asfalto estaba muy resbaladizo y se registraron accidentes espectaculares: Regazzoni, Villeneuve y Scheckter en la 2ª vuelta, DeAngelis y Giacomelli en la 22ª (primera foto). Pero tampoco Patrick se libró. Ya se había salido durante los entrenamientos. Y en carrera, tras una nueva “lutte épique”  con Laffite (segunda foto), nuestro hombre sufrió una pérdida de adherencia cuando marchaba en cabeza y se salió del asfalto, con el resultado de una muñeca abierta
(de “El Año Automóvil 1979/80”, “Sport-Auto” y “L’Automobile”)

   En el momento de su muerte, Depailler era uno de los más sólidos pilotos de la fórmula l, habiendo depurado el estilo fonceur  y temerario de sus comienzos y acumulado una experiencia de siete años en la especialidad. A pesar de los malos augurios de Jackie Stewart, había demostrado ser un volante de primera fila (y no inferior a Laffite), aunque no un super-as. Lo que sí es cierto es que no podía evitar arriesgar la vida en deportes marginales entre carrera y carrera, lo cual no resultaba demasiado profesional. Aquel mismo 1979, un accidente experimentado cuando practicaba el vuelo en delta-plano por encima del Puy-de-Dôme, en el que a punto estuvo de perder las piernas (¡otra vez!), había frustrado su posibilidad de conquistar el título de campeón del mundo, y le costó, además, nueve operaciones y medio año de recuperación. Jacky Ickx ocupó su asiento en Ligier.

La práctica del vuelo en delta-plano en 1979 le resultó a Patrick tan perjudicial para su carrera como la del moto-cross en 1973
(de “L’Automobile”)

   Aún con media temporada en blanco, Patrick terminó 6º el campeonato 1979 (empatado con Reutemann), gracias a los 20 puntos recolectados en la primera mitad de la temporada. Pero la historia se repetía y el piloto fue muy criticado (¡incluso por los franceses!). Sin embargo, Patrick era un hombre sin compromisos en lo que respecta a su libre albedrío y a su gusto por el riesgo. A finales de 1979, de nuevo con muletas, fue jurado en el Volant Shell de Magny-Cours, donde trece años antes había sido subcampeón. Para 1980 firmó con Alfa Romeo, un monoplaza que no le consintió cosechar ni un solo punto del campeonato en ocho carreras, cuando el año anterior disponía de un coche que le habría permitido ser campeón. En conjunto, Patrick habrá disputado 95 Grands Prix y sumado 141 puntos.

   El 1 de Agosto de 1980 faltaban ocho días para que Patrick Depailler cumpliera 36 años y era el 21º aniversario de la muerte de Jean Behra, el ídolo de infancia de Patrick. Y lo mismo que Behra tenia su nombre en una calle de Nice, Depailler lo tendría en Clermont-Ferrand, parque tecnológico de La Pardieu, así como en Perpignan, mientras que en Martin-Eglise (cerca de Dieppe) se encuentra el Patrick Depailler Sport Complex

Sobre los riesgos del oficio, Patrick DEPAILLER había declarado: “No acepto la muerte de Ronnie Peterson, ni la de Tom Pryce, pero, evidentemente, hay riesgos que es preciso saber aceptar.”  [“Je n’accepte pas la mort de Ronnie Peterson, ni celle de Tom Pryce, mais, il y a, évidemment, des risques qu’il faut savoir accepter.”]
(de “L’Automobile”)

Su madre estableció el Trofeo Patrick Depailler  para premiar al piloto más rápido en los entrenamientos del Grand Prix de Francia. Y en 1981 entregó personalmente el primero de estos trofeos a René Arnoux –no sin emoción–
(de ”El Año Automóvil 1981/82”)


Patrick DEPAILLER (1944–1980)
(de “L’Automobile” y “Sport-Auto”)


Prensa (Efe): 2 de Agosto de 1980
Clarín: 2 de Agosto de 1980
La Nación: 2 de Agosto de 1980
El País: 3 de Agosto de 1980 (Ignacio Lewin), pg. 23
La Gaceta del Norte (Marco-Gardoqui): 3 de Agosto de 1980
Autopista: 23 de Agosto de 1980, pg. 59
L’Automobile: Septiembre de 1980, pg. 102-104 y 117
Motociclismo: 20 de Noviembre de 1980, pg. 18
El Año Automóvil: 1980/81 (Johnny Rives y otros), pg. 142-143, 166, 184 y 194
El País: 23 de Agosto de 1982, deportes, pg. 4 (Ignacio Lewin)
Nigel Roebuck: pg. 60-61
Sport Auto Especial Autopista Nº 2 (1989), pg. 75
Delsaux & Wijckmans: pg. 90
Bruce Jones: pg. 45, 73, 144, 211 y 251
Schlegelmilch & Lehbrink – Monaco: pg. 253
E. y F. Verplanken
Auto Rétro: Junio de 2000 (Alain Caussade), pg. 103
www.rugidosmotoresa.com
The Nostalgia Forum: 8 de Diciembre de 2002 (Racer.Demon); 9 de Diciembre de 2002 (Hieronymus)
G. A. Engels (161103)


No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada