martes, 10 de diciembre de 2013

Paco GODIA (1921 – 1990) España

http://www.pilotos-muertos.com/home.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/Biografias%20publicadas.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/%C3%9Altimas%20biograf%C3%ADas.htmloterodesaavedra@gmail.com
PACO GODIA AFICIÓN SIN LÍMITES



251006

amigos,

   Godia fue otro buen ejemplo de gentleman driver,  haciendo gala de una vocación que le duró hasta que, honestamente, se dio cuenta de que sus facultades declinaban.
 
   No fue un número uno, pero sí el piloto español que más logros obtuvo en la fórmula I hasta la llegada de Fernando Alonso, relevo que se hizo esperar casi medio siglo.

hastaluego



Paco  GODIA   (1921 – 1990)     España     70605 actualizado 101213

para el amigo Diego,
de www.cartrix-slot.com


   "Había, sobre todo, un poema de Francis Jammes:
Il va neiger dans quelques jours...
que me encantaba, que "me traspasaba de alegría",
pero no pude compartir mi dicha con Marie,
insensible a esa clase de poesía,
ni con Simon, insensible a toda poesía."

François Mauriac (1885-1970)
[traducción de Ramón Hernández]


   Francisco Godia Sales, de origen aragonés, nació en Barcelona el 21 de Marzo de 1921 (1917 en algún testimonio de quienes, viéndole ganar carreras siendo ya mayor, pretendían aumentar su mérito añadiéndole edad). Aficionado desde la infancia, Godia es el típico ejemplo de gentleman driver que accede a la fórmula I gracias a su talento, a su vocación y a su dinero. Hay quien lo considera el mejor piloto español del siglo XX, junto a Alfonso de Portago.

Paco GODIA hacia 1955
(archivo G. A. Engels)

   Disputó su primera carrera en 1946 con un Hotchkiss y no la ganó (al revés de lo que lograron en su momento D. Bruce-Brown, L. Chevrolet, A. Dubonnet, A. Marazza, P. Hill, D. Hulme o P. Rodríguez), pero el año siguiente fue 2º en la segunda (con un Fiat Topolino) y ganó la tercera (Delahaye 135). Godia condujo cualquier cosa con ruedas, y después de utilizar un Pegaso con doble compresor y casi 400 HP se le podía ver gobernando con su estilo generoso pero preciso un modesto Seat 1.400 de 45 HP. O, tras un Maserati 250F, un Renault Dauphine de serie.



Pero sentía predilección por los monoplazas. En las fotos, con un Maserati nº 44 en el Gran Premio Peña Rhin 1950 y en otras pruebas de fórmula I
(archivos Sergio Romagosa en"Motor Clásico", www.escuderia.com, www.fundaciongodia y www.img.photobucket.com)

   Se midió con los pilotos nacionales de varias generaciones (Joaquín Palacio, Juan Jover, Jesús Sáiz, Antonio Creus, Celso Fernández, Polo Villaamil, Gerardo Romero Requejo, Julio Reh, Rudy Bay, Álex Soler Roig, Juan Fernández, Jorge de Bagration), aventajándoles a menudo, pero no rehuyó la confrontación internacional, porque, como dijo de él Javier del Arco, "(...) Paco se apuntaba a un bombardeo."  Así, fue 4º en las 24 Horas de Le Mans 1949 (con un Delage D6 S compartido por Louis Gérard) y destacó en el campeonato de fórmula I, que corrió regularmente de 1956 a 1958, acabando 7º en su primera temporada en el mismo.

   Fue el piloto español que más puntos ha conseguido en la fórmula I hasta la actuación de Fernando Alonso en 2003. Paco Godia se retiró de la especialidad cuando lo hizo Fangio, quien, por cierto, dijo de él: "Fue un hombre extraordinario por el que siempre he sentido un gran respeto y admiración. Buen piloto seguro y preciso y también algo aún más difícil de encontrar: un buen amigo y una magnífica persona."


Colega de Fangio en 1958, ocasional compañero de Jim Clark en 1966
(archivos www.fundaciongodia.org y Javier del Arco)

   Claro que Fangio nunca hablaba mal de nadie, pero también era sincero, y no tenía ninguna obligación de elogiar a Paco Godia, con quien había compartido montura ocasionalmente (1.000 Km de NürburgRing 1957, Grand Prix de Argentina 1958, Mil Kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires 1958).

En los 1.000 Kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires 1958, GODIA compartía su Maserati 300S nº 12 con Juan-Manuel Fangio. Fangio, que hacía el primer relevo, salió retrasado, aunque poco después alcanzaba la segunda plaza. Pero luego sufría uno de sus escasos errores de cálculo y arrugaba un poco el frontal del precioso Maserati. Cuando Paco lo vio, sólo se le ocurrió exclamar: “¡Vaya, hombre! Eso también sé hacerlo yo…”  La barqueta fue reparada someramente, pero llevaba la dirección abierta y reducida la entrada de aire al radiador, por lo que tuvo que retirarse en la vuelta 25ª
(de http://www.jmfangio.org/gp1958baires1k.htm)

   Aparte de sus puestos de colocado en Grand Prix FIA (4º en los de Alemania e Italia 1956, 3º en el de Siracusa 1958), Godia logró otros éxitos en pruebas internacionales de sport (3º en el Gran Premio de Lisboa 1955 con Ferrari, victorias en la Copa del Salón de Montlhéry 1956 y 1957 ó 6º en el Gran Premio de Suecia 1956). En el Tour de France Automobile 1957, en el que compartía un Porsche Carrera 1,5 l con Behra, fue 7º overall y 5º al índice. Con monoplazas hizo también fórmula Monomill, fórmula III y fórmula II (en 1966 con Lotus y en 1967 con un Lola alquilado a Robert Lamplough para el Gran Premio de Barcelona).


Los monoplazas representan la mayor pureza del pilotaje, la máxima precisión. Pero cuando no puede ser un fórmula I, puede valer un DB fórmula Monomill o un Lotus fórmula II (en Montjuich 1966)
(archivos Javier del Arco y Sergio Romagosa)


Con un Maserati 300S en 1958 y cambiando impresiones con Jo Bonnier en Le Mans
(de Internet, vía Karino, y de  "Velocidad")

   Además de sus victorias en Barajas, Galapagar o la Casa de Campo, las mayores hazañas nacionales de Godia tendrían por escenario los circuitos de su ciudad: Rabassada (en cuyo palmarés inscribió su nombre en 1949 con Fiat, en 1950 con Talbot y en 1955 con Pegaso) y Montjuich, donde fue ganador del Trofeo Nuvolari en 1959 (Porsche 356) y 1962 (Aston Martin DB4), y del Trofeo Juan Jover en 1965 (Shelby AC Cobra-Ford V8).

   También ganó rallies, como el Tarragona/Lérida/Tarragona 1955 (Pegaso Berlineta Touring) y el Rally del RACE 1964 (Porsche 904 GTS). Era, además, un importante hombre de negocios y un notable coleccionista de arte pictórico, pero siempre tuvo tiempo para su afición favorita, aunque en los '60 se mostraría más selectivo. En 1964 batió un record en carretera abierta entre Barcelona y Madrid con su Porsche 904 GTS (record, 124 Km/h, que fue muy criticado). Ese mismo año quedó 2º con el 904 GTS en el circuito de la Casa de Campo de Madrid, tras el Lotus MonteCarlo de Charles Vögele, fue 2º en el II Trofeo Juan Jover y también 2º en la Subida a Sant Feliú de Codines. En 1965 fue asimismo 2º en una prueba europea de fórmula III en Montjuich (tras "Geki").




Record de clase en la Cuesta de Galapagar 1955 (Pegaso), vencedor del Trofeo Nuvolari 1962 en Montjuich (Aston Martin DB4 nº 90), triunfador en el Rally del RACE 1964 (con el Porsche 904 GTS con el que escandalizó a los biempensantes), ganador del Trofeo Juan Jover 1965 en Montjuich (con el Shelby AC Cobra-Ford V8 427 nº 90 de 490 HP a 6.500 R/mn, 71 Kgm a 3.700 R/mn, 975 Kg, chasis CSX 3004. El auto le costó a Paco 9.950 $, más otros 934,79 $ su transporte por la TWA y 294,01 $ en recambios)
(FOTOS archivo Sergio Romagosa en “Motor Clásico” y de “CuatroRuedas”,
información de Antonio Palacín en “Motor Clásico”)

   Y se despidió al final de la década con más éxitos de valor internacional: 1º en las 6 Horas de Montjuich 1968 (con Brian Muir y Ford GT40); 2º en las 6 Horas de El Jarama 1969 (con Juan Fernández y el 908 de la Escudería Montjuich, por detrás del 908 de Jochen Rindt/Álex Soler-Roig); 2º en la prueba "14 de Septiembre" de El Jarama 1969, colocando de nuevo el 908 tras el 908 de Soler Roig; 1º en las 12 Horas de Montjuich 1969 (con Juan Fernández y el 908). Con lo que cerró su palmarés con una victoria de primer nivel.



Nuestro hombre va rematando su historial con podios. En concreto, otro 2º puesto en la prueba "14 de Septiembre" de El Jarama 1969, llevando el 908 spyder nº 52 de la Escudería Montjuich tras el 908 nº 51 de la Escudería Nacional Calvo Sotelo que pilotaba Álex Soler-Roig. En la segunda foto, GODIA es atendido por Jesús Sáiz y Luis Kotnik. Terminó las 30 vueltas de la carrera a un promedio de 121,48 Km/h, con vuelta rápida a 125,06 Km/h
(de "Autopista" y J. Chicharro en "Velocidad")



Paco GODIA cede el volante del Porsche 908 nº 1 de la Escudería Montjuich a Juan Fernández para un último relevo. Poco después es consciente de que acaba de ganar las 12 Horas de Montjuich 1969, su última victoria, y lo festeja con Fernández sin terminar de creérselo. Bonito colofón
(fotos de Javier Forcano en "Velocidad")

   Cuando abandonó definitivamente la competición, Francisco Godia siguió trabajando como hombre de empresa y enriqueciendo su colección de arte. Murió en Barcelona el miércoles 28 de Noviembre de 1990




A Paco Godia se le recuerda ocasionalmente
(de "Car", Manel Serras en "El País" de 2 de Marzo de 2009
y de “El Correo” de 25 de Marzo de 2011)



Maquetas de los Maserati 250F de Paco. El nº 20 es de Cartrix, y el nº 10 lo muestra en Monza 1957
(de www.cartrix-slot.com, www.tiendaslot.com, vía Karino, y www.electricdreams.com)


GODIA es el único representante español entre los pilotos de Grand Prix en una colección de cromos de los '50. También podemos apreciar su estilo en una pintura de Diego Serrano
(editorial Fher y © Diego Serrano, en www.diegoserrano.net)



Paco GODIA (1921–1990)
de joven, de mayor y en su mejor momento
(archivos Sergio Romagosa en "Motor Clásico" y "El País")


El País: 30 de Noviembre de 1990, pg. 41; 2 de Marzo de 2009 (Manel Serras), pg. 64
Motor Clásico: Enero de 1991 (Sergio Romagosa), pg. 28
Javier del Arco: "40 Años de Montjuïc", pg. 562
G. A. Engels: Cómo murieron...
“El Correo”: 25 de Marzo de 2011


No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada