domingo, 25 de octubre de 2015

Tony BRISE (1952 – 1975) Gran Bretaña

TONY BRISE – DEMASIADO PRONTO



Tony  BRISE   (1952  1975)      Gran Bretaña     121297 actualizado 251015


“Sólo un cuarto de segundo antes
eras un chiquitín en vacaciones,
unas vacaciones de diez semanas
que duraban cien mil años,
y no obstante terminaban demasiado pronto.”

Joseph Heller (1923-1999)
[traducción de Francisco Elías]


   Piloto automovilista de fórmula l, joven valor al que se le auguraba un gran futuro deportivo pero que, desafortunadamente, murió en accidente de avión cerca de Londres el sábado 29 de Noviembre de 1975, cuando retornaba del circuito Le Castellet/Paul-Ricard, donde había efectuado ensayos privados con el Embassy Hill/Lola GH1-Ford Cosworth DFV V8 de fórmula l.

Murieron los seis ocupantes del Piper PA-23 Aztec, el equipo de fórmula I de Graham Hill al completo: el propio Hill, que iba a los mandos del avión, el ingeniero diseñador Andrew Smallman (de 24 años), su ayudante Tony Alcock, Ray Brimble (director deportivo, de 34 años) y el mecánico Terry Richards, además del piloto Tony BRISE
(de “Velocidad”)

Tony BRISE iba para figura. Lástima
(archivo historicracing.com)

   El automovilismo británico del más alto nivel contaba con grandes expectativas desde las temporadas previas. Además de los experimentados (Hill, Stewart, Hailwood, Redman, Hobbs, Attwood, Bell, Oliver…), un ramillete de jóvenes pilotos nacidos en la segunda mitad de los ’40 se encontraban en 1973 formándose para acceder a la fórmula I cuanto antes. Aquella temporada, en la que, desgraciadamente, se mató Gerry Birrell, debutaron en Grand Prix David Purley, James Hunt y Roger Williamson. La siguiente, Tom Pryce. Y en 1975 lo harían Brian Henton y el más joven de ellos, Tony Brise.

   Tony había nacido en Dartford (cerca de Brands Hatch) el 28 de Marzo de 1952, hijo del ex piloto de fórmula III y Turismos Johnny Brise. También su hermano mayor Tom hacía fórmula Ford, así que Tony comenzó a practicar go-kart desde 1961, obteniendo el campeonato británico en 1968 al sumar 15 victorias al mismo tiempo que efectuaba estudios de administración de empresas, cuya licenciatura consiguió obtener.

(archivo www.f3history.co.uk)

   Siguió en fórmula Ford, en la que conquistó el campeonato del Townsend-Thorensen Trophy y el 2º puesto en el BOC Championship de 1971. En 1972 fue subcampeón del surafricano Sunshine Trophy y del británico Lombard North Central, mientras que la temporada siguiente, ya en fórmula III, se anotó el subcampeonato en el Forward Trust y los campeonatos John Player Special y Lombard North Central. En fórmula III corrió con Brabham, GRD y March.

Tony BRISE en Mónaco 1972
(archivo “Velocidad”)

El mejor piloto de fórmula III en 1973
(de “·Autopista”)

   También corrió con los monoplazas Modus y March de fórmula III, fórmula II y fórmula Atlantic (3º en 1974 en esta última y campeón John Player Special 1975). En 1975 hizo asimismo algunas carreras de fórmula 5.000 en USA y dio el salto a la fórmula l cuando, a finales de Abril, Frank Williams le dejó uno de sus monoplazas para el Grand Prix de España que se corría en Montjuich.

(archivo Dominique Pascal)

   En esta carrera, acortada por el grave accidente de Rolf Stommelen, Tony salió desde el puesto 18º (de 26) y acabó 7º con el Williams FW03-Ford Cosworth DFV V8 nº 21. El siguiente mes, Graham Hill le contrataba para que llevara su Embassy Hill Lola GH1 a partir del Grand Prix de Bélgica, sustituyendo a Rolf.





Después del Grand Prix de España 1975, y aunque ya era piloto de fórmula I y la fórmula III le quedaba pequeña, dado el prestigio de la carrera Tony BRISE participaba en el denominado XVII Grand Prix de Monaco de Formule 3, coincidente con el Grand Prix de fórmula I del 11 de Mayo), al volante del Modus M1-Ford Neil Brown nº 77. Seguía siendo un as de la fórmula III y lo demostró en el difícil circuito urbano de Monte-Carlo. Pero fue una demostración problemática.
En la segunda manga calificatoria tuvo que parar en el stand para conectar un cable de bujía suelto, así que en la 4ª vuelta pasaba último por el tiempo perdido; con las dificultades que presenta el circuito para los adelantamientos, se las arregló para ganar las plazas precisas y clasificarse 9º, con lo que pasaba a la final.
En la manga final salía desde el fondo de la parrilla, pero supo reeditar la remontada con su Modus nº 77, hasta colocarse tras Alex Dias Ribeiro (March 743-Toyota Novamotor nº 64). En cabeza marchaba Conny Andersson (March 753-Toyota Novamotor), pero no contaba para la victoria porque estaba penalizado con un minuto por haber robado la salida. El primero era entonces Larry Perkins, aunque perdía toda opción al estampar su Ralt-Ford Novamotor contra el guard-rail de la Ese de la Piscina. En esas circunstancias, lo único que separaba a BRISE de la victoria era el más lento March nº 64 de Dias Ribeiro. Pero éste sabía tapar muy bien los huecos. Tony vio su oportunidad en Mirabeau, aunque Alex se mostró inflexible, maniobró para obstruir el paso y la cosa terminó como se ve en las fotos. La carrera la ganó entonces Renzo Zorzi y su GRD-Lancia (Fiat) Repetto. Pero todo el mundo consideró a BRISE el vencedor moral.
Graham Hill lo fichó para su equipo de fórmula I tras ver su demostración en esta carrera
(de “Autopista”, “Sport-Auto” y “L’Automobile”)


Arropado por Ray Brimble, jefe deportivo del equipo Racing Hill, y el ingeniero Andy Smallman, además del piloto, promotor y manager Graham Hill, Tony BRISE se ve optimista en esta ceremonia de presentación del Embassy Hill GH1 y de él mismo como piloto de la marca. Seis meses después, todos perecerían en el accidente del Piper Aztec
(de “Velocidad” y “Autopista”)

   Tony causó pasmo en el personal más entendido al conseguir el 7º mejor tiempo de los entrenamientos en Zolder, por delante de Fittipaldi, Scheckter, Hunt, Peterson..., pero tuvo que retirarse en la vuelta 18ª con un pistón perforado. Dos semanas después logró su primer punto con un 6º puesto en Anderstorp, aunque la caja de cambios se le había bloqueado en la cuarta marcha. Fue de nuevo 7º tanto en los entrenamientos de Zandvoort (a 0,65 s de la pole positionque firmaba Lauda) como en la carrera, confirmando su talento.

En el Grand Prix de Suecia 1975, BRISE cuajó una magnífica actuación: saliendo 17º se clasificó 6º a pesar de los fallos de la caja de cambios. En la foto, su Hill GH1 nº 23 gira por delante del Tyrrell 007 nº 4 de Patrick Depailler, que salía 2º y terminó 12º
(en la obra de William Boddy & Ian Ward)

   En el siguiente Grand Prix, el de Francia sobre el Paul-Ricard, salía 12º y volvió a clasificarse 7º, a muy escasos segundos de los consagrados Depailler, Andretti o Fittipaldi. En cambio, en Gran Bretaña se salió de la pista durante el chaparrón de la última parte de la prueba y fue clasificado 15º, a 3 vueltas del ganador Fittipaldi. Tampoco tuvo suerte en Alemania (abandono en la vuelta 10ª) ni en Austria (15º). Pero en Italia, el 7 de Septiembre, volvió a asombrar al calificar 6º su GH1-Ford Cosworth nº 23, confirmando que era un piloto muy rápido y eficaz. Por desgracia, una embestida de Andretti en la 2ª vuelta dejaba fuera de carrera a ambos.

Sobre el Paul-Ricard, Tony BRISE logró terminar 7º el Grand Prix de Francia, a sólo dos segundos del 6º, Patrick Depailler
(de “Sport-Auto”)


El Parnelli VPJ 4/001-Ford Cosworth DFV V8 nº 27 de Mario Andretti ha embestido por detrás al Embassy Hill GH1-Ford Cosworth DFV V8 nº 23 de Tony BRISE, con lo que quedaba arruinada la carrera de ambos en Monza. Una lástima para Andretti, que había salido 15º y en la primera vuelta ganaba varios puestos. Pero también para BRISE, que había demostrado en los entrenamientos oficiales que el Hill GH1 era lo bastante eficiente y veloz como para permitirle consagrarse con un gran resultado en su noveno Grand Prix
(de “Autopista” y “Sport-Auto”)

   El 28 de Septiembre, participando en la prueba de fórmula 5.000 de Long Beach con un Lola T332, ganó la primera manga en fuerte pugna con Mario Andretti. En la final, tras dar la vuelta más rápida tenía la victoria en el bolsillo cuando se le rompió un árbol de transmisión y tuvo que cedérsela a Brian Redman.


Los miembros del equipo Theodore Racing acogen y consuelan a Tony BRISE, que acaba de aparcar su Lola T332 nº 64 en la escapatoria del boulevard Ocean con la avenida Pine de Long Beach al habérsele roto la transmisión después de 34 vueltas liderando la manga final. Tony fue clasificado 12º.
En Laguna Seca sería 4º, y 6º en Riverside. En el Grand Prix USA, el 4 de Octubre, se enganchó con el Lotus 72F-Ford Cosworth DFV V8 nº 6 de Brian Henton en la vuelta 6ª y no pudo acabar la prueba
(archivo IvK, vía Karino, y de la obra de William Boddy & Ian Ward)

   Tony había sido el causante de la retirada de Graham Hill, quien se mostraba renuente a admitir que su tiempo de piloto rápido ya había pasado. A pesar de ser quíntuple vencedor del Grand Prix de Mónaco, Hill no había podido calificarse en 1975 sobre ese especial circuito; y, mientras rumiaba el fracaso, se dedicó a contemplar la prueba de fórmula III, tomando nota de las cualidades del joven Brise. Como ya sabemos, Hill lo contrató para su equipo, constatando entonces que no podía conseguir los tiempos de Tony a coche igual. Esta vez no lo pensó más y anunció su retirada la víspera del Grand Prix de Gran Bretaña. Desgraciadamente, el destino quiso que desaparecieran juntos el gran campeón de ayer y el futuro campeón.



Graham Hill depositó su confianza en Tony BRISE y se despidió de la afición con una vuelta de saludo en Silverstone, al volante de su Hill GH1 nº 23T. El talento del discípulo debía enriquecer, como manager, el formidable palmarés de piloto del maestro jubilado
(de “Velocidad” y “Sport-Auto”)

En Noviembre de 1975, Tony disputó un rally-cross en Lidden Hill con este Ford Escort Mark II, ganando una de las mangas calificatorias. La final fue para Björn Waldegaard, pero Tony disfrutó tanto que anunció que la temporada siguiente seguiría compitiendo ocasionalmente en esta especialidad con un Escort preparado por Ford Boreham
(de “Autopista”)

Vidas paralelas. David Tremayne biografió a BRISE junto con Roger Williamson (1948-1973) y Tom Pryce (1949-1977). Tres formidables pilotos a los que se arrebató cruelmente la oportunidad de mostrar toda su valía
(de www.amazon.co.uk, vía Karino)

   Para otros especialistas, como Bruce Jones, Tony Brise era el más prometedor talento británico del momento, el de mejor futuro. Tenía 23 años al morir, la misma edad que otra gran esperanza británica de la generación anterior, desaparecida 15 años antes y que figura junto a Tony en este diccionario: Chris Bristow



Tony BRISE (19521975)
 (archivos www.f1db.com, IvK, vía Karino, y www.myf5000.com)


Prensa: 1 y 2 de Diciembre de 1975
La Nación: 1 de Diciembre de 1975
Velocidad: 6 de Diciembre de 1975 (Alberto Mallo), pg. 30-31; 26 de Marzo de 1977, pg. 34
Autopista, 6 de Diciembre de 1975, pg. 35
Sport-Auto: Enero de 1976, pg. 12
L´Automobile: Enero de 1976, pg. 44, 45 y 94; Diciembre de 1976, pg. 91, Noviembre de 1977 (Jean-Yves Montagu, Christian Moity y François Jolly), pg. 106
William Boddy & Ian Ward: Histoire de la Course, pg. 266 y 267
El País: 4 de Diciembre de 1976, pg. 34
Rich Taylor: pg. 167
Bruce Jones: pg. 113, 136 y 251
Schlegelmilch & Lehbrink – Monaco: pg. 159
F1-50, pg. 47 (Mike Doodson)
E. y F. Verplanken
Thoroughbred & Classic Cars: Marzo de 2000 (Jackie Oliver), pg. 45
Javier del Arco: "40 Años de Montjuïc", pg. 508
G. A. Engels (280103)
http://www.myf5000.com/drivers_tony_brise.html


No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada