lunes, 29 de junio de 2009

Constantin M. CANTACUZINO (1905 – 1958) Rumanía/España

CONSTANTIN M. CANTACUZINO - SU TIEMPO TERMINÓ



260408

amigos,

   El príncipe Cantacuzeno, como era conocido en España, fue uno de los mejores aviadores de la Historia, aunque también destacó en otros deportes.

   Murió hace medio siglo.

hastaluego



Constantin M.  CANTACUZINO   (1905 – 1958)  Rumanía/España         actualizado 280609

para la enigmática MaríaJosé


"Roland sent bien
que son temps est fini.
Il s'est couché sur un tertre escarpé,
face a l'Espagne."

["Roland siente
que su tiempo se termina.
Se ha acostado sobre un otero escarpado,
de cara a España."]

Chanson de Roland: laisse CLXXV (siglo XI-XII)
(versión en español de Otero)


   Piloto motociclista, automovilista y aviador, el príncipe Cantacuzino nació en Bucarest el 11 de Noviembre de 1905. Los Cantacuzino, originarios de Bizancio, emigraron a Rumanía en el primer tercio del siglo XVII, instalándose en Walaquia y Moldavia, y su apellido se reproduce con variaciones: Cantacuzen, Cantacuzène, Cantacuzeno...

El palacio de los CANTACUZINO en Bucarest. Actualmente se halla reconvertido en museo (© SIHSS, Patrick Houda & Birger Nordmark, 2004, publicada en web.comhem.se, vía Karino)

Bâzu CANTACUZINO de niño, con su madre y su hermana (foto archivo Dan Antoniu, publicada en un artículo de Tudor Vasile)

   Nuestro Constantin, familiarmente conocido como "Bâzu", fue desde muy pronto un enfant terrible, extraordinariamente dotado para los deportes que requieren coordinación, reflejos y fuerza, al igual que Porfirio Rubirosa (1909-1965), Charly Menditeguy (1915-1973), Enrique Díaz Sáenz-Valiente (1917-1956), Óscar Caprotti (1923-2003), Alfonso de Portago (1928-1957) o Moisés Solana (1935-1969). Gente excepcional, que brilló en varias disciplinas.

   Cantacuzino destacó en la hípica, el tennis (campeón nacional), el hockey sobre hielo (capitán del equipo rumano en el campeonato mundial de Milán 1933)... Se dedicó desde niño al ciclismo y al motociclismo (campeón 1934 de los Balcanes), pasando al automovilismo poco después; en esta especilidad logró un récord entre Bucarest y París. Por entonces era un atleta de 185 cm y 85 Kg, y, también, un play-boy. En 1934 recibe la medalla de honor de la Unión de Federaciones Deportivas de Rumanía.

Capitán del equipo rumano de hockey durante el campeonato del mundo 1933, Constantin es el tercero por la izquierda (de web.comhem.se, vía Karino)

   Pero la auténtica vocación de Constantin fue la aviación, en la que ha quedado como uno de los grandes pilotos de todos los tiempos. Realiza raids, rompe récords y es autor de acrobacias imposibles.

Aviones utilizados por CANTACUZINO: Caudron Typhon, Potez 56, Hawker Hurricane Mark I, Fleet-Kinner (dibujos de Teodor Llviu Morojanu en web.comhem.se, vía Karino)

   Como piloto de caza durante la segunda guerra mundial conseguiría 56 victorias confirmadas más 13 probables en 608 misiones.

Diferentes Messerschmitt Bf109 utilizados por CANTACUZINO durante la guerra. En el último transportó a Italia, en un arriesgado vuelo, a un teniente coronel norteamericano (dibujos de TML, archivo Tudor Vasile)


Constantin Bâzu CANTACUZINO estrecha la mano del teniente coronel James Gunn, cuya vida protegió cuando era prisionero de guerra en Rumanía y al que evacuó con este Bf109 "americano"(archivo Paul Sihvonen-Binder, en web.comhem.se, vía Karino)

Otro Bf109 utilizado por Constantin (archivo Victor Nitu, vía Karino)


Con otros oficiales; CANTACUZINO es el más alto. En la segunda foto, con su mecánico sargento Bâsckă en Agosto de 1944, cuando llevaba contabilizados 48 derribos (archivo Victor Nitu y en web.comhem.se, vía Karino)

   En la postguerra su situación se hace incómoda. Cuando es expropiado de todos sus bienes, un Bâzu arruinado se exilia, recorre Europa y recala definitivamente en España, donde se le conocerá como príncipe Constantino Cantacuzeno y donde se ganará la vida con arriesgadas exhibiciones acrobáticas a los mandos de su Bücker Jungmeister Bü-131 (motor Siemens de 7 cilindros en estrella y 160 HP) de matrícula EC-AEX, minúsculas ruedas en el tren de aterrizaje y deriva suplementaria en el timón de cola.

La Bücker Bü-131 del príncipe CANTACUZENO (dibujo de  Julio Toledo, publicado por "Avión" en 1964)

Foto de CANTACUZENO dedicada en español en 1954 (archivo González-Betes)

   En 1957 consigue una Bü-133 a la que hace instalar en Madrid un motor Lycoming de 275 HP y rematricula EC-AMO, con la que seguirá ofreciendo sus espeluznantes acrobacias a los ávidos de experimentar los frissons que no se atreven a obtener arriesgándose ellos mismos.

La Bücker Bü-133 de Bâzu(archivo critcalmass, vía Karino)


El príncipe CANTACUZENO y su acrobacia favorita (archivo Victor Nitu y caricatura y foto publicadas en "Avión" en 1964)

   Su especialidad era una peligrosa maniobra, el vuelo invertido a menos de cinco metros del suelo, antes de parar el motor, enderezar el aparato por su inercia y tomar tierra. Así, cuando el lunes 26 de Mayo de 1958 surgió la noticia de su muerte, se especuló con un accidente (porque las facultades físicas, por prodigiosas que sean y aunque sus poseedores no lo quieran admitir, disminuyen con la edad). Pero la verdad es que Constantin Bâzu Cantacuzino murió en un hospital madrileño, enfermo del hígado y del estómago



CANTACUZENO haciendo de las suyas en Cuatro Vientos 1954. La foto en color corresponde a un posterior émulo del prìncipe (de we.comhem.se, vía Karino, archivo González-Betes, y del multimedia "In the Air", en Internet)

El vitalista Bâzu CANTACUZINO (archivo critcalmass, vía Karino)

Constantin M. CANTACUZINO (1905–1958)
hacia 1914 y en 1954


Avión: Agosto de 1964, pg. 268
González-Betes: 1958-7
Tudor Vasile: "Constantin `Bâzu´ Cantacuzino - Printul Asilor"
J.-C. Saldaña (31203)
Victor Nitu: www.elknet.pl/acestory/cantacuzino/cantacuzino.htm
www.hobby.ro/roarmy/aviatia/ cantacuzino%20bizu/bizu.htm
 Constantin M. “Bâzu” Cantacuzino - The Adventerous Prince [http://web.comhem.se/~u87152366/PrinceCantacuzinobiography.htm]
J. Paredes (250408)


No Mirando a Nuestro Daño





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada