domingo, 25 de noviembre de 2012

Salvador HEDILLA (1882 – 1917) España

http://www.pilotos-muertos.com/home.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/Biografias%20publicadas.htmlhttp://www.pilotos-muertos.com/%C3%9Altimas%20biograf%C3%ADas.htmloterodesaavedra@gmail.com
SALVADOR HEDILLA TRABAJO Y DOLOR



200908

amigos,

   nos encontramos dentro del 90º aniversario del fallecimiento de Salvador Hedilla. Hedilla fue uno de aquellos espíritus inquietos, enamorados del aura romántica que informaba a los móviles mecánicos de principios del siglo XX. Como muchos audaces de su especie y de su tiempo (Delagrange, Garros, Latham, tantos otros, a algunos de los cuales conoció personalmente), fue motociclista, automovilista y aviador.

hastaluego



Salvador  HEDILLA   (1882 – 1917)    España     120798 actualizado 251112

en recuerdo de Toni
(P. P. B. 1945-1975)


"Te sky will be much friendlier then than now,
A part of labor and a part of pain,
And next in glory to enduring love,
Not this dividing and indifferent blue."

[El firmamento será entonces más amistoso de lo que es ahora,
Una parte trabajo, otra parte, dolor,
Y casi tan glorioso como un amor sin fin,
No este azul tan hostil e indiferente.]

Wallace Stevens (1879-1955)
[versión en español de Jenaro Talens]


   Piloto motociclista, automovilista y de aviación que pereció en un accidente de vuelo.

   Salvador Edilla Pineda había nacido en Castillo (Arnuero, Siete Villas, Santander) el 9 de Noviembre de 1882. En 1913 añadiría una H inicial a su apellido, y es así como lo transcribimos en esta reseña.

   A los 13 años trabaja en una fábrica de salazones de Santander capital y luego se traslada a Gijón, donde desempeña diversos oficios y comienza a interesarse por la mecánica. Su inquietud y la necesidad le lleva a emigrar a Argentina en 1901. En Buenos Aires trabaja de mecánico en una empresa de ferrocarriles y monta un garaje-taller para automóviles, uno de los primeros de la capital argentina. Al mismo tiempo practica el ciclismo y se dedicará al deporte del motor como aficionado, participando en diversas pruebas motociclistas y automovilistas entre 1903 y 1911.

   Se dice que en 1903 marcó un record en el recorrido Buenos Aires/La Plata con una motocicleta de 10 HP (80 Km a unos 120 Km/h de media). Tal hazaña la repetiría ocho años más tarde con un automóvil de 80 HP, aumentando la media a 150 Km/h. (Semejantes promedios, no contrastados, resultan algo exagerados si los relacionamos con las prestaciones habituales en la época, pero lo que parece indudable es que Hedilla debía ser un piloto muy rápido y audaz.)

   En una de sus últimas carreras, la Buenos Aires/Mar del Plata 1910, recorre los 850 Km en unas 10 horas y es 1º en la prueba del kilómetro lanzado. Se cree que llevaba un Thames 6 cilindros 60 HP, quizá con la potencia subida a 80 HP.

Con este Thames 60 HP 1907, Clifford Earp logró varios records en Brooklands. El auto de HEDILLA debía ser semejante o, tal vez, una versión sobrepotenciada
(archivo "Autocar" en la Enciclopedia Georgano)

   Hombre versátil, trabajador y con inquietudes, añadiría al título de perito mecánico que ya poseía el de licenciado en medicina y cirugía. En Argentina se ha interesado además por la aviación, lo que le mueve a retornar a Europa a finales de 1912, liquidando su empresa de Buenos Aires. En 1913 se le verá en la escuela de aviación de Issy-les-Moulineaux (Seine) como discípulo de Robert Morane, aprendiendo a volar en un Morane-Borel con motor Gnome de 50 HP que luego adquiere. La licencia de piloto aviador la obtiene en el aeropuerto de Juvisy-sur-Orge (Seine-et-Oise).

HEDILLA con el Morane en 1913
(de www.terra.es, vía Karino)

   Vuelve después a Santander y el 5 de Agosto revalida su licencia de piloto en España, licencia que lleva el nº 41. A partir de entonces se dedica con pasión, esfuerzo y talento a esta nueva faceta de actividad técnico-deportiva que tanto fascinaba a la ciudadanía desde una década antes, desde el primer vuelo de los hermanos Wright.

Salvador HEDILLA en uno de sus vuelos de exhibición con el monoplano
(de www.terra.es, vía Karino)

   En Septiembre hace un viaje de Bordeaux a San Sebastián, aterrizando en la playa. Sigue realizando vuelos de exhibición y el 19 de Octubre está a punto de matarse cuando el motor del aparato se detiene sobre el campo de La Guía de Gijón, aunque Salvador consigue planear y aterrizar sano y salvo. El 25 de Octubre vuela sobre el campo de La Albericia de Santander, llevando un pasajero (su ayudante, el mecánico Valentín Díaz), y el 2 de Noviembre otra parada de motor cuando sobrevolaba la bahía de Santander le obliga a un aterrizaje forzoso en Correcaballos. Pero no se amilana y el día siguiente vuelve a volar para arrojar flores sobre el monumento dedicado a las víctimas del siniestro del vapor Cabo Machichaco.


El vapor Cabo Machichaco,  perteneciente a la naviera Compañía Ybarra, había sido botado en 1882 y el 3 de Noviembre de 1893 fue protagonista del mayor desastre civil de España en el siglo XIX, semejante al de la explosión en el puerto de La Habana del acorazado USS Maine  cuatro años más tarde, el 15 de Febrero de 1898. El Cabo Machichaco  se hallaba atracado en el muelle de Maliaño cuando se incendió y estalló su carga de ácido sulfúrico y dinamita. Se produjeron casi 600 muertos y más de 1.000 heridos entre los tripulantes y bomberos que intentaban sofocar el incendio, las autoridades de la ciudad de Santander que se hallaban presentes y miles de espectadores que habían acudido a presenciar el espectáculo. Una pieza metálica mató a una persona en Peñacastillo, a 8 kilómetros de distancia, lo que da idea de la magnitud de la explosión
[archivo http://es.wikipedia.org/wiki/Cabo_Machichaco_(vapor)]


Monumento dedicado a las víctimas, emplazado en el lugar del siniestro. Otro motivo escultórico consagrado a las víctimas de la tragedia se halla en el cementerio de Ciriego. El 3 de Noviembre de 1913, a los veinte años del suceso, Salvador HEDILLA contribuyó al homenaje conmemorativo derramando flores desde su aeroplano
(archivo http://es.wikipedia.org/wiki/Cabo_Machichaco_(vapor)
y www.sabadell-aviacio-historia.com, vía Karino)

   En 1914, el 31 de Julio, gana Hedilla la I Copa Montañesa de Aviación, organizada por el Real Aeroclub, al recorrer en 5 horas la distancia de 560 Km entre Santander y Châteauneuf-sur-Charente (cerca de Angoulême) a los mandos de un monoplano Vendôme (~ 112 Km/h de promedio). Junto con la copa, Hedilla se embolsó la coqueta suma de 8.000 pesetas.

HEDILLA triunfó en la Copa Montañesa 1914 con este Vandôme
(foto Cámara, AR., archivo González-Betes)

   A finales del año y tras destacar en un certamen aéreo celebrado en Granada, viaja a Cuba, donde acepta el reto del aviador local Domingo Rosilllo, que ponía 1.000 pesos oro en juego para quien efectuara los mejores ejercicios aéreos. La confrontación se realiza el 20 de Diciembre de 1914 y la gana Hedilla, quien luego realiza el vuelo sin escalas La Habana/Matanzas.

(archivo Herminio González Rodríguez, en www.gacetadegajua.cu)

   Al retorno a Santander, el 2 de Febrero de 1915, su inquietud le lleva a fabricar un avión propio, con ideas originales. El monoplano Salvador, de estructura monocasco, impulsado por un motor de 80 HP (un Gnome, probablemente), efectuó su primer vuelo en Getafe (Madrid) el 7 de Septiembre, pilotado por su constructor, que, al mismo tiempo, era profesor de la Escuela Nacional de Pilotos de Getafe.

Posando con su monoplano monocoque  Salvador
(archivo González-Betes)

   Un año más tarde, con el mismo aparato perfeccionado (el Salvador II) realiza el salto desde La Volatería de El Prat de Llobregat en Barcelona hasta Can Suñer en Palma de Mallorca. Este vuelo de 252 Km sobre el Mediterráneo lo ejecutó en la madrugada del 2 de Junio de 1916, a 108,8 Km/h de media, y le valdría la concesión de la Cruz de Isabel la Católica. Hedilla fue también pionero en el alquiler de las superficies enteladas de sus aparatos para exhibir en ellas mensajes publicitarios.


HEDILLA, en la Barcelona/Palma 1916. En color, réplica de su aparato Salvador II
(archivo González-Betes y de http://www.flickr.com/photos/vicens2009/5215074622/)


HEDILLA posa con unas damas y su aparato, cuyo entelado muestra la propaganda de Petróleo Gal, que no era un combustible sino una loción capilar
(archivo "Mundo Hispánico")

   Poco después es contratado como jefe de los servicios aeronáuticos de la fábrica de aviones Pujol i Comabella, de San Martín de Provensals, donde también se implementó una Escuela de Aviación Civil de la que Hedilla fue director. La fábrica construía bajo licencia biplanos Vandôme, así como otros prototipos españoles (Barrón, Alfaro...), pero Hedilla sería asimismo el piloto de pruebas de otro aparato construido por el piloto aficionado José del Perojo: un limpio biplano con motor LeRhône de 90 HP, volado por Salvador en Barcelona a principio de 1917.

El entusiasta promotor José del Perojo posa en 1917 con el biplano Alfaro, proyectado por Heraclio Alfaro. Su primer aparato, otro biplano, había sido ensayado poco antes por Salvador HEDILLA en Barcelona
(archivo González-Betes)

   Como director de la escuela de aviación civil citada e instructor de vuelo, Salvador Hedilla despega el martes 30 de Octubre de 1917 del aeródromo de El Prat de Llobregat, llevando como pasajero a otro deportista, piloto automovilista, fabricante de autociclos, médico y aprendiz de aviador: José-María Armangué. La salida la efectúan con un Blériot XI-2 propulsado por un LeRhône 9J de 110 HP, en lugar del habitual Gnome de 70 HP. Tras despegar de la pista, Hedilla hace evolucionar al monoplano por encima del contiguo prado de La Volatería, pero, al realizar un tercer giro, el motor rotativo se para, el aparato entra en pérdida, efectúa unos toneles y cae en barrena, matando a sus ocupantes.

   Armangué salió despedido en uno de los vuelcos y Hedilla pereció aplastado por el fuselaje del avión, que se estrelló en posición invertida. Aún no había cumplido los 35.

Restos del Blériot en el que murieron HEDILLA y Armangué
(archivo E. Polo en “Motor Clásico”)

   Salvador Hedilla se halla enterrado en el cementerio de Ciriego (Santander), donde su tumba cuenta con un monumento adornado con un monoplano de bronce; y en la capital Santander hay una calle que lleva su nombre


Cementerio-jardÍn de Ciriego, que contiene la tumba de Salvador HEDILLA. La calle S. Hedilla  de Santander es una pequeña travesía entre la calle San Celedonio y la calle San Sebastián, en el centro del plano
(de http://www.fundacionsantandercreativa.com/web/evento-auna/visitas-guiadas-en-el-cementerio-de-ciriego.html
y cartografía Everest)



Salvador HEDILLA (1882–1917)
(archivos Herminio González Rodríguez en www.gacetadegajua.cu, www.terra.es, vía Karino, y González-Betes)


DIari de Sabadell: 5 de Noviembre de 1917 (J. M. Castellet i Font) [http://www.sabadell-aviacio-historia.com/Salvador%20Hedilla.htm]
Motor Clásico: Diciembre de 1989 (Ernesto Rodríguez Iranzo), pg. 34; Agosto de 1991 (Emilio Polo), pg. 80
Beatriz Pecker & Carlos Pérez Grange: pg. 19
González-Betes: pg. 175
http://www.cantabria102municipios.com/trasmiera/arnuero/personajes.htm
http://www.terra.es/personal2/cecenias/personajes.html
J. Paredes (180908)
Herminio González Rodríguez (en El Ermitaño: http://www.gacetadejagua.cu/herminio/)
Teo Palacios (251112)


No Mirando a Nuestro Daño
(Todos los Pilotos Muertos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada