viernes, 31 de octubre de 2008

Hubert LATHAM (1883 – 1912) Gran Bretaña/Francia

HUBERT LATHAM - CIGARRILLOS FINOS



130208

amigos,

personaje romántico y decadente, Latham fue fiel a un estilo marcado por sí mismo y por la muerte temprana.

Había nacido hace siglo y cuarto.

hastaluego


Hubert LATHAM (1883 – 1912) Gran Bretaña/Francia actualizado 311008

para Vicenta, que me quiso


Oui, ce monde est bien plat; quant à l’autre, sornettes.
Moi, je vais résigné, sans espoir, à mon sort,
Et pour tuer le temps, en attendant la mort,
Je fume au nez des dieux de fines cigarettes.”

["El mundo es bien vulgar; y el otro ¿quién lo sabe?
Sin ilusión, resignado a mi suerte,
para matar el tiempo, esperando a la muerte,
fumo mil cigarrillos, echando el humo a Jove."]

Jules Laforgue (1860-1887)


Piloto de motoras, automóviles, motocicletas, aerostatos y aviones, de corta e intensa vida.

Primo de Jacques Faure, de familia adinerada y afectado por una enfermedad pulmonar incurable entonces, Hubert se dedicó a quemar etapas, buscando emociones fuertes y, quizá, trocar la postración de una lenta y angustiosa agonía por una muerte rápida y heroica. Ello le llevó a entregarse a los citados deportes de riesgo con una vehemencia y una audacia que asombraba a todo el mundo que no estuviera en el secreto. Se ganó el apodo de “Rey de la Tormenta” por insistir en volar en condiciones climáticas imposibles para aquellos frágiles aparatos. Según Munson, en su breve ejecutoria Latham llegaría a ser uno de los grandes pilotos de la Historia.

En realidad, aún no sabía volar cuando, durante una competición de canoas que se celebraba en Monte-Carlo, conoció al ingeniero Léon Levavasseur, quien insistió en que Hubert fuera el piloto de su reciente monoplano Antoinette (por Antoinette Gastambide, la hija del mecenas del proyecto). En un mes, Latham se puso al dìa y logró un récord de duración en vuelo (5 de Junio de 1909: 1 h 7 mn 37 s).

LATHAM en 1909 (colección Jean-Pierre Lawers, en www.earlyaviators.com)

A continuación, quiso cruzar en vuelo el canal de La Mancha, hazaña muy esperada por los aficionados a la aviación y por el público general. El 19 de Julio de 1909 sólo pudo recorrer algo más de 11 Km antes de caer al mar. Lo intentó de nuevo el 27 de Julio, aunque para entonces Louis Blériot ya había logrado el cruce. Latham, por su parte, volvió a caer al mar cuando se hallaba a poco más de mil metros de la costa inglesa.

El Antoinette de LATHAM ha naufragado en el Canal de La Mancha (de RAeS Library, archivo M. J. H. Taylor)

El rescate de LATHAM lo refleja el gran Geo Ham en esta acuarela, aunque no llega a apreciarse en ella que Hubert se encontrara fumando tranquilamente cuando le encontraron (archivo Katherine S. Williamson)

El destructor Harpon rescata al Antoinette IV y salva a su piloto (de www.latham77.fsnet.co.uk, vía Karino)

Más tarde, el mismo año y siempre con el Antoinette IV, obtendría el récord de distancia en circuito cerrado (26 de Agosto, en Béthemy: 154,62 Km) y el de altitud (29 de Agosto, en Reims: 155,0 m, ya con el nuevo Antoinette VIII, V8 de 60 HP); en este mismo meeting de Reims (la Grande Semaine de Champagne) fue 2º en el Prix de Champagne, 2º en el Prix de Vitesse y 3º en el Prix Gordon Bennett.

LATHAM vuela en Reims 1909 con el Antoinette IV (archivo Kenneth Munson)

Soberbia imagen de LATHAM volando en 1909 su Antoinette IV (postcard de 1909, archivo Roy Nagl, en www.earlyaviators.com)

A partir del 23 de Septiembre ejecuta vuelos de exhibición en Berlín, paseándose durante media hora sobre el campo de desfiles de Tempelhof, el futuro aeropuerto protagonista del puente aéreo que salvó del hambre al Berlín occidental en 1948.

El aeropuerto fue creado en 1923, pero cuando las autoridades soviéticas cortaron los accesos por carretera a la ciudad de Berlin, el comandante supremo de las fuerzas estadounidenses en Alemania, Lucius Clay, propuso romper las barreras con sus tanques, puesto que no se podía consentir que el sector occidental de la ciudad quedara asediado por el hambre y el frío. Finalmente, se impuso la idea de abastecerlo por medio de un costosísimo puente aéreo.


Un recuerdo al heroico puente aéreo de Berlín, que suministraba diariamente, en 600 vuelos, 12.000 toneladas de víveres, combustible y medicinas a la ciudad bloqueda. Una de esas gestas que reconcilian al ser humano con la humanidad. Durante 15 meses, día y noche, los arriesgados despegues y aterrizajes de todo tipo de aviones adaptados a la carga se encontraron animados por la expectación y el agradecido júbilo de los niños berlineses (Associated Press y Reuters en "El País", www.zdf.de y © agencia Corbis)

Los ciudadanos berlineses supieron agradecer el esfuerzo. En color, monumento en Tempelhof a la memoria del Puente Aéreo y de las tripulaciones que dieron la vida en el empeño entre el 26 de Junio de 1948 y el 30 de Septiembre de 1949. En la conmemoración del cincuentenario de este acontecimiento, el presidente Bill Clinton denominó "Sinfonía de la Libertad" al permanente ronroneo que emitían los motores de bajas revoluciones de los 600 aviones diarios. Cosas así pudieron ocurrir porque hubo pioneros como Hubert LATHAM (de www.german-way.com)

Justo poco antes del 60º aniversario del Puente Aéreo, el alcalde de Berlín proponía eliminar el aeropuerto de Tempelhof a partir del 31 de Octubre de 2008 por poco rentable. Pero de inmediato surgió un movimiento, encabezado por la asociación ICAT, para conservarlo. Entre los que defendían al aeropuerto se encontraban el arquitecto Norman Foster y la canciller Angela Merkel, quien dijo que se trataba de "Un símbolo de la historia de la ciudad." Es mucho más: es un simbolo de lo mejor que encierra la naturaleza humana. En la fotografía, un legendario Douglas DC-3 Dakota (o C-47 Skytrain), el más genuino representante de los aviones abastecedores, a quienes los berlineses denominaron rosinenbomber (bombardero de Pasas de Corinto, derramador de golosinas) (foto AFP en "El Correo")

Después de 31.068 días en activo, la clausura del aeropuerto de Tempelhof se llevó a cabo el 30 de Octubre de 2008 con el vuelo simbólico de un DC-3 Rosinenbomber (agencia Reuters)

Volvamos a Latham en 1909. En Châlons, el 1 de Diciembre, sube hasta 453 m, nuevo récord que batirá él mismo el 7 de Enero de 1910 con 1.050 m. Poco despúes se haría con la plusmarca de velocidad (23 de Abril, en Nice: 77,58 Km/h) y elevaría sucesivamente la de altura hasta los 1.384 m (el 7 de Julio, en Reims). En Noviembre, los vuelos los hace en Baltimore.

Hubert LATHAM sobrevuela Baltimore en Noviembre de1910 (colección Gerald Herriman en www.earlyaviators.com)

Latham se involucró en la creación del siguiente modelo Antoinette, denominado por ello Antoinette-Latham Monobloc. Era otro monoplano de diseño avanzado a su tiempo, puesto que el bastidor se hallaba revestido de finas planchas de aluminio en lugar del habitual entelado de lino, las alas eran de estructura cantilever sin tirantes de arriostramiento, y el tren de aterrizaje se hallaba carenado.

El Antoinette-Latham Monobloc, también conocido como Antoinette Monoplane Militaire, tan elegante con sus limpias superficies metálicas, parecía mucho más moderno que otros modelos posteriores (del "Gran Atlas de la Aviación")

A pesar de sus virtudes, el aparato, apto para tres plazas, fracasó en su intento de interesar al Departamento de la Guerra, aunque se presentó en el Concours Militaire de Reims 1911. El principal problema radicaba en que el típico motor V8 Antoinette de 50/60 HP libraba una potencia insuficiente para los 1.350 Kg que pesaba el monoplano a plena carga.

LATHAM acaricia con sus manos enguantadas los mandos del Antoinette (colección Jean-Pierre Lawers, en www.earlyaviators.com y en www.latham77.fsnet.co.uk)

Hubert Latham perseveró en su forma extrema de vida, taraceada con los accidentes, aterrizajes y amerizajes forzosos que hemos visto, amén de otros percances variados de los que, invariablemente, salía ileso. La muerte se hacía esperar, no acudiendo a la cita hasta el martes 16 de Julio de 1912 en África Ecuatorial, donde Hubert participaba en una partida de caza mayor y fue mortalmente atacado por un búfalo herido.

Como cuando se paseaba por los aires en sus intentos de récord de duración o cuando fue rescatado de las aguas del Canal de la Mancha, los que llegaron a auxiliarle le encontraron con un cigarrillo humeante entre los dedos

Este monumento a Hubert LATHAM se encuentra en el camino de la costa, entre Sangatte y Wissant (de www.latham77.fsnet.co.uk, vía Karino)

Hubert LATHAM (1883–1912)
(de images.google.es, vía Karino)


Kenneth Munson: pg. 19
Ases de la Aviación: pg. 355
www.earlyaviators.com/elathhub.htm
http://www.latham77.fsnet.co.uk/
Juan Paredes (130208)

No Mirando a Nuestro DaÑo
(Todos los Pilotos Muertos)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada